2019, otro año sangriento para las mujeres nicaragüenses: se reportan 60 femicidios hasta noviembre

También se reportan 62 femicidios en grado de frustración, que es donde la víctima logra sobrevivir a la agresión

femicidios, Nicaragua, Chinandega

El Estado y la sociedad son los responsables de velar por los derechos e igualdad de las mujeres. LA PRENSA/ARCHIVO

Mientras la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo se vanagloria en decir que su «compromiso» por cumplir los derechos de la mujer, reconocer su «dignidad» y «practicar el respeto» ha llevado a Nicaragua a ser uno de los «primeros países con equidad de género» a nivel mundial, el número de femicidios asciende a 60 hasta noviembre del presente año en el país.

Las estadísticas publicadas por la organización Católicas por el Derecho a Decidir exponen que aunque se reportó una disminución de los femicidios en los últimos cuatro años; en 2019 el número volvió a elevarse. En el 2015 se registraron 53 casos, 49 en el 2016, 51 en el 2017 y 61 en el 2018.

También, en lo que va del año se reportan 62 femicidios en grado de frustración, que es donde la víctima logra sobrevivir a la agresión.

Lea además: «Este gobierno está más preocupado por hostigar y reprimir que por resolver el derecho a la vida de una mujer»

Feministas y defensoras de derechos humanos rechazan el discurso del régimen orteguista y señalan que este se empeña cada vez más en perseguir a las mujeres que exigen sus derechos y mantienen su lucha contra la injusticia y la impunidad que en resolver el problema del machismo y la falta de acceso a la justicia para los casos de femicidios.

«Indicadores podrán haber pero la realidad es otra», refutó Eveling Flores, de la Red de Mujeres contra la Violencia.

Régimen asegura aplicar «todo el peso de la ley»

Aunque las organizaciones feministas han venido denunciando la poca «beligerancia» con la que actúan las instituciones públicas para resolver las denuncias de violencia contra las mujeres, y que dejan en impunidad la mayoría de los casos de femicidios, el régimen orteguista asegura que se aplica «todo el peso de la ley» a los agresores, mientras que la Policía Orteguista expone que hay una «efectividad» del cien por ciento para resolver los casos.

«Estamos trabajando con rigor para aplicar, según nuestra Constitución y leyes, todo el peso de la justicia, contra quienes se atrevan a vulnerar los derechos de las mujeres, a atropellar esos derechos y acosar, asediar, asechar, maltratar, insultar, o, en el extremo de los casos, a lesionar o privar de la vida a cualquier mujer», reza una proclama del régimen que lanzó en el marco del Día de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, el pasado 25 de noviembre.

Cifras no coinciden

A esa realidad utópica se une el Anuario Estadístico de la Policía, que refleja que solo 23 y 25  casos de femicidios se reportaron en el 2018 y 2017 respectivamente, y que todos estos fueron resueltos al «cien por ciento». No detallan los casos de femicidios frustrados.

Lea Además: Mujeres entre los 19 a 34 años encabezan la lista de femicidios que se registran en Nicaragua

«Hay una ley de acceso a la información pública pero ninguna institución estatal están presentando datos públicos y la que presentan la presentan manipuladas y alteradas… lo que estamos viendo es un subregistro y la poca beligerancia de las instituciones estatales para investigar y sancionar todo tipo de femicidios, especialmente el femicidio en grado de frustración», manifestó Flores.

Murillo «es una imposición de la perversidad»

Por su parte, Vilma Núñez, del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), manifestó que Ortega y Murillo se han interesado en reprimir, perseguir y condenar a las mujeres que luchan por sus derechos.

«Daniel Ortega es la reencarnación de las cosas más terribles que han aparecido en la humanidad, está recogiendo todos los hechos malos (…) definitivamente que Rosario Murillo no nos representa, no representa a la mujer nicaragüense, ella es una imposición de la perversidad, parte de la dictadura, represión y persecución que viven las mujeres», dijo la defensora de derechos humanos.

Lea también: Régimen orteguista se inventa una comisión, que ya establecía la Ley 779 

«No debemos olvidar la violencia específica que sufren las mujeres por su condición de ser mujer… pero hay que darse cuenta que la mujer por ser luchadora por la justicia es víctima de la represión de una dictadura», agregó Núñez.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: