Ilustración: Luis González

Grandes crímenes | La joyera que fue hallada carbonizada en Kukamonga, uno de los crímenes más escabrosos en los años 70

Juana Moreno recibió una llamada. Alguien le decía que su esposo y sus dos hijos habían tenido un accidente de tránsito y murieron. Era mentira, era el camino a su muerte

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: