LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD

Hoy se cumplen

14
días

desde que nuestras instalaciones fueron tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann fue detenido.

con las instalaciones tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann detenido.

cubanos, compradores

¿Quién gana y quién pierde con las compras masivas de cubanos en Nicaragua? Cámara de Comercio da su lectura a legión de caribeños

Carmen Hilleprandt, presidenta de la Cámara de Comercio y Servicio de Nicaragua, advirtió que es muy peligroso que los comerciantes se crean expectativas con este tipo de compradores que son temporales

La legión de compradores cubanos que se ha tomado el comercio nacional en los últimos meses tiene ganadores y perdedores, según se desprende una la lectura que Carmen Hilleprandt, presidenta de la Cámara de Comercio y Servicio de Nicaragua (CCSN) hizo sobre esta migración masiva, quien de entrada advierte que esto solo es una medida paliativa para un sector agobiado por la caída del consumo interno por el aumento del desempleo, la paralización de la inversión y deterioro del poder adquisitivo.

“Se podría ver como un paliativo temporal que dinamice la economía, pero lo que yo me pregunto ¿es si estos están comprando al comercio informal? (…) es muy probable que estén yendo a comprar al 70 por ciento de la informalidad, que está creciendo, porque se están capeando los impuestos”, sostuvo Hilleprandt.

Precisamente la informalidad resultaría como uno de los ganadores de esta llegada masiva de compradores cubanos, cuya presencia ha ganado notoriedad en el mercado Oriental, desde que el régimen de Daniel Ortega, el 23 de enero de este año flexibilizó los requisitos migratorios para estos ciudadanos.

Desde entonces en el centro de compras más grande de Centroamérica, el Oriental,  se ven a los isleños regateando precio y buscando lo más liviano para poder empacar y llevárselo a su país de origen. El Oriental también se distingue como uno de los corazones del comercio nicaragüense más informal de la economía, donde la mayoría no paga impuestos o se esconden detrás del régimen de cuota fija para pagar menor impuesto de lo que le correspondería.

Compradores esporádicos

Hilleprandt advirtió que es muy peligroso que los comerciantes se creen expectativas con este tipo de compradores que son temporales.

Lea además: Lucy Valenti: «Si es verdad que han entrado 5,000 cubanos, quiénes son y a qué vienen, porque de turistas nadie los ha visto»

“Puede haber una reactivación temporal, hay más circulante, más compras,  pero es temporal, lo que a mí me preocupa es que los comerciantes crean que esto es sostenible en el tiempo, ¿y qué va pasar cuando dejen de venir los cubanos?, te vas a quedar con un sobreinventario, es la realidad”, alertó la líder gremial tras participar este miércoles en la presentación de dos estudios relacionados con el impacto de la crisis económica y la reforma tributaria en las empresas y el turismo.

Gobierno, candil de la calle, oscuridad de su casa

Hilleprandt agregó que así como el gobierno ha flexibilizado los trámites migratorios para los cubanos debería de poner su interés en revisar la reforma tributaria.

Y es que precisamente el Estado es el mayor perdedor, porque al realizarse las compras en el mercado informal, su recaudación es nula, por lo que son las empresas formales las obligadas a asumir mayor carga impositiva para resolver la necesidad de dinero del sector público.

El turismo de los cubanos

Este año la presidenta de la Cámara Nacional de Turismo de Nicaragua (Canatur), Lucy Valenti, en una entrevista a LA PRENSA, dijo que desconocía qué tipo de turismo estaban haciendo los cubanos.

Lea también:Managua se convierte en el nuevo destino de compras de miles de cubanos

“Todos sabemos que el pueblo cubano no tiene ingresos, con costo pueden sobrevivir en Cuba con lo que ganan, entonces de qué turismo cubano estamos hablando nosotros, el gobierno ha dicho que han entrado desde que inició el vuelo de Conviasa, unos cinco mil cubanos acá y nosotros hemos hecho averiguaciones, hemos preguntado a los hoteles, restaurantes y turoperadoras si han visto a esos cubanos y nadie sabe dónde se están quedando, nadie lo sabe. Entonces tenemos una gran pregunta sobre ese tema, de que si no son turistas los que están viniendo, ¿qué son?”, dijo en su momento Valenti.

De hecho, al venir a comprar los cubanos no estén realizando ningún tipo de turismo, simplemente se convierten en “mulas”, un término que se utiliza para las personas que importan mercancías, que en Cuba no consiguen o bien resultan demasiado costosas.

Las mercancías que se importan a través de las personas van desde enseres de higiene personal, hasta piezas de autos y motores eléctricos. Sin embargo, es más usual la compra de ropas y electrodomésticos, debido a su alta demanda.

Puede interesarle: Nicaragua, el nuevo trampolín de los cubanos para llegar a Estados Unidos

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: