Liberan a hermanos acusados de fracturar un brazo a un empleado del hospital de Matagalpa

Julio César y Fernando José Sequeira López deben pagar 30,000 córdobas a Leonel Esaú González Ibarra, quien figuraba como víctima en el proceso penal y quien presuntamente pedía más dinero, lo que retrasaba el acuerdo.

Los hermanos Fernando José y Julio César Sequeira López. LA PRENSA | LUIS EDUARDO MARTÍNEZ M.

Los hermanos Julio César y Fernando José Sequeira López, reconocidos barberos y músicos matagalpinos, fueron liberados la noche de este miércoles 6 de noviembre, tras llegar a una mediación con un empleado del hospital de Matagalpa a quien supuestamente lesionaron un brazo en un pleito, por lo que estuvieron 12 días en las cárceles de la delegación departamental de la Policía Orteguista (PO).

En virtud de la mediación, los hermanos Sequeira deben pagar 30,000 córdobas a Leonel Esaú González Ibarra, quien figuraba como víctima en el proceso penal y quien presuntamente pedía más dinero, lo que retrasaba el acuerdo.

Puede interesarle: Sacerdote de Sébaco denuncia suspensión ilegal del servicio eléctrico al Hogar de Ancianos San Francisco de Asís

Tras un juicio concluido el 25 de octubre recién pasado, el juez segundo local penal de Matagalpa, Raúl Acevedo Lara, declaró la culpabilidad de los hermanos Sequeira, aunque Julio César considera que “las versiones de ellos (testigos de cargo en el juicio) fueron todas contradictorias”, respecto de las circunstancias en las cuales ocurrieron los hechos.

Este jueves, los hermanos Sequeira, conocidos músicos en la ciudad, también pudieron reanudar sus labores en una pequeña barbería que ahora tienen en la casa de sus padres en el barrio Palo Alto, en la zona céntrica de Matagalpa, donde fueron visitados por decenas de familiares y amigos que llegaron a solidarizarse con ellos.

“Fue algo duro lo que vivimos allí en la cárcel, fueron 12 días que parecieron una eternidad”, comentó Fernando José. En tanto, Julio César admite que todo el problema “fue entre vecinos de toda la vida”.

Lea Además: Matan a cuchilladas a un hombre en el barrio Juan Pablo II, Matagalpa

Los hechos ocurrieron la noche del 7 de abril, aunque la Fiscalía acusó hasta el 31 de julio, señalando que los Sequeira junto a González estaban tomando licor afuera de la casa de Hamilton Martínez, a unos 30 metros de la casa de los acusados.

En determinado momento, Martínez “puso música testimonial, lo que molestó a los acusados”, refiere la acusación de la Fiscalía, agregando que empezaron una discusión en la que “la víctima” fue llamado “sapo”. González declaró en juicio que supuestamente Julio le torció el brazo.

Sin embargo, Julio César contó que “el muchacho (González) se enredó con mi hermano y se cayó y se golpeó el brazo en el suelo y en ningún momento lo toqué. Eso lo dijo una de las testigos que casualmente es prima de la víctima”.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: