FMI agrava proyección de contracción económica de Nicaragua por la caída de la confianza y las sanciones internacionales

La misión técnica del FMI, que visitó hace casi una semana Nicaragua, insistió en que las autoridades deben divulgar las estadísticas económicas, "lo cual es crítico para la confianza de inversionistas y consumidores y la credibilidad en las políticas".

FMI

Misión del FMI se reunirá con varios sectoresesta y la próxima semana. LAPRENSA/ARCHIVO

Luego de obtener el aval del régimen de Daniel Ortega, finalmente la misión técnica del Fondo Monetario Internacional (FMI) publicó este miércoles su declaración final sobre los hallazgos preliminares en la economía de Nicaragua.  En la misma, el Fondo insiste en que el Gobierno debe trabajar para recuperar la confianza de los inversionistas, empresarios y la cooperación financiera internacional, para retomar el crecimiento económico, por lo que  decidió deteriorar  aún más las proyecciones de contracción para 2019 y 2020.

Además la misión insistió en que las autoridades deben divulgar las estadísticas económicas, «lo cual es crítico para la confianza de inversionistas y consumidores y la credibilidad en las políticas».

Tras su visita de casi 15 días en Nicaragua, que finalizó la semana pasada, la misión técnica determinó que la economía se contraerá este año y en el 2020 más de lo previsto. Según las nuevas proyecciones el PIB nicaragüense caerá este año  5.7 por ciento y no 5 por ciento previsto inicialmente; mientras que el próximo año será 1.2 por ciento en lugar de -0.8 por ciento. Para el 2021 se espera que el crecimiento sea cero por ciento.

¿Por impacto de las sanciones?

«Los disturbios sociales de abril del 2018 y sus consecuencias han causado una abrupta contracción económica», comienza el FMI la introducción de su declaración, en el que seguidamente señala que la contracción este año será mayor que en el 2018, debido al «deterioro de la confianza y a las sanciones internacionales, las cuales agravaron las restricciones de financiamiento y redujeron la inversión, el empleo, y los indicadores sociales».

El Fondo atribuye parte de la contracción económica a las sanciones internacionales, a pesar que la mayoría de estas realmente han sido impuestas a funcionarios del orteguismo, que han violado los derechos humanos y se han visto involucrados en casos de corrupción.

La única sanción que ha golpeado realmente las finanzas del régimen de Ortega es la aprobación de la Nica Act, que ocasiona que Estados Unidos vete la solicitud de nuevos préstamos del régimen en varios organismos financieros multilaterales, siempre y cuando estos créditos no estén dirigidos a cubrir necesidades de primera necesidad de la población.

«Restaurar la confianza y los flujos de financiamiento externo son críticos para evitar una mayor contracción del crédito y el empleo, los que podrían continuar frenando la inversión y el consumo, lo cual implica un obstáculo significativo a la actividad económica», indica en su reporte preliminar elaborado en el marco de la Consulta del Artículo IV de 2019.

La misión del FMI, que obtuvo el aval del Gobierno para publicar su declaración casi semana y media después de su ida, alabó las políticas macroeconómicas que el régimen de Ortega ha impulsado para garantizar la estabilidad a nivel macro, lo que «contribuyó a evitar un espiral económico y financiero descendente».

La Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides) recientemente cuestionó que el Gobierno estuviera impulsando solo medidas económicas para garantizar la estabilidad macroeconómica, pero no para proteger el empleo y contener el incremento de la pobreza.

Debido a la ausencia de políticas dirigidas a incentivar la generación de empleo y frenar el creciente aumento de la pobreza, Funides advirtió que ambos indicadores retrocederán más de cinco años.

Severas restricciones de financiamiento

El Fondo, por otro lado, revela que el régimen está afrontando «severas» restricciones de financiamiento y que en el corto plazo requerirá hacer nuevas reformas «para salvaguardar la sostenibilidad fiscal», pero las mismas deberán contar con el apoyo público para evitar efectos adversos.

Y aunque el propio Ortega en un discurso reciente desafió a la empresa privada a declararse en quiebra si aduce que no puede pagar impuestos- esto como respuesta a la queja de las empresas del golpe que significó la reforma a la Ley de Concertación Tributaria-, según el FMI el Gobierno «se encuentran actualmente evaluando cuan favorable al crecimiento es la reforma tributaria recientemente promulgada».

Urge aumentar las reservas internacionales

En otras medidas que urgió al Gobierno, la misión técnica señaló la necesidad de aumentar las reservas internacionales para hacer frente a nuevos choques o riesgos. Al respecto menciona que la cobertura de las reservas debe pasara de 4.6 por meses de importaciones a un rango de entre 5 y 10 meses «para contener los riesgos» de una economía altamente dolarizada y con intercambio de flujos de inversión extranjera directa volátil.

En el caso de la banca, el Fondo destacó el mejoramiento de la posición de liquidez del sector, pero recomendó hacer  reformar  para fortalecer los mecanismos de manejo de las carteras en mora, así como hacer mayores esfuerzos para evitar que la calidad de cartera crediticia se siga deteriorando.

Al respecto, recomendó a la banca crear «colchones» financieros con parte de los altos niveles de liquidez que tiene registrado hasta septiembre de este año para afrontar situaciones de crisis como la vivida el año pasado.

«Mejorar la preparación ante una crisis, reformar el marco legal para facilitar la resolución de deudas, y fortalecer la red de seguridad financiera protegerían al sistema financiero contra riesgos adversos», resume.

Mayor transparencia fiscal

El FMI también en su reporte insiste en mayor transparencia fiscal, para «poder evaluar mejor y gestionar los riesgos fiscales». Al respecto, insiste en que el Gobierno debe dar más información sobre sus compromisos financieros contratados, lo que permitiría identificar potenciales riesgos y acciones de alerta temprana.

«Para proveer una visión más acertada de la posición fiscal, las autoridades deberían publicar los estados financieros -incluyendo todos los activos y pasivos financieros, flujos de caja, gastos, y financiamiento de todos los componentes del SPNF (Sector Público No Financiero)», indica.

La transparencia fiscal no solo es requerida en el Gobierno central, según el Fondo sino también en las empresas públicas, entidades descentralizadas, y municipalidades. Para ello sugiere crear una unidad de riesgo fiscal.

En paralelo a la transparencia de la información fiscal del Gobierno, también se sugiere trabajar en las políticas anticorrupción.

Los puntos que no abordó el FMI

Entre los aspectos que en su declaración final no abordó el FMI figuran la situación financiera del Instituto Nicaragüense de Seguridad, el impacto de la reforma a la Ley de Concertación Tributaria, el impacto de la disputa del Gobierno y la empresa privada, entre otros aspectos.

Sobre la inflación señaló que este año ascenderá a 6.4 por ciento (superior al 3.9 por ciento en el 2018), » la cual refleja el efecto transitorio de las medidas tributarias adoptadas a inicios de este año».

La misión en los próximos meses deberá emitir un análisis más completo de la economía, cuya publicación del documento dependerá si el Gobierno autoriza que se conozca el mismo.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: