Presos políticos de la banda «los aguadores» remitidos a juicio para el 30 de enero del 2020

Fueron nueve horas de alegatos donde el Ministerio Público aportó los supuestos elementos de pruebas contra los 16 jóvenes, entre estos 13 miembros de la UNAB

Fueron casi doce horas las que estuvieron los “aguadores” en las instalaciones del Complejo Judicial de Managua.

Los sacaron de sus celdas a las tres de la tarde y estuvieron en un microbús esperando a que llegaran sus abogados cerca de las cinco de la tarde del sábado reciente.

Los 16 jóvenes que fueron secuestrados el pasado 14 de noviembre luego de llevar agua a las madres de presos políticos que realizaban una huelga de hambre en la iglesia San Miguel, salieron de los juzgados a las tres de la madrugada de este 1 de diciembre, según el abogado Julio Montenegro.

Lea También: Familiares de «los aguadores» realizan una vigilia en Carretera a Masaya para exigir su libertad.

“Fue una primera audiencia en un día inusual y un horario inusual”, destacó Montenegro, que forma parte de los abogados defensores de los 16 jóvenes. El equipo defensor tuvo que esperar hasta las 7:15 de la noche para que comenzara la audiencia, la cual, según la defensa, está plagada de “irregularidades”.

“Solicitamos la nulidad. La acusación no es congruente y estos muchachos están imputados injustamente. Se mira como hay una creación de pruebas”, señala categóricamente Montenegro.

De igual manera, la defensa intentó cambiar el régimen de prisión preventiva por el de casa por cárcel, pero el juez no lo concedió. Lo que sí lograron los abogados fue que al menos los “aguadores” recibieran productos de higiene personal y que se les pudieran entregar libros.

Lea Además: “Van a salir de ahí muertas”, “van a salir putrefactas”, “no las vamos a dejar salir». Ocho noches de terror en la iglesia San Miguel Arcángel en Masaya

Al menos cinco de los acusados sufren afectaciones a la salud, como fuertes dolores de cabeza ya que, según los abogados, al momento del secuestro muchos de ellos fueron golpeados.

“Solo logramos que les dieran unas acetaminofén”, dijo Montenegro que tildó de “ridículas” todas las acusaciones.
“La banda de los aguadores milagrosamente convierte el agua en fusiles y armas hechizas. No es posible que este grupo de personas llevaran en sus vehículos todas esas armas. Hasta las supuestas bombas molotov resultaron ser botellas con gas y un mechón”, afirmó el abogado.

Vigilia por la libertad

A las siete de la noche del sábado mientras los abogados esperaban en una sala oscura a que iniciara la primera audiencia, en Carretera a Masaya familiares y amigos de los 16 secuestrados realizaban una vigilia exigiendo la libertad de todos los presos políticos.

Con veladoras y botellas de agua gritaron “¡el agua es un derecho, no un delito!”, mientras un dispositivo policial rodeaba el café donde se hizo la protesta.

Puede Interesarle: Presentan recursos de exhibición personal por detención ilegal a favor de 16 presos políticos 

“Siento como que estoy en una pesadilla que vuelve. Está claro que es un juicio político montado y la solución debe de ser política. Esto es una farsa, esas audiencias que se llevan a cabo son parte del show. La decisión de soltarlos o no será política. Los van a usar como moneda de cambio”, dijo Federico Coppens, que teme pasar otra Navidad sin su hija, Amaya Coppens, que ya estuvo en las cárceles orteguistas.

Juicio hasta 2020

Andrés Buchting pasó en vela toda la noche esperando noticias de su hijo Roberto Buchting, de 21 años. En la madrugada supo que gran parte de la audiencia había sido para “reparar” el acta anterior que estaba plagada de errores.

Familiares de preso políticos exigen su libertad durante una vigilia. LAPRENSA/J. Flores

Al enterarse de que el juicio había sido fechado para el 30 de enero de 2020, lo primero que dijo fue que su hijo pasaría su cumpleaños en la cárcel.

“Roberto va a cumplir 22 años (de edad) en la cárcel. Su cumpleaños es el 15 de enero. Me siento afectado. No nos van a cansar ni a doblegar, ellos son inocentes. Me uno a la valentía de ellos”, relató a LA PRENSA.

Sobre la fecha del inicio del juicio, Montenegro dijo que bien podría ser adelantada o retrasada y que casi era imposible hacer algo antes de Navidad y fin de año, aunque no descartaban que podría ocurrir algo en los próximos días.

Más acciones

El grupo de madres de los más de cien presos políticos que todavía siguen en las cárceles orteguistas aseguró que van a continuar ejerciendo presión y protestas para lograr que sus hijos sean puestos en libertad.

“No queremos adelantar nada, pero estamos trabajando fuertemente en la defensa y en aspecto que refuerzan la inocencia de estas 16 personas”, dijo el abogado Julio Montenegro.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: