Economía de Nicaragua atrapada en una profunda recesión: PIB caerá 1.1% el próximo año, según Funides

Estas estimaciones son contrarias al gobierno, que para el año 2020 prevé un crecimiento del PIB de 0.5 por ciento y para este año una caída de 3.5 por ciento

El Gobierno incorporó la semana pasada unos 7,800 millones de córdobas provenientes de la reforma tributaria al Presupuesto General de la República 2019, impulsado principalmente por mayores ingresos aportados por el Impuesto sobre la Renta. LA PRENSA/ARCHIVO

En el 2020 la economía de Nicaragua seguirá atrapada en la recesión, luego que el Producto Interno Bruto (PIB) experimente una caída de 1.1 por ciento, tras contraerse 5.4 por ciento este año, según pronosticó ayer la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides).

La economía será otra vez lastrada por el consumo interno, el gasto público, las exportaciones, la inversión fija.   El PIB se verá ligeramente favorecido al menos en términos estadísticos por un comportamiento negativo de las importaciones. Generalmente cuando este último indicador repunta, suele restarle al ingreso bruto.

Estas estimaciones son contrarias al gobierno, que para el año 2020 prevé un crecimiento del PIB de 0.5 por ciento y para este año una caída de 3.5 por ciento, según el proyecto del Presupuesto General de la República 2020.

Lea también: Funides advierte que proyecciones del Banco Mundial significan más desempleo y pobreza en Nicaragua

Funides admite que sus estimaciones se han visto afectadas por el “apagón estadístico” aplicado por el Gobierno, por lo que aclaró que las mismas están basadas con información que han recopilado entre varios agentes económicos.

Y aunque el centro de pensamiento identificó ayer algunos signos positivos para la economía, como una inflación controlada, exportaciones y remesas creciendo, el déficit fiscal estable, depósitos bancarios creciendo y el crédito cayendo a menor ritmo, advirtió de riesgos que pueden descarrilar sus proyecciones en el 2020, de una caída menos abultada que este año.

Los riesgos son grandes

Entre los riesgos vislumbra un empeoramiento de la violencia contra nuevas manifestaciones cívicas, mayores dificultades en la obtención de financiamiento en el sector público, además del creciente déficits del INSS y empresas públicas.

Asimismo considera como riesgo las nuevas medidas de política económica de carácter pro-cíclico, la incertidumbre en el otorgamiento del crédito al sector privado y la desmejora en la calificación de riesgo país.

A esto se suma factores externos de riesgos, como una posible desaceleración o recesión de la economía de Estados Unidos, la reducción en los precios internacionales de las materias primas y nuevas resoluciones en el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Lea además:Los números del Presupuesto General de la República 2020 que «arrodillaron» a Ortega ante la comunidad internacional

En el plano ya más estadístico, se prevé que el consumo caiga el próximo año 0.4 por ciento, después de contraerse en el 2019 aproximadamente 5.9 por ciento; esto estaría asociado con una disminución de la actividad comercial y el crédito del consumo.

Pero las previsiones son más negativas en el gasto público, que debido a la falta de nuevo financiamiento se estima una caída de 7.7 por ciento en el 2020.

En el caso contrario la inversión fija, que incluye inversión extranjera y nacional, al cierre de este año se espera que se contraiga un 27.7 por ciento, pero ya el próximo año se verá una recuperación del 6.8 por ciento, pero esto no implicará nuevos flujos de inversión desde el exterior, sino de reinversión que están haciendo las empresas.

Puede interesarle:Banco Central incumple el cronograma de publicaciones y esconde el desastre económico en Nicaragua

Exportaciones e importaciones

Sobre las exportaciones, Funides considera que al término de este año habrá un ligero crecimiento del 1.3 por ciento, pero el próximo año debido al impacto que tuvo este año sobre la producción la reforma fiscal en el precio de los fertilizantes y agroquímicos, en el 2020  posiblemente caerán un 3.1 por ciento.

En el caso de las importaciones, el comportamiento se mantendrá en terreno negativo, en el 2018 cerró en -14 por ciento, este año se estima que caerá un 5.9 por ciento y en el 2020 será de -1.7 por ciento.

Apagón informativo

Funides también dio a conocer que ha sido difícil evaluar el panorama económico de Nicaragua, porque persiste la ausencia de información oficial, lo que ha generado mayor incertidumbre.

En esa misma línea se pronunció el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) ayer mediante un comunicado señaló que información importante que tiene que publicar el gobierno sigue sin presentarse.

“Los datos económicos relevantes -algunos de los cuales no se dan a conocer públicamente- evidencia que el país enfrenta su mayor crisis económica”, dijo en su comunicado Cosep.

Funides realizó sus cálculos 2020 en un contexto de menos manifestaciones cívicas, el comportamiento de los depósitos ha cambiado, no se vislumbra una nueva negociación en 2020, la ejecución gradual de sanciones individuales se mantiene, al igual que se mantienen la incertidumbre y ausencia de información estadística.

Además no prevé una recuperación de la inversión extranjera, el turismo y la cooperación internacional a los niveles observados previo a la crisis.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: