¿Qué es Zanzíbar S.A, la extraña empresa que el Departamento del Tesoro sancionó por su vínculo con los negocios Ortega-Murillo?

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos sancionó hoy a una red de negocios de la familia Ortega Murillo. Entre los negocios castigados aparece Zanzíbar, cuyo nombre exótico tiene su origen en una isla africana, pero en Nicaragua comenzó a sonar en 2014. Esto es lo que se sabe.

Ministerio de Energías y Minas, gasolina

La red de gasolineras de la DNP cambiaron su logo e imagen para evadir las sanciones de EE.UU. LAPRENSA/ Archivo.

De los múltiples negocios que en los últimos años han engrosado el poderío económico que la familia Ortega Murillo ha construido a base de recursos públicos y de la cooperación de Venezuela, quizás uno de los más desconocidos es Inversiones Zanzíbar S.A.

Fue el Departamento del Tesoro, que este jueves golpeó con sanciones a uno de los brazos medulares de los negocios de la familia Ortega Murillo,  que se sacó de la sombra a Zanzíbar S.A, cuyas operaciones son conocidas muy bien por el Ministerio de Energía y Minas (MEM), que desde el 2014 comenzó a otorgarle licencias de operación a nivel nacional.

Puede Interesarle: Régimen inyecta «oxígeno» a DNP Petronic golpeada por el boicot de consumo. Crecen las compras directas, que incluye al Estado

Resulta que el negocio «fachada», que opera  de  la Estatua de Montoya dos cuadras arriba media cuadra al sur, en Managua, es controlado por Rafael Ortega Murillo, el hijo mayor de la pareja dictatorial que con mano de hierro ha gobernado Nicaragua desde el 2007, un país donde abunda la informalidad empresarial y donde una minoría tiene oportunidades de emprender.

Las oficinas de esta compañía funcionan dentro del perímetro de El Carmen, donde está la residencia de la familia dictatorial, según constató LA PRENSA y cuya zona no se tiene acceso desde el estallido de la crisis en abril del 2018, porque la Policía Orteguista resguarda todos los puntos de ingreso a la zona día y noche.

Lea Además:Nadie explica los cambios en la Distribuidora Nicaragüense de Petróleos (DNP)

Según el Departamento de Estado a través de dicha empresa «fachada» el hijo de Ortega oculta las ganancias que le genera la Distribuidora Nicaragüense de Petróleo S.A (DNP), que en su momento fue propiedad del Estado.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, afirmó que Zanzíbar es utilizada para el lavado de dinero junto con la empresa de vigilancia el Goliat. «Rafael Ortega utiliza al menos dos empresas bajo su control, Inversiones Zanzíbar, S.A. y Servicio de protección y Vigilancia, S.A., para generar ganancias, lavar dinero y obtener acceso preferencial para el régimen orteguista a los mercados».

DNP integra la red de gasolineras administradas por la estatal Petróleos de Nicaragua (Petronic), la cual fue involucrada en la conformación de Albanisa, con una participación accionaria del 49 por ciento y el restante 51 era de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), la que también se encuentra castigada por Estados Unidos por corrupción.

Fue precisamente en ese esquema de participación de Petronic- PDVSA, que la familia Ortega Murillo se apodera del control de la red de gasolineras estatales, que por años se arrendaba a compañías petroleras extranjeras.  En un principio DNP fue depositada para su administración en la entonces esposa de Rafael Murillo, Yadira Leets, quien luego fue removida el año pasado de su cargo de forma estratégicamente.

«Rafael usa Inversiones Zanzíbar para ocultar la transferencia de las ganancias de la Distribuidora Nicaragüense de Petróleo, también designada el día de hoy, y como empresa de fachada para la compra de gasolineras en un intento por ocultar que la verdadera dueña de dichas gasolineras es DNP», precisó.

Recordó que «DNP es una cadena de gasolineras controlada por la familia Ortega.  DNP fue adquirida con fondos públicos y luego transferida a la familia Ortega y se beneficia con contratos no licitados con instituciones gubernamentales».

En enero de este año, cuando Estados Unidos anunció que sancionaba a Albanisa, el régimen de Ortega comenzó un rápido proceso de maquillaje de dicha red de estaciones de gasolineras, en un esfuerzo titánico por escapar de las inminentes sanciones de EE.UU., que actualmente persigue las fuentes de financiamientos de las dictaduras en el hemisferio, como la de Ortega.

En ese proceso de desvincular la red de gasolinera de Albanisa y Petronic, según el Departamento del Tesoro, entra en el juego Inversiones Zanzíbar S.A, que comienza a adquirir  parte de la red de «estaciones de combustible utilizadas para evitar sanciones contra el régimen».

Desde Zanzíbar, «a principios de 2019, Rafael Ortega diversificó las tenencias financieras de la familia Ortega comprando estaciones de servicio con nombres de figuras antes de las sanciones previstas contra el régimen».

Zanzíbar administraba la red de gasolineras desde el 2014

Pero registros del Ministerio Energía y Minas  revelan que Zanzíbar no es nueva en el negocio de los combustibles. Desde febrero del 2014 esta extraña empresa empezó a recibir licencia de administración de 22 estaciones de gasolineras en todo el país.

Las 22 licencias fueron aprobadas a una red de personas, en cuyo documento en poder de LA PRENSA y que fue retirado del sitio web del MEM, se menciona que las estaciones operaban bajo la marca de Petronic. Este decir controlaba 22 estaciones de la red de 69 que eran de Petronic.

Es decir que Zanzíbar habría pasado de administradora a dueña de las estaciones de gasolineras, como parte de la estrategia de la familia Ortega Murillo de ocultar maquillar las estaciones y desvincularla de DNP Petronic.

Según el documento oficial, Zanzíbar maneja estaciones en Jalapa, Nueva Segovia; dos estaciones en Bluefields; Rivas; Acoyapa, Villa Sandino, Santo Domingo, Chontales; tres estaciones en León; Corn Island; Chinandega; Diriomo, Granada; Estelí; Matagalpa,

En Managua administra Petronic Bolívar, Petronic Larreynaga, Petronic Centroamérica, Petronic Villa Fontana, Petronic Ciudad Sandino, Petronic Las Colinas; Petronic Las Mercedes.

La administración de estas estaciones están a nombres de personeros ligados al Frente Sandinista u otros negocios de la familia Ortega Murillo, según publicó el portal Expediente Público.

Desde el año pasado, en esfuerzo por esconder sus negocios, el régimen de Ortega ordenó bloquear al banco de información que maneja el Registro Público, donde se encuentran inscritas las sociedades mercantiles.

Este bloque impide conocer cuándo y a nombre de quién fue constituida esta empresa, cuyo nombre exótico es atribuible a una archipiélago de Tanzania frente a la costa de África Oriental, así a como las excentricidades que suelen caracterizar a Rosario Murillo, la madre de Rafael Ortega.

Lea Además:Concesionario de la gasolinera Puma-Metrocentro: “Si mi pecado fue dar refugio a quienes eran perseguidos por las balas, lo volvería a hacer»

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: