Parapolicías del «Frente Norte Carlos Fonseca Amador» amenazan a opositores con «aniquilarlos totalmente»

Los hombres, encapuchados y usando pañoletas rojo y negro, aseguraron estar preparados "para enfrentar cualquier acción golpista que quieran realizar y que no vuelvan a causar un desorden político, económico y social"

Cubriéndose el rostro con capuchas y utilizando vestimentas tipo militar, un grupo de hombres del autodenominado grupo “Frente Norte Carlos Fonseca Amador, Defensores de La Paz” amenazaron este miércoles a los opositores al régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo con «aniquilarlos totalmente» si realizan un levantamiento en contra del dictador y respaldaron al Ejército de Nicaragua y la Policía Orteguista «ya que ellos continuamente han respetado la Constitución Política de Nicaragua».

“Le decimos al pueblo nicaragüense que somos el mismo pueblo organizado, que estamos y estaremos dispuestos y en pie de lucha; y no vamos a permitir que nuestras conquistas que hemos alcanzado por la buena dirección de nuestro gobierno, que dirige nuestro presidente comandante Daniel Ortega, sean arrebatadas. Estamos alertas ante cualquier acción golpista para aniquilarlos totalmente. Si levantan la mano, se las bajaremos», decía el comunicado que fue leído por uno de los miembros.

Lea También: Juan Carlos Ortega Murillo amenaza a opositores y empresarios citando a Sandino: «La libertad no se conquista con flores sino a balazos»

Los hombres, que en su mayoría utilizaban pañoletas de color rojo y negro, aseguraron estar preparados «para enfrentar cualquier acción golpista que quieran realizar y que no vuelvan a causar un desorden político, económico y social», al tiempo que anunciaron acciones  en contra de «los ejecutores de este golpismo». «No nos hacemos responsables de cualquier acción a las familias también que están involucradas», dijeron además.

El pronunciamiento del “Frente Norte Carlos Fonseca Amador, Defensores de La Paz” se suma a las declaraciones de otros fanáticos orteguistas que han mostrado su respaldo al dictador Daniel Ortega, tras conocerse la renuncia de Evo Morales a la presidencia de Bolivia, donde aseguran que las Fuerzas Armadas y la Policía perpetraron un «golpe de Estado».

Lea Además: Gustavo Porras reitera que no hay relevo en el Frente Sandinista: «Desde ya nos preparamos para el triunfo de Daniel en el 2021»

Utilizan sede del Ministerio de Gobernación

Para leer su proclama de odio, el grupo de unos 49 parapolicías que comanda Víctor Manuel Gallegos, alias “Pedrito el Hondureño”, – quien el 21 de julio de 1993 lideró el millonario asalto a varios bancos de la ciudad de Estelí -, utilizaron las oficinas departamentales del Ministerio de Gobernación (Migob) en Estelí, una de las casas comando desde donde operan desde hace un año.

A los hombres a diario se les ve agrupados en ese local limpiando armas de fuego (fusiles AK, pistolas y revólveres calibre 38, 357, Mágnum, Makarov y Browning 9mm) y saliendo a operar en camionetas propiedad de la Administración de Rentas, Alcaldía de Estelí, Ministerio de Gobernación,  en plan de vigilancia, para impedir que nadie se manifieste públicamente en contra de la dictadura.

Puede interesarle: Embajador de Alemania en Nicaragua: «Pensamos que cuando hay una crisis, que ésta se resuelva con medios pacíficos»

De igual manera lo hace otro grupo de parapolicías, en su mayoría antiguos combatientes históricos del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), así como funcionarios y empleados del Estado, los que operan abiertamente con el apoyo de delegados de varias instituciones del gobierno, el alcalde orteguista Francisco Valenzuela y la Policía Orteguista (PO) del departamento de Estelí.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: