Continúan detenciones arbitrarias de la Policía Orteguista a excarcelados políticos

Dos excarcelados políticos, en las últimas 72 horas, fueron detenidos por segunda ocasión por la Policía Orteguista en Catarina y Somotillo.

Excarcelados políticos

La excarcelada política Kenia Gutiérrez denunció la detención ilegal de la que fue objeto el domingo pasado. Foto: La Prensa/ Ana Cruz

Familiares del excarcelado político Wilmer Enrique Gaitán, de 28 años, denunciaron que su pariente fue detenido arbitrariamente en horas de la noche de este martes, 19 de noviembre, en el barrio Francisco Latino de Catarina, mientras conversaba con un amigo en las afueras de su casa de habitación.

«Salió a agarrar aire y estaba con otro muchacho, pero como temprano hubo una actividad de manifestantes azul y blanco, entonces, los policías andaban asediando. Vieron a mi hermano y le dijeron este es el rojo, se bajaron y le dijeron nos vas a acompañar y se lo llevaron por la fuerza», denunció Alejandra Gaitán, hermana del excarcelado político.

Esta es la segunda ocasión en la que Gaitán es detenido arbitrariamente por la Policía Orteguista (PO). En septiembre 2018, Wilmer Gaitán fue encarcelado durante 15 días en las celdas de la Dirección de Auxilio Judicial, conocido como El Chipote, pero fue liberado sin que se le imputaran ningún delito.

La hermana de Gaitán explicó que, durante esta segunda detención, su hermano gritó para que los vecinos vieran que se lo estaban llevando y lanzó el celular a una vecina que salió por sus gritos, sin embargo, la PO impidió que la ciudadana lo recogiera.

Wilmer Gaitán fue detenido por segunda ocasión de manera arbitraria en Catarina. Foto: Cortesía

«Una vecina vio la detención y él le tiró el celular, para que no se lo robaran, pero la muchacha no lo agarró porque los policías la empujaron y amenazaron. Mi hermano también fue golpeado cuando lo subieron a la tina de la patrulla y el otro muchacho fue amenazado», pormenorizó Alejandra Gaitán.

Sin explicaciones por su secuestro

Los parientes de Wilmer Gaitán informaron que se presentaron a la estación policial de Masaya, donde les indicaron que el joven estaba siendo objeto de una «investigación», aunque no les especificaron por cuál delito es que lo están investigando. «No quisieron indicarnos por qué lo detienen, pero nosotros sabemos que esto es político, aunque él no se mete en nada, pero opina de todo lo que pasa en el país, entonces parece que eso es lo que no les gusta», dijo la hermana del excarcelado.

Lea También: En Nicaragua se reportan cuatro detenciones al día, según Unidad Nacional Azul y Blanco

La hermana de Gaitán exigió que dejen a su hermano.  «En libertad porque él es inocente.  Que se pongan la mano en el corazón, él tiene tres niñas; una de 7 y dos de 4 años que son gemelas, que dependen de él, porque es el sustento y se gana la vida como comerciante ambulante, reparte cajetas en una moto. No es un delincuente», añadió.

Golpiza a dirigente Anticanal

Otra de las detenciones arbitrarias que se han registrado en las últimas 72 horas es la de la excarcelada política y miembro del Movimiento Campesino Anticanal, Kenia Gutiérrez, quien denunció este miércoles ante la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), la detención ilegal de la que fue objeto el pasado domingo, 17 de noviembre, cuando regresaba de una reunión con miembros del Movimiento.

Horas antes de la detención, el vehículo en el que se trasladaba Gutiérrez fue detenido en dos ocasiones. Policías Orteguistas lo requisaron, fotografiaron y persiguieron hasta varias comunidades en las que pasaron recogiendo a otros miembros del Movimiento, para llegar a la reunión que se realizó en Cinco Pinos, Chinandega.

«En Santo Tomás, Chinandega, nos detienen en un tercer retén en el que había colocado 17 policías y antimotines. Nos bajaron, nos hablaron de forma agresiva y a mi hermano que estaba grabando -porque sabemos que nos pueden poner cualquier cosa para criminalizarnos- lo quitaron a empujones, le quitaron su celular. A mí me pegaron en la espalda, me querían revisar como a mi hermano, que lo manosearon y quitaron algunas de sus prendas de vestir, y como me negué porque eso es un manoseo, entonces, me empezaron a golpear entre varios», denunció la excarcelada política.

Lea también: Más de 100 opositores fueron detenidos en dos meses, denuncia Colectivo Nicaragua Nunca +

Agregó que, una vez estando dentro de la patrulla policial, fue golpeada y le advertían que «dejara de joder». Gutiérrez fue trasladada a la estación policial de Somotillo, Chinandega, donde la siguieron golpeando y retuvieron por más de 30 minutos, para luego dejarla ir sin darle ningún tipo de explicación.

La excarcelada política mostró que, tras la golpiza que le propinaron los policías, le quedaron moretones en su cuerpo y la marca de las esposas que fueron colocadas demasiado apretadas, como forma de tortura.

Las manos de la excarcelada política Kenia Gutiérrez quedaron con marcas y moretones producto de las agresiones propinadas por la Policía Orteguista. Foto: La Prensa/Ana Cruz

Gutiérrez consideró que este tipo de situaciones es parte del asedio «interminable» del que son víctimas todos los excarcelados políticos por parte del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

El abogado Pablo Cuevas, de la CPDH, señaló que toman nota del caso de Gutiérrez, quien ya es solicitante de medidas cautelares de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

«Nosotros tomamos conocimiento de estas situaciones y vamos a informar a los organismos internacionales de derechos humanos de este tipo de situaciones que viven los excarcelados políticos. Vamos a insistir en el caso de Kenia, porque ella es solicitante de medidas cautelares de la CIDH», apuntó Cuevas.

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: