La experiencia de Flavio Da Silva examina el potencial de Holver Flores como entrenador en el clásico nacional

El brasileño del Diriangén llega al Estadio Independencia con racha de 13 partidos sin perder y el técnico de 22 años del Tren del Norte tendrá su primer Clásico Nacional

Flavio Da Silva y Holver Flores a su primer clásico particular en Liga Primera. LAPRENSA

Cuando Holver Flores nació, Flavio Da Silva ya se había retirado —lo hizo a los 23 años por lesiones— como jugador profesional del Botago de Brasil, Maracaibo de Venezuela y Bolívar de Bolivia. Cuando el entrenador esteliano de 22 años empezó a dar sus primeros pasos en el futbol (8 años), el brasileño —tenía 30 años— obtuvo su primer éxito como entrenador: ascender a Tigres de Brasil a la Segunda de División de Río.

Puede interesarte: Flavio Da Silva encuentra el éxito en Nicaragua tras sobrevivir cinco meses en Brasil con canastas básicas que le regalaban

Este jueves por la noche (7:00 p.m.) en el Estadio Independencia de Estelí, ambos estarán cara a cara en la semifinal del Clásico Nacional. Flores, técnico del Real Estelí, examinará su potencial a futuro ante el experimentado entrenador del Diriangén, que por plantel no es favorito, pero sí por sus conocimientos adquiridos como jugador profesional y estratega donde ha salido campeón en muchas ocasiones.

«Todo pasa para neutralizar a los jugadores del Diriangén en la media cancha. Lo primordial será impedir que esos jugadores que generan futbol no lo hagan. Saben mover la bola y son intensos. Tenemos que buscar como hacer que se sientan cómodos. Si el técnico del otro equipo sabe leer eso, y si lo hace, tengo que saber leer su contra propuesta para seguir con la misma idea de que salgan tranquilos jugando», explica Flores.

Los estelianos llegan con la presión de salvar la temporada, que al final se torció un poco al conseguir el cupo a semifinal vía repechaje. El Tren del Norte es el gran favorito al título del Torneo de Apertura porque confeccionó el mejor plantel con seleccionados nacionales titulares, como Juan Barrera quien está previsto esté disponible tras la lesión, y extranjeros con un currículo llamativo que deben hacer valer.

El Diriangén llega inspirado con 13 partidos sin conocer la derrota: 10 en Liga Primera y tres en Copa Nicaragua, todos desde la llegada de Flavio Da Silva. El brasileño es el principal responsable de la transformación del equipo por su capacidad de gestionar a los jugadores y sacar mejor provecho a sus habilidades. Su experiencia es la principal carta que tiene para prevalecer nuevamente en la edición 114 de clásico nacional.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: