Rodolfo Bone, el prospecto que recibe los lanzamientos de tres ex big leaguers de los Tigres

Bone está firmado por los Gigantes de San Francisco, pero tiene permiso para jugar en la Liga Profesional de Nicaragua y la experiencia le es valiosa.

De tan solo 19 años de edad, el receptor de los Tigres de Chinandega, Rodolfo Bone, recibe lanzamientos de tiradores retirados de las Grandes Ligas, que sacan outs con más astucia que fuerza, y prácticamente juega en una liga de veteranos, lo que a diferencia de lo que muchos puedan creer, está representando un gran aprendizaje para el joven enmascarado que tiene la ambición de llegar a las Grandes Ligas.

Bone está firmado por los Gigantes de San Francisco y este año debutó en los Estados Unidos, después de solo una temporada en República Dominicana, lo que dice mucho de la valoración que le tienen.

Lea además: A 47 años de la hazaña de Julio Juárez, aquí los grandes triunfos de la Selección Nacional de beisbol

En Nicaragua, también está en su segunda campaña con los Tigres en la Liga Profesional y este año está provocando un gran impacto al entrar a la jornada del miércoles como líder de los bateadores con .429, por 15 hits en 35 turnos al bate, en 12 juegos.

“Le doy gracias a Dios por estar bien de salud y lo que estoy haciendo. Estoy disfrutando cada una de las cosas por las que he trabajado en los Estados Unidos y aquí”, apuntó Bone, nacido en Masaya.

Bone se da el lujo de ser el receptor de un trío de abridores dominicanos de los Tigres que jugaron en las Grandes Ligas: Atahualpa Severino, Yohan Flande y Edward Cabrera.

“Estoy ganando mucha experiencia, hay muchos jugadores veteranos y uno va a agarrando las cositas buenas de ellos y aprendiendo cada día más. Para mí es una gran ayuda jugar aquí y cada cosa que aprendo la pongo en práctica”, agregó Bone, cuya posición original era la tercera base, pero le hicieron ver que jugar la receptoría le podría abrir con más facilidad las puertas a una firma, y así fue.

Lea también: Cheslor Cuthbert fuera de los Royals de Kansas City y se convierte en agente libre

“He mejorado como receptor en recibir los picheos, bloquear y las diferentes áreas. Gracias a Dios las cosas están saliendo bien”, declaró.

En medio de tantos veteranos, Bone está a la cabeza del bateo y lo está disfrutando, más no está enfocado en eso.

“No trato de meterme a la cabeza la idea de ser campeón de bateo porque a veces uno coge presión. Yo simplemente llegó a la caja de bateo y trato de ejecutar bien las cosas, tomar un buen picheo y hacer un buen contacto”, aseguró Bone.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: