Vilma Trujillo García tenía 25 años. Su cuerpo presentaba quemaduras hasta en un 80 por ciento según los médicos. Desde su llegada a Managua, proveniente de Rosita, los especialistas dijeron que había daños irreversibles. Su muerte era inminente. LAPRENSA/Archivo

Grandes crímenes | El brutal exorcismo contra Vilma Trujillo García

Dijeron que estaba poseída, los fanáticos la secuestraron y luego la quemaron. Sus asesinos fueron condenados a más de 30 años de cárcel

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: