Zona de Strikes: Jonathan Loáisiga a trabajar más duro todavía

La llegada de Gerrit Cole a los Yanquis da una nueva configuración a su rotación, lo que obligará al nicaragüense Jonathan Loáisiga a trabajar más

Edgard Rodríguez C.

Contenido Exclusivo CONTENIDO EXCLUSIVO.

Un día después de que los Yanquis habían estremecido el universo del beisbol al firmar al estelar lanzador Gerrit Cole por siete años y 324 millones de dólares, Jonathan Loáisiga no parecía estar muy preocupado respecto a su futuro en el equipo de la Gran Manzana.

“No me preocupa porque incluso sin él (sin Cole) yo no estaba seguro. Lo único que me corresponde es trabajar más duro”, dijo Jonathan, quien ya inició su proceso de adiestramiento de frente al 2020 aquí en nuestro país.

Al contrario, Loáisiga se veía animado por la ilusión de un posible salto a la Serie Mundial, algo que los Yanquis no consiguen desde el 2009, cuando se llevaron el título ante los Filis.

De acuerdo a la prensa de Nueva York, los Yanquis van a tener un staff liderado por Cole y seguido por Luis Severino, James Paxton y Masahiro Tanaka. El quinto puesto va a ser disputado.

Entre los candidatos a ese puesto están el zurdo J. A. Happ -si no es cambiado-, Domingo Germán -si no es suspendido-, más Jordan Montgomery y desde luego, Loáisiga.

No sabemos qué pasará, pero hay que estar abierto a todas las opciones, desde ganarse un lugar dentro de la rotación, o en el bullpen y hasta ser cambiado antes del inicio de la temporada.

“Lo que menos quiero es ir a Triple A y trabajaré duro para que eso no pase”, indicó el veloz lanzador nica, quien viajó a Guatemala esta semana, pero no ha parado de entrenar un solo día.

Loáisiga dispone del talento y el carácter para ser un lanzador de éxito en las Grandes Ligas. Solo necesita estar saludable y hacer ajustes para graduar su esfuerzo y terminar a los bateadores.

Recién ha doblado por la pista de los 25 años, con una condición económica mejor y la madurez como adición a su repertorio. Así que debe ir en ruta a su consolidación en la temporada próxima.

El aterrizaje de Cole en el Bronx, más que una nueva barrera para las pretensiones del nica, tiene que ser un estímulo para trabajar más duro e ir tras el objetivo, que es su establecimiento.

Edgard Rodríguez en Twitter: @EdgardR 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: