Unidad Nacional Azul y Blanco convoca a una jornada de huelgas de hambre y ayunos en toda Nicaragua

Como una medida de aumentar la presión contra la dictadura de Ortega, la UNAB informó que están trabajando con comerciantes y empresarios para convocar a un paro nacional

La Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB), a través de una conferencia de prensa, convocó este lunes a la población nicaragüense a  una «jornada de resistencia», que consiste en realizar huelgas de hambre y ayunos simultáneos y escalonados en todo el territorio nacional para exigir la liberación de los más de 150 presos políticos del régimen Orteguista.

«Las 92 organizaciones de la Unidad Nacional nos hemos reunido para anunciar las acciones que tomaremos en solidaridad con los presos políticos, madres y familiares. A partir del día de hoy (lunes), en conjunto con la Asociación de Familiares de Presos Políticos y con la comunidad nicaragüense en el exterior, se inicia una jornada nacional e internacional de huelga de hambre por la liberación de todas y todos los presos políticos y la restitución de todas las libertades», dijo la excarcelada política Yaritza Rostrán, miembro de la UNAB.

Los miembros de la UNAB también señalaron que, además de las huelgas de hambre, realizarán acciones de presión en las calles de Nicaragua. «En solidaridad con los presos políticos, sus madres y familiares, a partir del día de hoy se estarán realizando acciones para exigir su liberación, esto incluye piquetes, plantones, pintas y marchas», añadió Rostrán.

Lea también: Policía Orteguista presenta a los presos políticos de la UNAB secuestrados por llevar víveres a Masaya

Preparan paro nacional

Asimismo, como una medida para aumentar la presión contra la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo, la UNAB informó que ya han iniciado un «trabajo de preparación… con el objetivo de unificar criterios y convocar a un paro nacional».

«La población ha expresado la necesidad de un paro nacional y la Unidad Nacional ya inició un trabajo de preparación, de reuniones con diferentes organizaciones de productores, comerciantes, empresarios, con el objetivo de unificar criterios para convocar a un paro nacional», afirmó Félix Maradiaga, director del clausurado Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (Ieepp) y miembro de la UNAB.

«Cuando hayamos finalizado esta tarea de preparación daremos a conocer la fecha especifica del paro nacional», añadió.

Lea además: Fanáticos orteguistas ingresan a la Catedral de Managua y llaman «delincuentes» a los huelguistas

Maradiaga explicó que la decisión, como UNAB, de convocar a un paro ya está decidida, pero están a la espera de la decisión del sector privado y de los miembros de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia.

«Nosotros respaldamos el paro, pero es un llamado que tiene que ser efectivo y sabemos que el sector privado es significativo a la hora de convocar a un paro, entonces, hemos hablado con la Alianza Cívica y les hemos informado la decisión colegiada de presionar para tener un paro y estamos esperando a respuesta, pero reconocemos que un paro por si solo no es una bala de plata para sacar a la dictadura, es una de las acciones de una sumatoria de acciones que se tienen que hacer para sacar al régimen», aseguró Maradiaga.

Las madres demandaron, durante la conferencia de prensa, el cese de «tanta represión contra las madres, esta es una forma de protesta pacífica, no somos delincuentes, somos madres exigiendo libertad y justicia», dijo Lesli Rayo, madre del manifestante Francisco Javier Jiménez.

Los miembros de la Unidad también advirtieron que harán «máxima presión internacional», denunciando la continuidad de las violaciones a los derechos humanos y a las libertades públicas.

«Exigiremos que la comunidad internacional reconozca la ilegitimidad de este régimen y le aplique las máximas sanciones posibles», apuntó Maradiaga.

Familiares seguirán en las calles

Los familiares de los 13 nuevos presos políticos manifestaron la noche de este lunes que se mantendrán en la calle demandando la liberación de sus hijos y de los más de 150 presos políticos.

LA PRENSA/Roberto Fonseca

«Yo les pido que hagamos eco del mensaje y de la valentía que estos muchachos nos están dando. Salgamos a las calles y no tengamos miedo, que nosotros no tenemos miedo y ello muchos menos», dijo uno de los familiares.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: