Revisión de la antojadiza carga impositiva a las gaseosas, cervezas, jugos y otras bebidas en Nicaragua, ¿para cuándo?

La presidenta de la Cámara de Comercio y Servicios de Nicaragua (CCSN), Carmen Hilleprandt, explicó que "nosotros (como sector) no estamos pidiendo ningún favor (al Gobierno), solo que se cumpla lo que está establecido en la ley". Actualmente el régimen de Ortega está evaluando la reforma, según reveló el FMI

Tras nueve meses de haber entrado en vigencia la reforma a la Ley de Concertación Tributaria, las empresas importadas y distribuidoras de bebidas siguen esperando que se revise la carga impositiva, la cual fue triplicada, provocando que el precio al consumidor se incrementara.

La presidenta de la Cámara de Comercio y Servicios de Nicaragua (CCSN), Carmen Hilleprandt, dijo que hasta el momento no ha habido una respuesta de parte del Gobierno, pese a han insistido en la revisión de la carga impositiva.

Lea además: Orteguismo celebra que la severa reforma tributaria les ha dejado más de US$200 millones extraídos a trabajadores y empresas

“Aún no se ha resuelto, nos dijeron que están trabajando en eso pero nada, al día de hoy no hemos tenido una respuesta oficial, al comienzo dijeron que sí (iban a revertir el cobro), pero todavía nada.  , lo que pasa es que ellos cambiaron del precio CIF al detalle, pero con el precio al detalle no lo tenían”, expuso Hilleprandt.

El problema surgió porque antes los importadores pagaban el impuesto sobre el cargamento total de bebidas en cada importación, pero con la reforma se ordenó que este debe aplicarse sobre el precio al detalle de cada uno de estos productos, el cual debe ser establecido por el Instituto Nacional de Información de Desarrollo (Inide), pero como este ente no tenía los precios al detalle, la Dirección General de Asuntos Aduaneros (DGA) antojadizamente aumentó los impuestos hasta un 200 por ciento.

Trasladan parte del aumento al precio final

Hilleprandt señaló que para tratar de resolver el problema todas las empresas comenzaron a enviar al Inide el precio al detalle, “pero no ha habido una respuesta, yo sí sé que los licores ya hicieron un aumento para no absorberlo todo y también otras empresas lo han hecho, como las gaseosas, la bebidas energizantes, pero desconozco en qué cantidad”.

Lea también:DGA hunde el negocio de bebidas

La reforma a la Ley de Concertación Tributaria establece que la “importación de jugos, refrescos, aguas gaseadas y aguas gaseadas con adición de azúcar o aromatizadas y bebidas energéticas, la base imponible será el precio al detallista”.

Asimismo, modifica la alícuota de Impuesto Selectivo de Consumo (ISC) a bebidas gaseadas, carbonatadas, jugos, bebidas energizantes, bebidas alcohólicas y bienes suntuarios.

Importación de bebidas aumenta la recaudación

De hecho el informe de ejecución presupuestaria de enero a septiembre de este año revela que el Impuesto Selectivo de Consumo (ISC) tuvo un incremento influencias por la recaudación en bebidas alcohólicas, cervezas, jugos, gaseosas y vinos.

“La recaudación por ISC de importaciones presenta un crecimiento de 58.8 por ciento y 1,221 millones de córdobas superior a la meta del presupuesto. El crecimiento de la recaudación del ISC por bienes importados respecto al 2018 fue de 1,206.9 millones de córdobas, determinado principalmente por el crecimiento en la recaudación de cervezas, jugos, gaseosas, vinos, bebidas alcohólicas y cigarrillos; todos estos bienes se encuentran afectos con la reforma a la LCT aplicada a partir del mes de marzo de 2019”, detalla el informe de ejecución a septiembre.

Puede interesarle:Funides estima que reforma tributaria generará menos recursos al Estado en el cierre fiscal 2019 respecto a lo que recaudaba antes

Rechazan la medida antojadiza y recaudatoria

Inicialmente las empresas que se unieron para que se anule este cobro arbitrario fueron: Ensa, Lala, Dicegsa, Tampico, Naturas, Coca Cola, Compañía Cervecera de Nicaragua, entre otras que importan.

El primero en rechazar este cobro fue la Asociación de Distribuidores de Productos de Consumo Masivo de Nicaragua (Adiprocnic) a través de un comunicado a finales de abril, donde dio a conocer que con la reforma fiscal se había triplicado el cobro, “poniendo en riesgo las importaciones, el abastecimiento de los productos y los precios de venta al consumidor”.

La misión del Fondo Monetario en una reciente visita reveló en su declaración final que  «las autoridades (de Nicaragua), como lo manda la ley, se encuentran actualmente evaluando cuan favorable al crecimiento es la reforma tributaria recientemente promulgada».

Pese a ello, el sector de bebidas, así como otros, no han sido llamados a participar en la evaluación, pese a que fue el mismo gobierno que incluyó en la reforma tributaria su compromiso de revisar con los agentes económicos cada trimestre la evolución de la reforma.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: