Grandes crímenes | El día que Nahum Bravo asesinó a tres miembros de su familia

Inducido por celos contra su media hermana Lucía Bravo Murillo y la codicia por obtener los bienes materiales de su papá Santos Bravo, Nahum Bravo Torres, planeó uno de los asesinatos más viles de la historia de Nicaragua

Nahum Bravo, de 25 años, asesinó a su familia cruelmente. LA PRENSA/Archivo

Contenido Exclusivo CONTENIDO EXCLUSIVO.

Este reportaje fue publicado originalmente en el diario Hoy el 18 de agosto de 2019

Nahum Bravo Torres llegó ese 23 de marzo del 2015 al barrio Los Ángeles, de Managua, a la casa y taller de mecánica de su padre, don Santos Bravo Gómez, de 56 años de edad, a pedirle dinero. Una plática seca y poca afectiva con su progenitor, intensificó el resentimiento que venía incubando en su ser desde hacía mucho tiempo y pensó en sangre.

El joven totalmente airado se enrumbó al barrio Las Torres, donde habitaba con su mamá Nubia Torres y contactó a su amigo Jairo Ugarte, a quien le propuso algo siniestro: ayuda para matar a su familia. Este aceptó, pero a cambio le cobró cien mil córdobas por realizar el “trabajo”.

Puede interesarle: Grandes crímenes | El contador que descubrió robos en una empresa y terminó muerto

Al día siguiente, 24 de marzo, ambos se dirigieron a la casa de don Santos para estudiar las condiciones del lugar. Lo mismo hicieron el 25 de marzo y pactaron que el 26 ejecutarían el plan a eso de las 4:00 de la tarde, sin ningún tipo de atrasos. Nahum ya había dado detalles a su cómplice del comportamiento de cada una de las víctimas, le dijo que su papá salía a esa hora (4:00 p.m.) para comprar cuajadas y tardaba unos 45 minutos en volver. Lucía Bravo Murillo, su media hermana, quedaba sola, porque la mamá, Rosibel Murillo, llegaba como a eso de las 5:30 p.m. a la vivienda.

El acto fatal

El 26 de marzo del 2015, el plan prosiguió al pie de la letra. Nahum llegó como de costumbre a la casa de las personas que tanto odiaba. Cuando el reloj marcó las 4:00 p.m., muy puntual, apareció Jairo Ugarte, con unos ojos ansiosos e hiperventilando. Nahum le recibió y lo presentó como amigo a su media hermana: la primera víctima.

Lucía Bravo, de 22 años, se encontraba sentada en la sala de la casa… repentinamente resolvió ir a la cocina. Cuando regresaba para seguir reposando en su sillón, su medio hermano la sujetó de los brazos y le dijo a Jairo que fuera a buscar una navaja a la cocina para matarla. La joven recibió 46 puñaladas y dos de ellas le perforaron el hígado y el pulmón. Fue arrastrada hasta la cocina y ahí murió desangrada.

Lea además: Grandes crímenes | El día fatal del músico Arnulfo Oviedo

Luego llegó don Santos con las cuajadas. Apenas cruzó el umbral de la puerta cuando fue sujetado por su hijo que en completa ansiedad le pidió a Jairo que lo hiciera rápido. El nefando cómplice golpeó la cabeza de don Santos con un bate de aluminio. Le dio tantas veces hasta desmayarlo, también fue llevado a la cocina, donde lo remataron desfigurándole el rostro.

Pasadas las 5:00 p.m. arribó la última víctima, Rosibel Murillo, de 46 años, a quien Nahum también recibió e hizo pasar a la cocina. Ya en el lugar la dominó a la fuerza mientras Jairo la golpeó con un tubo metálico hasta matarla.

La casa donde Nahum mató a su padre, madrastra y media hermana está ubicada en el barrio Los Ángeles, en Managua. Posterior al crimen el inmueble fue cerrado definitivamente. LA PRENSA/Archivo

Los cadáveres fueron trasladados a la fosa del taller de mecánica, donde cambiaban el aceite a los vehículos. Acto seguido, (Nahum y Jairo) limpiaron la sangre del lugar y procedieron a abrir la caja chica, donde encontraron 2,500 córdobas, de los cuales Nahum pagó mil a Jairo y le quedó debiendo 99 mil.

Hallazgo y captura

Fue el abogado Noel Villegas quien realizó el hallazgo de los cuerpos. Los parientes de las víctimas le informaron que casi a diario preguntaban por don Santos, a lo que Nahum respondía: “Todos se fueron a Jinotega”. Más de 15 días se desconoció el paradero de la familia, hasta que Villegas resolvió ingresar al inmueble.

Lea además: Grandes crímenes | El misterioso asesinato del prestamista Ricardo Schmidt en Corinto

Después de buscar por todos lados, se percataron de un fuerte hedor que se desprendía de la fosa de cambio de aceite para vehículos. Era notorio que en el lugar recientemente habían echado camionadas de tierra y al escarbar el hedor fue mayor, por lo que hubo que llamar a la Policía, quienes con Medicina Legal encontraron los cadáveres.

El mismo día que los cadáveres fueron retirados de la fosa, la Policía detuvo a Gabriel Angulo y Erick Balmaceda Largaespada por haber sido partícipes del crimen. Angulo por llevar a la propiedad dos camionadas de tierra, y Balmaceda Largaespada por cuidar la propiedad en donde se cometió el triple crimen. Nahum también fue capturado junto con su compañera Orquídea Orozco Sandoval, en la comarca Chiquilistagua, Ciudad Sandino, cuando iba a bordo de una motocicleta con rumbo desconocido. Jairo Ugarte quien ayudó a Nahum a masacrar a la familia también fue capturado.

Todos culpables

En audiencia preliminar Nahum Bravo Torres y su amigo Jairo Josué Ugarte Centeno fueron acusados de asesinato y robo agravado.

 Lea también: Grandes crímenes | Las versiones alrededor del asesinato del estudiante Jean Marcel Corea en 1999

Erick Balmaceda Largaespada, Orquídea Orozco Sandoval y Gabriel Angulo Jarquín fueron acusados de encubridores, ya que según la acusación del Ministerio Público sabían del hecho macabro y no lo denunciaron.

Estos son los cinco acusados en el caso Nahum, unos fueron señalados como autores materiales y otros como encubridores. LA PRENSA/Archivo

Jairo Josué Ugarte Centeno admitió el 13 de mayo del 2015 que mató a tubazos, batazos y cuchilladas a Santos Bravo Gómez, Lucía Leticia Bravo Murillo y a Rosibel Murillo. Recibió una condena de 71 años y seis meses de prisión.

Lea también: Grandes crímenes | El misterioso asesinato del prestamista Ricardo Schmidt en Corinto

El 04 de junio del 2015 los acusados Erick Balmaceda Largaespada y Orquídea Orozco Sandoval fueron declarados culpables como encubridores del triple crimen. A Balmaceda Largaespada se le dictaron tres años de prisión y a Orozco Sandoval, tres años y medio. El único declarado no culpable fue Gabriel Angulo Jarquín, a quien la Fiscalía había señalado de echarle la tierra a los cuerpos que habían sido sepultados en la fosa.

Estos son los cinco acusados en el caso Nahum, unos fueron señalados como autores materiales y otros como encubridores. LA PRENSA/Archivo

El 08 de junio del 2015 el juez Carlos Silva Pedroza le informó al reo Nahum Bravo que debería purgar la pena de 68 años y nueve meses de encierro. Pero de estos solo cumplirá 30 años de cárcel porque así lo manda la Constitución Política de Nicaragua.

Motivos por los que mató

Inducido por celos contra su media hermana Lucía Bravo Murillo y la codicia por obtener los bienes materiales de su papá Santos Bravo, el joven de 25 años de edad, Nahum Bravo Torres, planeó uno de los asesinatos más viles de la historia de Nicaragua.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: