¿Cómo reaccionó Bolivia al informe de la OEA?

La presidenta interina de Bolivia aseguró que con el reporte "se comprueba las razones por las cuales hemos tenido que dejar sin efecto las mismas, y convocar nuevas elecciones"

Bolivia, OEA, elecciones

Un informe redactado por la misión enviada por la Organización de los Estados Americanos (OEA) a Bolivia determinó que sí hubo fraude en las elecciones del pasado mes de octubre.

Un extenso informe redactado por la misión enviada por la Organización de los Estados Americanos (OEA) a Bolivia determinó que sí hubo fraude en las elecciones del pasado mes de octubre, provocando reacciones diversas en la nación andina.

El texto de 95 páginas indicó que hubo «acciones deliberadas que buscaron manipular el resultado de la elección».

Además explicó que las acciones cometidas resultan «dolorosas» y «tuvieron la intención de afectar el transcurso del proceso electoral según lo planificado de manera oficial».

Entre los puntos clave el texto citó entre otros la paralización del conteo rápido de los votos, introducción de servidores no previstos, evasión de controles de la empresa auditora electoral.

Un reporte preliminar de OEA fue revelado el 10 de noviembre, generando un revuelo en el escenario político boliviano que derivó, primero en el llamado a nuevas elecciones ante la escalada de la presión social, y luego en la renuncia del expresidente Evo Morales.

Lea además: Informe de OEA revela manipulación e «irregularidades” en elecciones en Bolivia

Dentro de Bolivia, las reacciones al informe final no se hicieron esperar.

¿Qué dijo la presidenta interina?

La presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, al anunciar el miércoles que la OEA le entregó el reporte dijo: «Se comprueba las razones por las cuales hemos tenido que dejar sin efecto las mismas, y convocar nuevas elecciones».

¿Qué opinan desde el MAS?

Representantes del Movimiento al Socialismo (MAS), partido de Morales, insisten en que no hubo fraude. A la vez, algunos, como Sonia Brito, muestran optimismo de cara a la elección presidencial cuya fecha no ha sido anunciada.

Puede interesarle: Bolivia: Gobierno acusa a Maduro de promover desestabilización

«Vamos a demostrar que el MAS no hizo fraude, vamos a demostrar que vamos a ganar en estas elecciones. Vamos a volver a ganar con este, con otro, con cualquier tribunal electoral», dijo Brito a la VOA.

¿Qué opinan funcionarios que recibieron el informe?

El senador Óscar Ortiz que recibió el informe junto al embajador designado por Bolivia ante la OEA, Jaime Aparicio, pidió sancionar a los responsables de este fraude.

«Este informe comprueba cómo con acciones dolosas se buscó deliberadamente manipular los resultados electorales, especialmente con manipulación informática. Debe ser la base para que aseguremos la transparencia en las próximas elecciones y se procese y sancione a los responsables», expresó.

Ortiz además expresó en su cuenta en Twitter: «Los bolivianos nos merecemos una nueva oportunidad, para tener un proceso eleccionario justo, libre y transparente».

¿El informe derrumba la tesis de golpe de Estado?

El expresidente de Bolivia Evo Morales ha insistido desde su exilio en México en la tesis de que hubo un golpe de Estado.

Expertos consultados por la Voz de América indicaron que el informe es clave para explicar lo ocurrido en el contexto político actual que vive Bolivia.

«(El informe) le permite al Estado boliviano eliminar este discurso del golpe de Estado. Lo que en Bolivia hubo fue una protesta social en función de indicios de fraude y de manipualción de los resultados electorales que se habían dado el 20 de octubre y finalmente confirmados en su totalidad con este informe, pero también le permiten al gobierno de Jeanine Áñez mayor libertad y validación institucional interna y externa», dijo a la VOA el analista José Gabriel Espinoza.

Lea también: Bolivia: Áñez anula decreto que eximía de culpa a militares

El excomandante de las Fuerzas Armadas bolivianas, Williams Kaliman, dijo al medio local Fides que en Bolivia no hubo golpe de Estado porque no se movilizó a militares o tanques antes de la renuncia de Morales.

Explicó que actuó bajo lo establecido en la Constitución Política del Estado, la Ley Orgánica de las Fuerzas Armadas y el Manual del Uso de la Fuerza en Conflictos. En su opinión, la otra prueba que desvirtúa el presunto golpe es que ningún militar ahora está a cargo del poder.

A su vez negó que haberle sugerido a Morales que renunciara a la presidencia en medio de la agitación social que atravesaba Bolivia haya constituido un golpe de Estado.

«¿Cómo puede ser un golpe de Estado?, yo no saqué soldados no le apunté con tanques, no me fui a Palacio, ningún militar estuvo en las calles, no me he quedado de Presidente, nadie se ha quedado de Presidente que sea militar”, dijo Kaliman al medio local.

También afirmó que permanecerá en el país para enfrentar una denuncia en su contra por «incumplimiento de deberes y resoluciones contrarias a la Constitución y las leyes», después que medios locales reportaran que se rehusó a sacar a los militares a las calles, a pesar de que la policía asegurara estar desbordada.

Colaboración: Fabiola Chambi y Yuvinka G. Aviles

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: