Juan Sebastián Chamorro dice que apoya el pluralismo político, pero advierte que puede ser una trampa para dividir a la oposición

El político opositor reconoció que a partir del 19 de abril de 2018 surgieron diversos movimientos que tienen derecho a solicitar una casilla, incluso la misma Alianza Cívica.

Juan Sebastián Chamorro, director ejecutivo de Funides. LAPRENSA/R. FONSECA

El director ejecutivo de la organización opositora Alianza Cívica, Juan Sebastián Chamorro, manifestó este miércoles que sería sana la proliferación de nuevos partidos políticos, pero explicó que en el actual contexto político es más necesaria la unidad frente a la dictadura de Daniel Ortega, porque se puede caer en la trampa de dividir a la oposición.

Le puede interesar: Roberto Courtney advierte sobre las artimañas de Daniel Ortega en negociaciones políticas

«Yo creo que en la medida que pueda haber pluralismo político es una buena señal de salud para la democracia, tomando en cuenta sin embargo una cosa muy importante: que una cosa es que se puedan conseguir estas casillas y estos espacios electorales, pero lo importante es ir unificados, porque la estrategia podría ser dividir», dijo Chamorro al concluir la conferencia de prensa de un grupo de abogados independientes, defensores de presos políticos.

Lea También: Estas son las acciones con las que la oposición en Nicaragua busca sacar del poder a Daniel Ortega

El político opositor reconoció que a partir del 19 de abril de 2018 surgieron diversos movimientos opositores que tienen derecho a solicitar una casilla para participar en unos eventuales comicios, pero, pero también valoró que se debe hacer una reforma electoral.

«Debe existir la libertad plena del ejercicio político y eso incluye la existencia de casillas nuevas. Hay muchas expresiones, particularmente en los territorios, pero también a nivel nacional, que han surgido a partir del 19 de abril y yo creo que es conveniente, es sano, es saludable, es bueno para la democracia, que se abran a opciones de casillas nuevas, inclusive, por qué no decirlo, para la Alianza Cívica como una organización política», reafirmó Chamorro.

Lea Además: Estas son las reformas electorales que propone la Alianza Cívica para Nicaragua

El poder electoral de Nicaragua, que entre sus funciones tiene otorgar personería jurídicas a las organizaciones que lo soliciten, no tiene credibilidad política porque está controlado por el partido gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), que dirige el dictador Daniel Ortega.

“No al circo electoral”, se leía en varias pancartas durante la marcha convocada por Movimiento Ciudadanía Leonesa Unida por la Democracia en Nicaragua.
LA PRENSA/E.LÓPEZ

Desde 2008 el Consejo Supremo Electoral (CSE) comete fraudes electorales que han mantenido en el poder a Daniel Ortega durante los últimos 12 años. Una de las estrategias electorales de la dictadura de Ortega para aplastar a la oposición ha sido quitar personerías jurídicas a las organizaciones opositoras más fuertes y a las que venían cobrando popularidad entre la ciudadanía.

Lea También: CSE y CSJ verdugos de opositores en Nicaragua

Es por eso que una de las principales demandas de la oposición política es reformar el sistema electoral, para que las votaciones vuelvan a tener credibilidad en el país.

«Una de las cosas que hemos planteado como fundamental ha sido que aquí tiene que haber reformas electorales, para que no se vuelvan a robar las elecciones, para que aquí tenga confianza el votante de que al depositar en la urna ese voto va a ser contado,  con una irrestricta observación (electoral) nacional e internacional», expresó Chamorro.

El político opositor también mencionó la importancia de abolir el sistema bipartidista que llevó a crear la dictadura de Ortega.

Arnoldo Alemán y Daniel Ortega estudiaron en el mismo instituto y se conocieron en el barrio San Antonio. LA PRENSA/ Archivo
El expresidente Arnoldo Alemán y el actual mandatario Daniel Ortega, aliados políticos. Gracias al pacto de ambos, volvió al poder el sandinista en Nicaragua. LA PRENSA/ Archivo

«Tiene que haber competencia, tiene que haber la mayor cantidad de personas que quieran participar en política y que tengan la posibilidad de abrir un partido político. Nosotros anteponemos el tema de las elecciones a la necesidad de reformas electorales que dinamicen estas reglas del juego, porque así como está es; tigre suelto con burro amarrado», agregó Chamorro.

Lea También: Reforma electoral de UNAB se centra en abolir el bipardismo y la «partidocracia» que abrió la puerta a la dictadura de Daniel Ortega

El país vive en crisis desde el 18 de abril de 2018, cuando comenzó la represión contra las protestas civiles, que demandan la salida de Ortega del poder. Más de 328 personas han muerto por la represión del Estado, según un informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: