Ortega quiere obligar a empresarios a regresar a su redil, dicen opositores

El régimen orteguista ha mantenido los últimos días una campaña de amenazas contra la oposición y el sector empresarial

Daniel Ortega y su mujer, Rosario Murillo durante un acto en el que conmemoraron el 43 aniversario de la muerte de Carlos Fonseca Amador. LAPRENSA/TOMADO DEL 19DIGITAL

Los seguidores, funcionarios y familiares del dictador Daniel Ortega han mantenido los últimos días una campaña de amenazas contra la oposición y el sector empresarial.

La última acción fue este miércoles por parte de uno de los hijos del dictador, Juan Carlos Ortega Murillo, quien se plantó de noche frente a la sede del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) y dijo que “la libertad no se conquista con flores, sino a balazos”, citando una frase del general Augusto C. Sandino.

Lea además: Daniel Ortega amenaza con guerra para evitar el mismo destino de Evo Morales

Ortega Murillo llegó al Cosep con un grupo de menos de diez personas que llevaban una pancarta donde se leía en letras grandes: “No al golpismo somocista”. Leyó un comunicado en el que tildó a los empresarios de “enemigos de la democracia real y la justicia social” y expresó que el gremio empresarial “representa los intereses de quienes se han declarado enemigos del pueblo”.

Por su parte, el Cosep emitió este jueves un comunicado confirmando que “el Gobierno y sus estructuras partidarias han iniciado una campaña mediática y acciones públicas caracterizadas por amenazas graves que promueven la cultura de intolerancia, el odio y la muerte”.

Todo comenzó con discurso de Ortega

El presidente de la Cámara de Comercio Americana de Nicaragua (AmCham) y miembro de la opositora Alianza Cívica, Mario Arana, observó que estos ataques comenzaron el viernes pasado, con el discurso de Daniel Ortega en el que insultó al sector privado. En ese discurso, el dictador dejó a entrever que el sector empresarial puede regresar a la alianza con el gobierno, pero bajo la condición de no meterse en política.

Lea también: Cosep responsabiliza al régimen «de cualquier daño físico a la integridad de nuestros dirigentes»

Arana manifestó al respecto que ese “modelo antiguo de alianza fracasó” y aseguró que el sector empresarial no retrocederá en su postura de buscar una salida política a la crisis que vive el país, desde que Ortega comenzó a reprimir las protestas civiles.

“Sin una solución política no hay salida a la crisis económica. Es totalmente desatinado pretender que Ortega pueda ofrecerle futuro al país y al empresariado sin antes realmente comprometerse seriamente con la institucionalidad democrática que este país está demandando y requiere”, expresó Arana vía telefónica.

Ortega quiere obligar a los empresarios a volver a su lado

La exguerrillera y opositora Dora María Téllez manifestó que Ortega quiere obligar a los empresarios a que vuelvan a ser sus aliados, porque sabe que la economía se está desmoronando por la crisis.

Puede interesarle: Hijo de Daniel Ortega amenaza a opositores y empresarios citando a Sandino: «La libertad no se conquista con flores sino a balazos»

Según Téllez, para lograr eso Ortega ha venido aplicando medidas coercitivas como la reforma fiscal y la reforma a la seguridad social, que afectan a los empresarios con más impuestos; y también con amenazas, asedio, tomas de propiedades. Lo último ha sido la entrada en escena del sancionado presidente de la Asamblea Nacional, Gustavo Porras, levantando los ánimos de un grupo de veteranos que se presentan como líderes sindicalistas; y también de Juan Carlos Ortega, que, según Téllez, “es un niño rico jugando a hacer un piquete” frente al Cosep.

“Ellos (el orteguismo) están urgidos de que los empresarios vuelvan al redil, porque el hundimiento de la economía los hunde a ellos también. Los están arrastrando a todos al hoyo, esa es la realidad”, dijo Téllez vía telefónica.

Le puede interesar: Gustavo Porras reitera que no hay relevo en el Frente Sandinista: «Desde ya nos preparamos para el triunfo de Daniel en el 2021»

Antes del 18 de abril de 2018, el sector empresarial mantenía un modelo de diálogo-consenso con Ortega, pero se rompió por la fallida reforma a la seguridad social y la crisis causada por la brutal represión contra las protestas civiles.

Vuelven parapolicías

Téllez además opinó que el orteguismo está reforzando su estrategia de violencia, asedio e intimidación contra los líderes opositores, previendo un nuevo levantamiento en su contra, en el contexto de la caída de su aliado Evo Morales en Bolivia.

Para Téllez, esto significa el regreso de los grupos armados afines a Ortega, los cuales trabajan en coordinación con la Policía Orteguista (PO).

Los parapolicías aplastaron las protestas masivas contra el régimen el año pasado, dejando al menos 328 muertos, según un informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: