Hermanos acusados de asesinar y quemar a su primo en un basurero apelan sentencia ante el TAM

La defensa de los hermanos dijo a los magistrados que la sangre hallada en la camioneta no fue identificada y dijo que los hermanos como son comerciante van al matadero, en alusión al tipo de sangre en el vehículo

Tribunal de Apelaciones

Los magistrados de la Sala Penal Dos del TAM no dieron fecha sobre su resolución contra los hermanos Pablo y Francisco Bravo. HOY/Alejandro Flores

Los abogados defensores apelaron la sentencia de 27 años de cárcel que una juez les impuso a los hermanos Francisco José y Pablo Antonio Bravo Rodríguez por el asesinato agravado y profanación de cadáver en perjuicio de su primo José Mercedes Hernández Bravo, de 23 años.

La sangre hallada en la camioneta de dos hermanos acusados de asesinar a un primo, según el abogado defensor Henry García, no pertenecería a la víctima, porque la prueba científica no determinó el tipo de sangre.

“Cuando registraron (la Policía) el vehículo (de los hermanos Francisco y Pablo Bravo Rodríguez) se estableció con la prueba de luminol que hay sangre, pero no indican el tipo de sangre. Los (hermanos) son comerciantes y van al matadero, son de vaca”, dijo el abogado defensor García a los magistrados de la Sala Penal Dos del Tribunal de Apelaciones de Managua (TAM), en audiencia de apelación.

Lea También: Hallan el cuerpo de un hombre calcinado y atado de pies y manos en Sabana Grande

“Ninguna prueba científica vincula a los acusados en el hecho; en el caso de Francisco, un policía dijo en el juicio que este ayudó a amarrar el cuerpo, pero el muchacho no estuvo en el lugar del hecho”, según García, quien agregó que ni siquiera los videos muestran que la camioneta sea de los hermanos acusados.

El representante del Ministerio Público expresó que en el juicio quedó demostrada la participación de los acusados: “Pablo le dio las estocadas a la víctima y Francisco lo amarró; también se demuestra con los videos, cuando sale la camioneta de la casa de los acusados y cuando se dirige al lugar donde llevaron a la víctima”, dijo el fiscal acusador.

El cuerpo fue descubierto en horas de la mañana del 26 de noviembre de 2018, por caponeros que pasaron por el lugar. LA PRENSA/Wilih Narváez

Fundamentos de la sentencia judicial

La sentencia contra los hermanos Bravo Rodríguez la dio a conocer la juez Sexto Distrito Penal de Juicio, Araceli Rubí, quien informó que la pena quedará extinguida el 26 de noviembre de 2045.

La judicial detalla en la sentencia que los hermanos primero deberán cumplir 25 años de encierro por el asesinato agravado de su primo y una vez concluida esta pena, deberán seguir dos años guardados por haber quemado el cuerpo del joven en un basurero (delito de profanación de cadáver).

Puede Interesarle: Policía dice que asesinato de un hombre calcinado en Sabana Grande fue por el robo de un celular

La juez Rubí destaca en la sentencia que los hermanos actuaron con saña al momento de cometer los hechos porque primero asesinaron a su primo José Mercedes Hernández de tres cuchilladas, dos de las cuales fueron mortales al perforarle el pulmón izquierdo y la otra los vasos sanguíneos del cuello.

A los sujetos no les fue suficiente haber privado de la vida a su primo, pues después fueron a tirar el cuerpo a un basurero, donde lo quemaron.

El día que privaron de la vida a la víctima, la última llamada telefónica que hizo fue a su esposa a eso de las 6:00 de la tarde del 25 de noviembre de 2018, y le manifestó que estaba en la casa de sus primos. Esa llamada telefónica que hizo la víctima José Mercedes Hernández a su esposa, lo ubicó en la casa de los hermanos Bravo Rodríguez, momentos antes de que los sujetos lo asesinaran.

En la sentencia se detalla que otra prueba contundente contra los hermanos Bravo Rodríguez son los videos que presentó en juicio la Fiscalía.

Camioneta de los hermanos habría circulado con la víctima en una caja

En uno de los videos de una pulpería se ve que de la casa de los hermanos, a eso de las 11:40 de la noche del 25 de noviembre de 2018, en el barrio Milagro de Dios, salió una camioneta blanca en la que iban tres personas. La tercera persona era un adolescente.

En otro video se observa una caja de cartón en la tina de la camioneta en la que iba el cuerpo de la víctima. También se ocupó a los hermanos ropa, dos cuchillos y la camioneta, todos con manchas de sangre que corresponden a la víctima.

El horrendo crimen ocurrió en la casa de los hermanos en el barrio Milagro de Dios, en Managua.

Decomiso de camioneta y arma de fuego

En la sentencia, la juez Rubí ordena el decomiso a los hermanos de: un revólver marca Taurus, con seis cartuchos, color cobrizo, otro revólver, calibre 22 marca Magnum, sin percutar. Además, una camioneta doble cabina, color blanco, Mitsubishi, placas M 211 680; en este vehículo fue que los hermanos trasladaron el cuerpo de su primo.

Lea Además: La metamorfosis de Francisco Sarria, el diputado acusado de narcotráfico

El abogado Henry García solicitó a los magistrados que las armas y vehículos sean devueltos; también denunció que el día de la captura de los hermanos, la Policía se llevó más de 2 mil dólares, que nunca regresaron.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: