Orteguismo celebra que la severa reforma tributaria les ha dejado más de US$200 millones extraídos a trabajadores y empresas

Para Gutiérrez  los resultados de la reforma tributaria es "como una bofetada" del pueblo nicaragüense para la oposición, pese a que realmente este ajuste ha incrementado el desempleo y hundido la economía en una mayor recesión.

El diputado orteguista Walmaro Gutiérrez. LA PRENSA/ J. Flores

La reforma tributaria generará en ingresos adicionales al régimen de Daniel Ortega 7,855.4 millones de córdobas (unos 231 millones de dólares), los que saldrán del bolsillo de las empresas y trabajadores, golpeados la recesión económica, según reveló la sorpresiva reforma al Presupuesto General de la República 2019 que ayer le aprobó sin ninguna objeción la aplanadora sandinista en la Asamblea Nacional.

El propio orteguista Wálmaro Gutiérrez, presidente de la Comisión de Economía, Producción y  Presupuesto  de la Asamblea Nacional, celebró el rendimiento de la reforma tributaria y aseguró que el pueblo hoy le restriega a la oposición que se logró el ajuste fuera un éxito y no un fracaso como se vaticinó como consecuencia de la recesión económica.

Lea además: Régimen miente y mete estocada a productos de la canasta básica y a empresarios en versión final de reforma fiscal

“Se recuerdan cuando vinieron aquí y discutimos la reforma fiscal… ¿qué fue lo que dijeron? que el país estaba hecho un desastre y que esa reforma fiscal iba al fracaso, que no iba a dar absolutamente nada. Señores para que el pueblo de Nicaragua esté informado la reforma fiscal le dio en exceso a las recaudaciones de este país 7,855.4 millones de córdobas, de los cuales más de las mitad son Impuestos sobre la Renta, sea incrementar del 1 al 3 por ciento el Pago Mínimo Definitivo a las 400 empresas más grandes de este país, esa es la realidad de esta reforma, por eso es que yo entiendo las posiciones virulentas de los Cosep…”, dijo Gutiérrez.

Para Gutiérrez  los resultados de la reforma tributaria es «como una bofetada» del pueblo nicaragüense para la oposición, pese a que realmente este ajuste ha incrementado el desempleo y hundido la economía en una mayor recesión, cuyo Producto Interno Bruto se estima se contraerá 5.7 por ciento frente al -3.8 por ciento del año pasado.

Y aunque fue el régimen de Ortega que ha hundido a la economía en un profunda recesión por su negativa a dialogar y lograr un cambio político que implique devolver al país a la democracia, Gutiérrez volvió a culpar a la oposición del estado actual de la economía y se acuerpó en la declaración final del Fondo Monetario Internacional para reforzar su discurso.

La misión del FMI que visitó Nicaragua a inicios de este mes atribuyó la contracción de la economía a los disturbios del 2018 y las sanciones internacionales. El FMI emitió su comunicado ocho días después de su retirada del país, hasta que consiguió el aval del régimen para que publicara su comunicado, donde llamó al Gobierno a recobrar la confianza del sector privado y los inversionistas, algo que Gutiérrez no mencionó en su intervención virulenta ayer en la Asamblea Nacional para defender la reforma al Presupuesto General de la República 2019.

Lo que el diputado orteguista sí admitió es que la crisis económica ha ocasionado mayor desempleo en el sector privado, porque el Estado ha podido mantener su planilla invariable financiada con los impuestos de los nicaragüenses.

«Quiero condenar a los que sacaron trabajadores despedidos, ¿saben quiénes son? el sector privado porque en el Estado de Nicaragua no se ha corrido a nadie por lo tanto esos 175 mil empleos formales que se perdieron en la economía fue consecuencia de una decisión política que económica del consejo directivo del Cosep (Consejo Superior de la Empresa Privada)», acusó el diputado Orteguista.

Pero Gutiérrez se contradice en su afirmación, porque los números oficiales reflejan que ha sido el Impuesto sobre la Renta que recae principalmente sobre las empresas la que más fruto le ha generado al régimen de Ortega, cuyos recursos han salido del sector privado en un contexto de profunda recesión económica y caída estrepitosa del consumo interno.

De los 7,855.4 millones de córdobas que se logró tras la reforma tributaria, el 44.8 por ciento, que equivale a 3,710.05 millones de córdobas fue aportado por el Impuesto sobre la Renta (IR), al cambiar la alícuota del anticipo del Pago Mínimo Definitivo del 1 a entre 2 y 3 por ciento mensual, lo que golpeó a más de 400 empresas, en su mayoría grandes.

Lea también: Paquetazo fiscal empieza a hacer estragos en la economía de Nicaragua

El rendimiento del IVA y el ISC

Pero además de total de ingresos extras con la reforma, el 25.4 por ciento, es decir 1,997.55 millones de córdobas se logró del Impuesto Selectivo de Consumo (ISC).

«El estimado para el Impuesto Selectivo al Consumo es de 7,736.5 millones de dólares, superior en 1,997.6 millones de córdobas a lo presupuestado. Este resultado está determinado por el rendimiento de las medidas de reforma orientadas a productos que generan daño a la salud y al medioambiente, así como otros productos suntuarios», señala el informe de reforma al presupuesto 2019.

Precisamente este ajuste en el ISC, que afectó por ejemplo a los cigarrillos y disparó el precio del producto a nivel interno en más de un 200 por ciento, fue lo que ocasionó que la mayor empresa distribuidora de este producto despidiera a más de 60 personas con salarios elevados, para hacer frente al derrumbe del 40 por ciento de sus ventas internas.

Por otra parte, el ajuste en  el Impuesto de Valor Agregado (IVA) de bienes internos y de importación ocasionó que este aportara el 14 por ciento del total del rendimiento de la reforma tributaria, que equivale a 1,098.60 millones de córdobas en ingresos adicionales.

«En tanto, el IVA interno, que soportó un mayor crédito de los bienes importados, se estima en 9,340.8 millones de córdobas, siendo 136.3 millones de córdobas inferior a lo establecido en el presupuesto, esto a pesar de observar un movimiento positivo en cuanto a un aumento de las ventas gravadas respecto a las observadas en el 2018», detalla el informe.

Las dificultades para mejorar las recaudaciones del IVA interno pese al brutal ajuste fiscal se explicaría por precisamente la caída del consumo interno, en un contexto de mayor desempleo y aumento del costo de la canasta básica y otros servicios básicos.

Puede interesarle: Régimen orteguista revisa reforma fiscal con hermetismo

Inicialmente el régimen ambiciona recaudar con la reforma fiscal 10,168.6 millones de córdobas (unos 317 millones de dólares) para cubrir el déficit del Presupuesto Público 2019, pero luego las medidas cambiaron por lo que se desconoce cuál era su nuevo objetivo fiscal.

Cabe destacar que cuando fue aprobada la reforma, se estableció que se daría una revisión técnica cada tres meses con el sector privado, el primer  plazo se cumplió el 28 de mayo y hasta el momento se desconoce si se hizo esa evaluación.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: