Carazo

Dos patrullas de la Policía Orteguista cargada de las fuerzas especiales, asediaron este viernes el templo San Antonio de Jinotepe, donde se realizó una misa para conmemorar los 16 meses de la masacre del 8 de julio de 2018. LA PRENSA/MYNOR GARCÍA.

Policía Orteguista asedia a familiares en una misa para recordar a los asesinados en Carazo

Antes de iniciar la eucaristía, los policías rodearon el barrio San Antonio, donde se ubica la parroquia y en cada esquina requisaban a los peatones y a la feligresía. A los vehículos, no se les permitió el paso.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: