Gustavo Porras convoca a fanáticos orteguistas a estar «pendientes de cualquier acción del enemigo»

"Estamos reunidos para que sepan los peleles que estamos todos unidos y que nosotros no vamos a permitir que jueguen con nuestro país y con las conquistas alcanzadas", expresó Porras, sancionado por Estados Unidos por promulgar leyes represivas de los derechos humanos.

Gustavo Porras, presidente sin facultades de la Asamblea Nacional de Nicaragua, convocó este lunes a las «fuerzas revolucionarias sandinistas» a estar «pendientes» de «cualquier acción del enemigo» ante una situación que se pudiera vivir en el país parecida a la crisis de Bolivia, con el objetivo de defender y «sostener» la revolución.

«Estamos sosteniendo la revolución con la guía del comandante Daniel y compañera Rosario», declaró Porras, sancionado por los Estados Unidos y Canadá por violaciones a los derechos humanos y corrupción.

Porras, quien se reunió con los distintos  movimientos sindicales sandinistas, calificó la renuncia de Evo Morales como un «Golpe de Estado», y manifestó que si «no actúan», en el país sucederá lo mismo que como en Bolivia.

«No nos podemos quedar aquí. Por eso está reunión, porque hemos acordado convocar a todos las fuerzas de la revolución a tensar al máxino nuestra fuerzas, a movilizarnos, a mantenernos movilizados, a estar pendiente de cualquier acción del enemigo. Si aquí nosotros no actuamos, ellos quisieran actuar ahorita como en Bolivia», dijo eufórico Porras.

Lea Además: Gustavo Porras endiosa a Daniel Ortega: «es la síntesis de los sentimientos de este pueblo nicaragüense»

El régimen orteguista califica de «Golpe de Estado» lo sucedido en Bolivia, cuando en realidad Morales se vio obligado a renunciar a su cargo en medio de una presión social y política luego que la Organización de Estado Americanos (OEA) afirmara que hubo fraude en las elecciones del pasado 20 de octubre.

«Estamos reunidos para que sepan los peleles que estamos todos unidos y que nosotros no vamos a permitir que jueguen con nuestro país y con las conquistas alcanzadas», expresó Porras.

Pero Porras no es el único que ha pregonado el «amor y paz» del que habla la pareja dictatorial. Carlos Fonseca Terán, el hijo del fundador del Frente Sandinista de Liberación Nacional, amenazó a través de Twitter que «los revolucionarios están armados».

 

Puede interesarle: ¿Por qué Bolivia pudo sacar del poder a Evo Morales y Nicaragua no ha logrado expulsar a Ortega?

Murillo: «Seguimos luchando por la paz»

Mientras los fanáticos de la dictadura orteguista amenazan e intimidan a la persona que disienta de sus pensamientos, Rosario Murillo, siguiendo la línea defensiva del régimen, expresó este lunes en su acostumbrada intervención del mediodía de este lunes, que seguirán «luchando por la paz en Nicaragua, ante los sucesos de odio vividos en Bolivia».

Lea También: Donald Trump asegura que la renuncia de Evo Morales es una señal para el régimen de Nicaragua y Venezuela

El discurso de Murillo, de casi 40 minutos, se basó mayormente en la situación de Bolivia para intentar convencer a sus partidarios de que lo ocurrido en Bolivia fue un «golpe de estado». «Seguimos luchando, porque eventos como lo que hemos vivido en este fin de semana, golpe de estado, interrupción por agresión, por violencia inusitada de los procesos democráticos de los pueblos cercenan nuestro derechos, pero sabemos que ni pueden, ni podrán, porque es inmensa la fuerza espiritual de nuestro pueblo», manifestó.

Murillo refirió que los pueblos de América fueron «liberados hace siglos» y que «la esclavitud fue una infamia de los imperios», haciendo alusión a la supuesta injerencia que realiza Estados Unidos en los países de la región. «Que escuchen, que escuchen esos racistas, esos proimperialistas, esos sicarios, esos imperios que escuchen, estamos en la lucha», dijo Murillo.

Puede interesarle: Camisetas que dicen «Plomo», la nueva forma en que la dictadura promueve el odio en las calles de Managua

La también sancionada por EE.UU. por violaciones a derechos humanos, amenazó a la parte opositora nicaragüense, manifestando que en el país no quieren «vende patrias» y que «pagarán» por los prácticas terroristas y de destrucción que realizaron.

«Nicaragua desterró la violencia, la maldad, la perfidia porque Nicaragua no quiere a los vende patrias de siempre, por estirpe, por raza, no los quiere este pueblo, no quiere ni destructores, ni vende patrias ni traidores. Ni aquellos que a través de sembrar con prácticas terroristas el caos, y de traernos destrucción y atraso en nuestros caminos de desarrollo… se enfrentarán a la justicia, porque no pudieron ni podrán, y por esos crímenes y destrucción algún día pagarán», aseveró.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: