Deo Downs, del hospital a darle una medalla de bronce a Nicaragua

Tras anotar los dos tiros libres, Deo Downs fue levantado en hombros en medio de gritos y aplausos, llenando de orgullo no solo a Nicaragua, sino a su natal Bonanza y sobre todo a sus padres Dinnia Bustillo y Gerardo Downs (geólogo).

El niño Deo Hafez Downs Bustillo ganó dos trofeos en el Primer Latinoamericano de Minibaloncesto 3×3 en el Polideportivo Alexis Argüello el 8 de diciembre de 2019. LA PRENSA/ROSA MEMBREÑO.

Cuando el niño bonanceño Deo Hafez Downs Bustillo cayó al tabloncillo el dolor en su espalda era insoportable, lo que provocó saliera de la cancha directo a un hospital capitalino, sin imaginar que minutos después retornaría para anotar los dos tiros libres que le dieron la medalla de bronce a Nicaragua en el Primer Festival Latinoamericano de Minibaloncesto 3×3, que finalizó el domingo reciente en el Polideportivo Alexis Argüello.

Cuando pasó el suceso inesperado, Deo disputaba la semifinal contra Costa Rica, que ganó y mandó a Nicaragua a disputar la medalla de bronce contra Puerto Rico, al que se le ganó de manera dramática 20-19.

“No pensaba en lo que me harían en el hospital, solo quería regresar a jugar y ganar la medalla con mis compañeros. Cuando me tocó tirar los dos tiros libres tenía miedo de fallar, pero hice lo posible por concentrarme, le pedí a Dios me ayudara a ganar el partido con mis compañeros. Me siento orgulloso de haberlo logrado”, contó emocionado Deo.

El exbasquebolista Julio González, de Bonanza, cuenta que en el hospital Deo le manifestó que quería seguir jugando, que quería ayudar a sus compañeros de equipo. Así que González, «tipo película» relata que regresó en su vehículo al Polideportivo con Deo pidiendo vía «como si trajera un enfermo. Venimos a tiempo al juego, los niños lograron mantenerse en la pelea con el marcador y luego Deo anotó esos tiros libres para ganar la medalla de bronce».

Tras anotar los dos tiros libres, Deo fue levantado en hombros en medio de gritos y aplausos, llenando de orgullo no solo a Nicaragua, sino a su natal Bonanza y sobre todo a sus padres Dinnia Bustillo y Gerardo Downs (geólogo).

“Todavía estoy impactado por el logro de mi hijo y el carácter que mostró en el juego con sus compañeros. A él le gustan todos los deportes, en especial el baloncesto; tiene carácter y es inteligente. Mostró mucha madurez a su edad. Él demostró que está hecho para eso, para el baloncesto. Me siento orgulloso de mi hijo”, contó con la voz quebrantada el papá de Deo, quien promueve ligas infantiles de baloncesto en Bonanza y además tiene dos hijos más: Indira (26) y Gerardo (19).

Luego que Deo (#11) y Nicaragua ganaran a Puerto Rico, los niños boricuas en un gran gesto de humildad y respeto fueron a felicitarlo. LA PRENSA/ROSA MEMBREÑO.

Sus inicios

Deo, habitante del barrio Rubén Darío, nació con una pelota de baloncesto en sus manos, gracias a su papá, que le fue cultivando el amor por el deporte de los aros.

“Cuando tenía un año mi papá me puso un aro de baloncesto en la casa. Él fue seleccionado de baloncesto de Bonanza, él me enseñó a jugar este deporte y me hubiera gustado que estuviera conmigo cuando gané la medalla pero no pudo venir porque tenía que trabajar. Agradezco a Dios, mi padre y entrenador (Kevin Siles) por haberme enseñado a jugar”, contó Deo entre lágrimas.

El próximo año, Deo se alista para iniciar una nueva etapa en su vida: la secundaria.

“Mi sueño es seguir adelante, no meterme en vicios, para seguir jugando bien. Del baloncesto me gusta todo, veo mucho la NBA”, confesó el niño de 12 años de edad.

En octubre del presente año, Deo representó al país y a su colegio Santa Teresita de Jesús en los Juegos Escolares Codicader, en Costa Rica, donde obtuvo el quinto puesto.

Así fue sacado Deo Downs (#11)el duelo de la semifinal contra Costa Rica en el Primer Latinoamericano de Minibaloncesto 3×3 en el Polideportivo Alexis Argüello. LA PRENSA/ROSA MEMBREÑO.

Otro galardón

Además del trofeo por la presea de bronce, Deon agregó otro listón más ese día al ser nombrado el campeón encestador del Primer Latinoamericano de Minibaloncesto 3×3, categoría 12 años.

«Ganar este trofeo no lo esperaba. No creía que era para mí, más bien pensé que era para uno de los niños de los equipos campeones, ahora a entrenar más», finalizó Deo, quien junto a sus compañeritos de Bonanza ganaron seis juegos: dos veces a Puerto Rico, dos veces a Nicaragua (A y C), Honduras y finalmente a Costa Rica.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: