Se mantiene el bloqueo policial a Catedral de Managua y a la iglesia San Miguel Arcángel de Masaya

En la iglesia de Masaya permanecen desde el jueves pasado siete mujeres en huelga de hambre en demanda de la libertad de sus hijos, presos políticos, junto al padre Edwin Román

Asedio a iglesia de Masaya

Pese a los múltiples llamados internacionales a cesar la agresión sistemática contra la iglesia católica, sus templos y líderes, la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo mantienen el cerco y asedio tanto contra la catedral de Managua como contra la parroquia San Miguel Arcángel de Masaya.

Aquí el estado de sitio se sostiene de la misma manera que en otras parroquias del país, donde los policías de la dictadura mantienen el cerco y realizan actos de tortura sicológica, golpeando y empujando puertas, amenazando todas las noches con ingresar a sacar por la violencia a las madres y el sacerdote.

Otros actos del aberrante comportamiento policial, es que le permiten el ingreso a las cercanías de la parroquia a parapolicías y fanáticos de la dictadura, quienes gritan a los atrincherados que los dejaran morir de hambre y sed, al mantener bloqueado el acceso e impedir el ingreso a agua y medicinas, víveres y colchonetas, luego que le cortaran el servicio de agua y energía desde hace cinco días.

En la iglesia permanecen desde el jueves pasado siete mujeres en huelga de hambre en demanda de la libertad de sus hijos, presos políticos, junto al padre Edwin Román, párroco del templo católico.

Antimotines custodian entradas a la iglesia San Miguel Arcángel de Masaya. LAPRENSA/J. Flores

Lea además: Madres de presos políticos abandonan Catedral de Managua tras asalto de turbas orteguistas

Cerca de la una de la madrugada de este martes, el sacerdote dijo que un dron sobrevoló el techo de la casa cural y bajó tanto que lo lograron observar por las ventanas.

A eso se suma el asedio previo de la Policía Orteguista. A las 10:30 p.m. del lunes, unas personas llegaron al portón de la casa cural y pronunciaban los nombres de dos personas que están en el interior del templo.

Eran voces de hombres y de mujeres, les decían que se fueran para la casa, que en la calle no había nadie, que las iban a llevar y golpeaban el portón de hierro, por donde se ingresa a la casa cural, relató el padre Edwin.

Lea también: Fanáticos orteguistas profanan y golpean a sacerdote en la Catedral de Managua

Policía ejecuta tortura sicológica contra madres atrincheradas

Este acto fue valorado por el sacerdote como una especie de trampa de las fuerzas policiales, ya que estos no dejan que nadie se acerque ni siquiera a la acera de la iglesia, mucho menos, lo iban a permitir con familiares y peor a esa hora de la noche.

La noche de este lunes también se observó la presencia de una patrulla policial cerca a la iglesia San Juan Bautista, donde se han realizado ferias de excarcelados políticos; no hubo contratiempos.

Esta mañana, otra patrulla de antimotines ha permanecido en el costado oeste de la Iglesia San Jerónimo. Cabe mencionar que el patrullaje policial es constante en Masaya desde la «operación limpieza», ejecutada por fuerzas parapoliciales y policiales en julio de 2018.

Puede interesarle: ¿Quiénes son los 13 nuevos presos políticos de la dictadura orteguista?

LA PRENSA realizó un recorrido por las iglesias El calvario, Santa María Magdalena, San Sebastián y San Jerónimo en Masaya, y solo esta última cuenta con una patrulla en sus cercanías.

Impiden el acceso a feligreses y medios de comunicación

Mientras tanto en la catedral de Managua la policía al servicio del régimen impide el acceso a feligreses y medios de comunicación independientes que intentan ingresar al templo a verificar la situación en la Catedral de Managua, luego que las turbas se lo tomaran para agredir a un grupo de madres de reos políticos que habían iniciado una huelga de hambre en demanda de la libertad de sus hijos.

En la insana jornada de odio orteguista, las turbas furiosas profanaron el templo, rompieron candados de oficinas, del campanario, de las bodegas y otras áreas del templo, pero lo peor fue que agredieron a golpes al padre Rodolfo López y a la monja Arelys Guzmán, luego que estos salieran a demandar respeto para la iglesia.

Asedio a catedral de Managua
La Policía Orteguista mantiene el asedio de más de 24 horas a la catedral de Managua. LA PRENSA/O.NAVARRETE

Lea también: Informe sobre Nicaragua ofrecerá a la OEA pasos para tomar medidas contra injusticias del régimen orteguista, asegura Carlos Trujillo

La intención de los profanadores de la iglesia católica, según anunciada a gritos por ellos mismos en el templo, es impedir que las madres realicen su huelga de hambre y «reprocharle» a la Iglesia Católica la apertura de sus templos para acciones humanitarias que la dictadura desde su irracional visión de poder, considera «acciones golpistas».

Lea además: Régimen prepara reforma a leyes para quitar funciones administrativas a los sancionados Lumberto Campbell y Roberto López

Un equipo de LA PRENSA constató que la parroquia Divina Misericordia, atacada por grupos armados afines a Ortega en julio del año pasado y donde falleció el estudiante universitario Gerald Vásquez, también está sitiada por la Policía. Esta iglesia y tres parroquias más de Managua están bajo sitio policial desde el lunes.

Las otras parroquias sitiadas son Santa Martha de Reparto San Juan; Santo Cristo de Las Colinas y San José Obrero del barrio Primero de Mayo.

Estas tres sirvieron como centros de acopio el pasado 18 de octubre, cuando se realizó el Hablatón por la Liberación de los Presos políticos.

De igual modo se reportan acoso a otras parroquias en los departamentos de Carazo, Granada, León, Chinandega, Estelí, Rivas, Matagalpa, Jinotega y Nueva Segovia.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: