Orteguista Wálmaro Gutiérrez tergiversa los datos sobre la fuga de gobiernos donantes de Nicaragua

Lo que hizo Gutiérrez fue acusar de "manipulación" a LA PRENSA, pero no explicó por qué en el Presupuesto público del 2020 solo aparecen solo cinco gobiernos extranjeros como donantes bilaterales, cuando en 2007 eran 21.

Wálmaro Gutiérrez, diputado orteguista presidente de la Comisión Económica de la Asamblea Nacional, reaccionó molesto por la publicación de LA PRENSA en la que se informó que debido a la diplomacia «del garrote» del régimen en Nicaragua, solo cinco gobiernos extranjeros mantendrán la cooperación bilateral (sin incluir agencias y organismos multilaterales) en concepto de donaciones en 2020, optando el legislador por tergiversar la información para no admitir la fuga de cooperantes.

En la iniciativa de Ley del Presupuesto General de la República del 2020 solo aparecen cinco gobiernos -entre ellos el bloque de la Unión Europea- como donantes bilaterales cuyo aporte será de 742.4 millones de córdobas (unos 22.5 millones de dólares).

Se trata de un desplome de este tipo de cooperación puesto que en 2007, cuando el dictador Daniel Ortega retornó al poder, eran 21 gobiernos extranjeros que de forma bilateral apoyaban al país, cuyo aporte ascendió entonces a 386.4 millones de dólares, según informes presupuestarios y de Cooperación Externa oficiales.

Lea Además: Cómo la diplomacia del «garrote» de Ortega lo deja con cinco países donantes en 2020, cuando antes tenía 21 naciones «amigas»

El orteguista Gutiérrez no respondió sobre la fuga de donantes bilaterales debido a la política de desplantes, insultos y confrontación que practica la dictadura de Ortega y sus funcionarios hacia los gobiernos que critican la alteración del orden democrático, los fraudes electorales, la represión y violaciones a los derechos humanos contra los nicaragüenses.

La Comisión Económica este 5 de diciembre dictaminó la iniciativa de la Ley de Presupuesto General de la República 2020 sin alterar la propuesta enviada por el Ministerio de Hacienda y Crédito Público, en donde se proyecta un crecimiento de la economía del 0.5 por ciento, tras caer en 2019 menos 3.5 por ciento.

Diputado en vez de aclarar, acusa de «manipulación» a LA PRENSA

Lo que hizo Gutiérrez fue acusar de «manipulación» a LA PRENSA por la información sobre los donantes con los que contará en el 2020 en el Presupuesto, pero se negó a responder sobre el retiro de la cooperación bilaterales de gobiernos extranjeros.

«Dan información al pueblo nicaragüense donde se trata de transmitir al pueblo nicaragüense de que cada vez está menos presente en respaldar el esfuerzo del Gobierno de Reconciliación por reducir pobreza y pobreza extrema», fue como empezó el diputado Gutiérrez en su ataque a este Diario.

Lea También: Funides estima que reforma tributaria generará menos recursos al Estado en el cierre fiscal 2019 respecto a lo que recaudaba antes

Gutiérrez agregó que «lejos de lo que se dijo en un diario de circulación nacional de que ya solo habían cuatro donantes en el Presupuesto General de la República de Nicaragua eso es absolutamente falso». Lo siguiente que hizo fue leer los nombres de los 24 cooperantes internacionales que el próximo año darán fondos no reembolsables (donaciones), en su listado donde mezcló a los organismos multilaterales y agencias de cooperación más los gobiernos extranjeros.

Lo que hizo el orteguista Gutiérrez fue tergiversar la información porque este Diario se centró en los países extranjeros que aun dan apoyo en donaciones bilaterales para proyectos específicos, los que son cinco y no cuatro, como dijo el presidente de la Comisión Económica,  quien también se equivocó sobre la cantidad de gobiernos.

España, Estados Unidos, Taiwán, Kuwait y la Unión Europea son los gobiernos que aun mantendrán su apoyo económico bilateral en concepto de donaciones para financiar los programas de alimento escolar, mejoramiento y rehabilitación de institutos públicos, cultura, preparación técnica de funcionarios estatales y defensa nacional en el 2020.

Esa ayuda es aparte de las donaciones de organismos multilaterales y agencias que comprometieron su cooperación no reembolsable al país en 2020, que ascenderá a 10,390.6 millones de córdobas (unos 314.8 millones de dólares).

Lea Además: Nicaragüenses aguantan desvelos, sol, calor y varias horas de pie por conseguir un empleo, más escaso desde estallido de la recesión

El Banco Mundial, Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) son los organismos multilaterales que darían el 90.6 por ciento de los fondos donados para financiar proyectos específicos, principalmente en el sector salud, agua potable y alcantarillado, educación, medio ambiente y gestión administrativa.

Esto representa un revés si se compara, por ejemplo, con los que habían hasta marzo del 2018, cuando Nicaragua contabilizaba aun a nueve gobiernos y hasta septiembre del 2019 se tenían diez, en su mayoría europeos. Es decir que el mayor golpe se sentirá el próximo año, cuando al régimen por el lado europeo solo le quedará la Unión Europea y España, con cuyas autoridades mantiene una pésima relación diplomática.

Fuentes de financiamieno no son seguras

Azucena Castillo, exministra de Comercio y actual diputada del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), analizó que mientras el régimen se resista a solucionar de forma pacífica la crisis social y política difícilmente la economía se recuperará. «Hasta empeorará en un futuro cercano por la equivocada decisión del Gobierno de pelearse con la comunidad internacional», añadió.

Esa confrontación con los gobiernos europeos y Estados Unidos, principalmente es lo que hace incierto que la cooperación, tanto en concepto de donaciones, como de los préstamos, se sostenga para Nicaragua, a consideración de Castillo.

«Cuando dan por asegurado que sus fuentes de financiamiento son 24, no están hablando con transparencia en que esos recursos pueden congelarlos los gobiernos, como ya lo hizo Holanda y Luxemburgo, o decidan no darlos del todo, mientras vean que en este país la ley no se respeta y que a la población le siguen vulnerando sus derechos», afirmó la diputada Castillo.

El factor de la conocida como Nica Act Magnisky, que es una ley aprobada por Estados Unidos para aplicar sanciones políticas y económicas a la dictadura de Ortega, también la «menosprecia este Gobierno», afirmó la exministra.

«Vemos con escepticismo y tristeza que sin haber entrado de lleno la Nica Act, la cooperación de organismos como BID y el Banco Mundial se va deprimiendo e igual se van los donantes. Eso lo saben los funcionarios y por eso es que seguirán dependiente de que la reforma tributaria, tan dañina que aprobaron, les de los recursos que requieren para sostener el gasto presupuestario, pero todo a costa de seguir dañando la economía de las familias, a los empresarios, a los trabajadores», dijo Castillo.

Trabajadores del Estado sin ajuste salarial

Los números del Presupuesto público del 2020 del régimen confirman la extensión de la recesión económica por tercer año consecutivo, causada por la represión de fuerzas gubernamentales (policía, grupos de choque y parapolicías) contra las manifestaciones ciudadanas, que desde abril del 2018 demandan el cese de las violaciones a los derechos humanos, la restauración de las libertades fundamentales y el adelanto de las elecciones.

En el dictamen aprobado de la Ley del Presupuesto público 2020, los diputados orteguistas -que son mayoría en la Comisión Económica- siguen culpando de la recesión económica «por el impacto negativo de la crisis político social» «ocasionada por grupos desestabilizadores».

Aunque en el discurso político el oficialismo habla de una recuperación económica el próximo año no incorp,oraron recursos para ajustar los salarios de los empleados públicos, siendo el segundo año consecutivo que dejan por fuera ese beneficio.

La diputada opositora Azucena Castillo explicó que «no hubo ni habrá asignación para cubrir el cinco por ciento del ajuste salarial para los trabajadores públicos, por lo que éstos son de los mayores perdedores».

Castillo criticó el doble rasero del orteguismo porque por un lado olvidan el ajuste salarial a los empleados estatales «pero se ve abultado el gasto de partida de bienes y servicios, pero además el gasto corriente crece por la duplicación de cargos para altos funcionarios, porque a los ministros que han sido sancionados (por EE.UU. por su participación en la represión) los han sustituidos  como titulares de los ministerios, a esos funcionarios se les han nombrado como asesores», recordó la diputada.

Los diputados del régimen siguen sin admitir la responsabilidad de la crisis la represión de la dictadura de Ortega y Rosario Murillo que, de según han documentado organismos de derechos humanos, han dejado al menos 328 asesinatos, miles de heridos, más de mil presos políticos de los cuales más de 160 siguen en las cárceles, torturas, desapariciones forzadas, secuestros, asedio, hostigamiento y amenazas a los sectores opositores, obispos y parroquias católicas entre otros delitos.

El orteguista Gutiérrez insistió en que «este no es el presupuesto que quisiéramos para el año 2020, sino que es el presupuesto que se impone» la crisis económica.

Según Gutiérrez, previo a la inestabilidad social y política, iniciada en abril del 2018, la dictadura proyectaba que la economía de Nicaragua crecería el siete por ciento en el 2020, pero tras arrastras dos años de recesión ahora están «previendo un crecimiento modesto positivo del 0.5 por ciento» el siguiente año.

La diputada liberal Castillo señaló que «ya no vale seguir diciendo que es culpa de los que protestaron» contra el régimen que la economía va lastrada, sino que «es el Ejecutivo quien debe demostrar la voluntad en dar una solución urgente y seria» liberando a los presos políticos y sentándose a negociar las reformas político electorales, «para que en Nicaragua regrese el clima de confianza para la ciudadanía y los inversionistas».

El Presupuesto público se estima en ingresos fiscales por 79,199 millones de córdobas y un gasto -sin amortización de la deuda pública externa- de  80,901 millones de córdobas. Las donaciones de organismos multilaterales, agencias y gobiernos permitirán que no haya déficit sino que, por el contrario el presupuesto tenga un superávit de 187.7 millones de córdobas.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: