Obispos de la CEN: «Ante la situación sociopolítica que vive nuesto país, les invitamos a no perder la esperanza»

En la misiva los obispos destacan que en las últimas semanas el país se ha visto fracturado por la desesperanza, el sufrimiento y la tristeza

Conferencia Episcopal de Nicaragua

Los obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua. LA PRENSA

Los obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, CEN, hicieron un llamado este jueves a la población nicaragüense a no perder las esperanzas ante una «Nicaragua lacerada por profundas divisiones y rupturas», esto a motivo de la actual crisis sociopolítica y represión en la que está inmerso el país desde abril de 2018.

El mensaje lo emitieron en un comunicado, a propósito del tiempo de Adviento. En la misiva destacan que en las últimas semanas, el país se ha visto fracturado por la desesperanza, el sufrimiento y la tristeza.

Lea también: Fanáticos orteguistas profanan y golpean a sacerdote en la Catedral de Managua

«La abundancia de rostros sombríos, son un elocuente testimonio de la profunda desesperanza, sufrimiento y tristeza por la cual atraviesan muchos hombres y mujeres de la Nicaragua de hoy», se lee en el texto.

Asimismo, enfatizaron que la época de Adviento debe caracterizarse por la esperanza, para que las situaciones adversas no predominen en Nicaragua.

«Recordemos que una característica del Adviento es que está impregnado, de una forma muy particular, por la esperanza, que es la virtud que sostiene el alma que consuela al ser humano; la esperanza que transforma y que renueva las realidades humanas aún en las más indignantes».

De igual manera, mencionaron que la Iglesia no está exenta de pruebas, dificultades, incomprensiones, rechazo y dolor; pero que solo representa una prueba en la fe y como creyentes invitan a no perder la esperanza.

Asedios a templos católicos

En las últimas semanas, turbas orteguistas y la PO asediaron e irrumpieron en varias parroquias y en Catedral de Managua, para evitar protestas de la población.

El pasado 18 de noviembre, turbas afines al régimen Ortega-Murillo profanaron la Catedral de Managua, donde madres y familiares de presos políticos planeaban iniciar una huelga de hambre por la libertad de los reos de conciencia y en solidaridad a las personas que realizaban la misma forma de protesta en la parroquia San Miguel Arcángel de Masaya.

Lea además: Se mantiene el bloqueo policial a Catedral de Managua y a la iglesia San Miguel Arcángel de Masaya

Los fanáticos del régimen también agredieron al sacerdote Rodolfo López y a son Arelys Guzmán. Las turbas orteguistas que ingresaron al templo dijeron que pertenecen a comunidades católicas de Nicaragua que buscan supuestamente «recuperar» la Catedral de Managua «para convertirlo en un templo de oración, no un lugar para actos vandálicos».

Por su parte, la PO cercó por nueve días a la parroquia San Miguel Arcángel, donde otro grupo de personas mantenían huelga de hambre por la libertad de los presos políticos.

En solidaridad, el padre Edwin Román, párroco de ese templo, las acompañó durante todo el tiempo que estuvieron en el templo católico, asediados por agentes de la Dirección de Operaciones Especiales de la Policía (DOEP).

Ambos actos fueron condenados por sacerdotes de todo el mundo, quienes hicieron un llamado a la sensatez y frenar el asedio a los templos religiosos por parte de la dictadura orteguista y sus turbas.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: