Orteguista Carlos Emilio López calla sobre abusos del régimen contra el pueblo denunciados por Naciones Unidas

Carlos Emilio López, diputado orteguista, calló sobre los reportes de Naciones Unidas en los que les exigen cuentas sobre las múltiples violaciones a los derechos humanos que ocurrieron en el contexto de la crisis sociopolítica

Mientras los diputado oficialistas callan sobre los abrumadores informes donde Naciones Unidas les piden cuentan sobre las series de abusos cometidos por el régimen contra los nicaragüenses, los legisladores opositores consideran «falacias» los datos de la dictadura que ofrecen de los supuestos avances en materia de derechos humanos en Nicaragua.

Carlos Emilio López, diputado orteguista, no pudo responder este 10 de diciembre a las fuertes críticas que diversos comités del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU) hacen al régimen de Daniel Ortega.

Los comités exigen a la dictadura que rinda cuentas sobre las múltiples violaciones a los derechos humanos que ocurrieron en el contexto de la crisis sociopolítica que estalló en abril del 2018 y que persiste a la fecha, incluyendo las muertes ocurridas bajo la represión y las acciones del Estado para investigar tales crímenes.

En ocasión de la conmemoración del 71 aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, el orteguista López mencionó una serie de supuestos avances en restitución de derechos humanos en los casi 13 años del régimen como la universalización y gratuidad de la educación pública, la reducción de la mortalidad infantil y el aumento en el índice de equidad de género que han sido reconocidos por órganos de Naciones Unidas.

Managua bajo estado policial
En 2018 la Policía Orteguista entrenó a casi mil agentes en técnicas de guerra y represión contra la población civil. LA PRENSA/ARCHIVO

Lea además: Estados de Naciones Unidas piden cuentas al régimen sobre las múltiples violaciones a los derechos humanos en Nicaragua

Evade para no contestar

Sin embargo, López calló al ser cuestionado por LA PRENSA sobre la exigencia de Naciones Unidas de que el Estado de Nicaragua  actualicen los datos sobre las muertes en el contexto de la crisis, los despidos por represalia política y la degradación de categoría de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH).

«ONU Mujer ha colocado al Estado de Nicaragua en el lugar número tres (a nivel mundial) en avance en términos de equidad e igualdad y restitución en los derechos de las mujeres.

El Foro Económico Global ha ubicado a Nicaragua en el puesto número cinco en materia de equidad e igualdad de género», fue parte de lo resaltado por López sobre los informes que órganos de Naciones Unidas han hecho anteriormente.

Esa elocuencia la perdió López cuando se le preguntó sobre los reportes de la ONU, como otros organismos internacionales, en que desnundan las sistematicidad de violaciones de derechos humanos de la dictadura Ortega y Murillo al pueblo como crímenes de lesa humanidad, desapariciones forzadas, juicios parcializados, tratos crueles y degradantes que han sido documentados y expuestos en foros mundiales causando la condena masiva de los países.

Al menos 328 asesinatos, torturas a cientos, más de dos mil heridos, violaciones y abusos sexuales, cientos de detenciones arbitrarias y juicios de odio a cientos de personas, de las cuales 160 siguen detenidas… es parte del saldo sangriento de los crímenes considerados delitos de lesa humanidad cometidos por la dictadura orteguista desde abril del 2018, documentados por organismos como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Desde el pasado 18 de abril, la represión orteguista ha dejado más de 300 personas asesinadas. LA PRENSA/ JADER FLORES
Desde el pasado 18 de abril, la represión orteguista ha dejado más de 325 personas asesinadas. . LA PRENSA/ JADER FLORES

Lea también: Declaración de Unicef establece que peligros para niños y adolescentes de Nicaragua son «inseguridad en las calles y la falta de paz en las comunidades»

A la pregunta directa sobre la degradación de la PDDH de la categoría A a la B al ser evaluada por  la Alianza Global de las Instituciones Nacionales de Derechos Humanos (Ganhri) de que sus informes sobre la represión al pueblo no son creíbles y han comprometido su parcialidad hacia el régimen, el diputado López no tuvo argumentos.

Se dedicó a mencionar datos el crecimiento económico registrados por el país durante 12 años desde que Ortega se ha hecho del poder mediante fraudes electorales consecutivos.

«La Cepal, que es una entidad de América Latina que mide el crecimiento económico, consideró a Nicaragua como uno de los países con mayor crecimiento económico en América Latina, un crecimiento económico sostenido, alrededor del cinco por ciento. Los organismos que analizan la infraestructura en América Latina ubican a Nicaragua con las mejores carreteras», fue la respuesta de López.

Casi 80,000 nicaragüenses aproximadamente se han refugiado en Costa Rica huyendo de la represión sanguinaria del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo. LA PRENSA/ARCHIVO

–Diputado le estoy hablando de derechos humanos, del trato al ciudadano, de gente que ha muerto durante los últimos 17 meses–, le cuestionó LA PRENSA.

«Nicaragua ha mejorado todos sus indicadores en derechos humanos. Según los organismos internacionales, Nicaragua es el país que tiene el índice de seguridad mejor ubicado. Tenemos la tasa de homicidio más baja de América Central y de las más bajas en América Latina. Muchas gracias»,  dijo el orteguista López, cortando la entrevista para no responder directamente sobre los crímenes atribuidos el régimen.

Carlos Emilio López, es exprocurador de la Niñez y Adolescencia y en la Asamblea es vicepresidente de la Comisión de la Mujer.

Durante el contexto de la crisis se ha convertido en uno de los más cercanos aduladores a los dictadores Ortega y Rosario Murillo, al conformarle las comisiones de «paz y reconciliación» cuyo argumento de misión dicen restaurar la convivencia pacífica en los municipios tras el levantamiento del pueblo contra el régimen, pero tales comisiones son denunciadas por pobladores y sectores opositores como parte de las estructuras políticas partidarias a través de las que el régimen espía y pretende controlar a los ciudadanos en desacuerdo con el orteguismo.

La represión y detenciones ilegales de la Policía en Nicaragua se recrudecieron este fin de semana en Managua, en e sector de Camino de Oriente. LA PRENSA/ ÓSCAR NAVARRETE
La represión y detenciones ilegales de la Policía en Nicaragua se recrudecieron. LA PRENSA/ ÓSCAR NAVARRETE

Lea además: Informe del GIEI revela lista de funcionarios públicos que deben ser investigados por la masacre en Nicaragua

Las afirmaciones de los «avances» dados por el legislador orteguista López sobre los índices de seguridad del país y de restitución de derechos de sectores de la población vulnerables, como la niñez, no son acordes con los reportes de los organismos internacionales.

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unifec por sus siglas en inglés) publicó en noviembre pasado una declaración de más de mil niños, niñas y adolescentes de Nicaragua, en donde denunciaron que la inseguridad y peligro en las calles sumado al abuso sexual es uno de los grandes retos que existen en el país; sumado al acoso de la Policía Orteguista (PO) que mantiene contra adolescentes y jóvenes que disienten de la postura oficialista.

Maximino Rodríguez, diputado del PLC, calificó de «vergüenza» que la Comisión de DDHH de la Asamblea, la presida el orteguista Filiberto Rodríguez señalado de dirigir los ataques a las protestas en León. LA PRENSA/ LUCIA NAVAS

Un país con derechos humanos en ruinas

La Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD), en su reporte de septiembre pasado, ubicó a Nicaragua con Argentina, Perú y Uruguay con tasas de homicidio por encima de la media mundial de 6,1 homicidio por cada 100,000 habitantes.

El 2019 es uno de los peores años para las mujeres ya que hasta noviembre, el número de femicidios asciende a 60 según estadísticas de la organización Católicas por el Derecho a Decidir.

También, en el presente año se reportan 62 femicidios en grado de frustración, que es donde la víctima logra sobrevivir a la agresión.

Matt Romero tenía 16 años y estudiaba el cuarto año de secundaria, pero fue asesinado en una marcha cívica. Es la más reciente víctima de la represión orteguista. LA PRENSA/ JADER FLORES
Matt Romero tenía 16 años y estudiaba el cuarto año de secundaria, pero fue asesinado en una marcha cívica. Es la más reciente víctima de la represión orteguista. Foto: LA PRENSA/ Jader Flores.

La vergüenza del orteguista Filiberto Rodríguez

Esos graves retrocesos sobre los derechos humanos en el país no son aceptados por los funcionarios oficialistas, quienes se dan a la tarea de invisibilizarlos como parte de la campaña populista con la que tratan de engañar a los ciudadanos, afirmó el diputado del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), Maximino Rodríguez.

Rodríguez señaló que es «una vergüenza» para el país el actuar de los funcionarios de la PDDH como de la Comisión de Gobernación, Paz y Derechos Humanos de la Asamblea Nacional pues recordó que la preside el orteguista Filiberto Rodríguez.

Este hombre es señalado por el pueblo y los informes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), de dirigir la represión en León contra las protestas, medios y periodistas independientes.

«La Comisión de Derechos Humanos de esta Asamblea no trabaja en pro de exigir el respeto a los derechos, más bien quienes participan como miembros y dirigen esa Comisión son los principales infractores de los derechos inalienables de los nicaragüenses. El presidente de esa comisión es señalado como el principal cabecilla de haber quemado una radio y atentar contra la vida de muchos leoneses», señaló Rodríguez.

Filiberto Rodríguez, diputado del FSLN, a quien el director de Radio Darío acusa de dirigir la turba que llegó a quemar la radio. La Prensa/Manuel Esquivel
Filiberto Rodríguez, diputado del FSLN, a quien el director de Radio Darío acusa de dirigir la turba que llegó a quemar la radio. La Prensa/Manuel Esquivel

Rosario Murillo y Daniel Ortega tras crímenes de lesa humanidad

En el informe del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) -de la CIDH- se identifican al menos a seis altos funcionarios del régimen, encabezados por la dictadora Rosario Murillo, de haber posiblemente entramado y ejecutado el plan que causó una serie de crímenes contra las manifestaciones ciudadanas iniciadas en abril, y en el reporte se plantea que los señalados sean investigados por su vinculación directa en la represión.

El listado incluye a los diputados Gustavo Porras y Filiberto Rodríguez, al alcalde de Matagalpa, Sadrach Zeledón, la ministra de Salud, Sonia Castro, y Fidel Moreno, de la Alcaldía de Managua.

A esos funcionarios son mencionados en el informe del GIEI de estar directamente involucrados en las acciones de los paramilitares, la Policía Orteguista y los grupos de choque contra las manifestaciones.

Daniel Ortega y Rosario Murillo
El dictador Daniel Ortega incuba bomba de tiempo por sus castigos sociales y económicos. LA PRENSA/ TOMADO DE LA PRESIDENCIA

Los crímenes achacados a Filiberto Rodríguez

El GIEI recoge el testimonio del director y propietario de Radio Darío, en León, Anibal Toruño, quien señaló que el ataque y la quema del medio de comunicación el 21 de abril del 2018, lo dirigió el diputado Filiberto Rodríguez.

Al orteguista se le menciona en el reporte del organismo de hostigar, amenazas y dirigir las acciones represivas contra las manifestaciones de estudiantes en León.

«Es una situación paradójica que un individuo violento sea presidente de la Comisión de Derechos Humanos en la Asamblea Nacional», criticó el liberal Maximino Rodríguez.

Las instalaciones de Radio Darío fueron quemadas el viernes por un grupo de turbas orteguistas, denunció Aníbal Toruño, propietario de la emisora.
LA PRENSA/E. LÓPEZ

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: