El hijo del “Pulpo” Espinoza quiere hacer su propia historia en el voleibol

El sueño del "Pulpito" es conseguir una beca deportiva en alguna universidad para destacarse no solo en el deporte sino también en lo profesional. 

A sus 16 años, Denis Benjamín Espinoza Meléndez es imposible pase desapercibido sobre todo cuando está en la cancha y le dicen “el Pulpito”, a como le llaman cariñosamente, un apodo que acarrea por su internacionalmente conocido papá, el futbolista Denis “el Pulpo” Espinoza, a quien quiere emular.

Recientemente, “el Pulpito” sonó con fuerza al representar al país por vez primera en el Campeonato Centroamericano Sub-19 de Voleibol Masculino en el Polideportivo Alexis Argüello, de Managua.

Desde pequeño Benjamín empezó la práctica del futbol, pero con el tiempo se fue enamorando del voleibol, a donde espera llegar

“Me dicen pulpito por mi papá. Desde pequeño empecé a jugar futbol, pero cuando conocí el voleibol me empezó a gustar más. Recuerdo iba a ver entrenar voleibol a mi hermana Cristina y fue así como me empezó a llamar más la atención este deporte”, confesó el jovencito.

En el Centroamericano Sub-19 de Voleibol, «el Pulpito» aportó 31 puntos y uno de los más orgullosos fue su papá «el Pulpo» Espinoza.

«Cuando vi a mi hijo jugar sentí una emoción muy grande, una gran felicidad y sobre todo mucho orgullo de saber que mi hijo iba a representar al país jugando voleibol en el Centroamericano. La verdad eso llena de orgullo a cualquiera y no solo porque sea mi hijo, sino porque creo es un sentimiento que siente todo padre de familia al ver a sus hijos ir logrando sus objetivos», expresó el orgulloso papá.

Benjamín asegura que se sintió feliz que su papá Denis Espinoza, su mamá Yira María Meléndez García y su hermana Cristiana Espinoza Meléndez lo vieran en su debut como seleccionado.

«Sí, vinieron a verme. Fue mi primera selección y torneo, fue una experiencia bonita. Al inicio habian muchos nervios, pero luego los pude controlar. Para mí hicimos un buen trabajo, sin embargo, no nos salieron las cosas, pero seguiremos trabajando», dice el chavalo originario de Carazo.

Denis «el Pulpito» Espinoza (2) durante el Campeonato Centroamericano Sub-19 de Voleibol Masculino hace unas semanas en Managua. LA PRENSA/CORTESÍA CARLOS MONTEALTO/FNVB.

Como su papá

El jovencito, de posición atacante, asegura que sueña con ser como su papá «Pulpo» Espinoza.

«Me provoca orgullo ser hijo de alguien como él (mi papá). Me dice que siga adelante y que haga lo que me gusta, que le eche ganas. A la gente le llama la atención que me digan Pulpito y me preguntan siempre si soy hijo de Denis Espinoza. Me gustaría ser como mi papá, un atleta de peso en el deporte. Admiro de él su esfuerzo y perseverancia», dice «el Pulpito», quien tuvo en la selección de compañero a su primo Iker Espinoza.

Actualmente, Benjamín estudia cuarto año de secundaria en donde está empezando también a aprender baloncesto.

«Sí, este es mi deporte, el voleibol, y pienso seguir reforzando mis conocimientos para volver a representar al país», afirma con alegría el adolescente.

Espinoza padre contó que su hijo comenzó jugando futbol y empezó jugando la misma posición que él, portero. «Se le daba mucho eso, tenía talento, tenía buen salto, e imaginé que podía llegar a ser portero. Entonces empecé a aconsejarlo de que tenía una gran responsabilidad, pues tarde o temprano iban a ver comparaciones y le decía que tenía que tener carácter, pues la portería es bastante complicada y de mucha responsabilidad. Pero luego cuando vi que le empezó a jugar  voleibol, empecé a apoyarlo y eso es lo que aconsejo a los padres que apoyen a sus hijos en el deporte, porque es una de las mejores cosas para que los hijos se entretengan de manera sana. Y si tiene talento que sigan adelante para ser profesionales en el deporte».

Como atacante, Denis «el Pulpito» Espinoza (2) aportó 31 puntos en el Campeonato CA Sub-19 de Voleibol en Managua. LA PRENSA/CORTESÍA CARLOS MONTEALTO/FNVB.

Los consejos

Como toda padre, Denis aconseja su hijo si realmente quiere llegar largo como se lo ha propuesto.

«El consejo que le puedo dar a mi hijo para que crezca y mejore en el deporte es la receta de siempre; tener disciplina, dedicación, trabajar al ciento por ciento, mejorar y aprender día a día, mantener la humildad y tratar de cometer los menos errores que se puedan. Que también tenga respeto con sus compañeros y entrenadores, que se preocupe por competir con él mismo para ser mejor cada día y forme su carácter. Sobre todo, tener fe en Dios pues es quien abre las puertas y se aleje de cualquier vicio», manifestó «el Pulpo», quien finalizó agradeciendo a los entrenadores Osman Hernández, Bayardo Navarrete, René Quintana, Luis «el Gato» y Justo Morales  por el apoyo a su hijo en el voleibol.

El sueño del «Pulpito» es conseguir una beca deportiva en alguna universidad para destacarse no solo en el deporte sino también en lo profesional.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: