Rosario Murillo continúa justificando agresión de fanático de la dictadura contra mujer

La esposa del dictador guardó silencio sobre la sanción que el departamento del Tesoro y Justicia de los Estados Unidos aplicó contra su hijo, Rafael Ortega Murillo

Daniel Ortega y Rosario Murillo durante el acto de conmemoración de los 40 años del Asalto al Palacio Nacional. LA PRENSA/AFP

La pareja dictatorial de Nicaragua, Daniel Ortega y Rosario Murillo. LA PRENSA/AFP

La dictadora de Nicaragua, Rosario Murillo, volvió a justificar este viernes la brutal agresión de un fanático del régimen contra una mujer, quién fue lesionada con un pedazo de metal en presencia de la policía orteguista en las afueras de un hotel capitalino.

Murillo continúo sus ataques contra el director ejecutivo de la Alianza Cívica, Juan Sebastián Chamorro, quien salió en defensa de la señora agredida, llamándolo «patán y bayunco», sin mencionar directamente su nombre.

Este fue el hombre que agredió a la madre del preso político. LA PRENSA/Oscar Navarrete

La esposa del dictador guardó silencio sobre la sanción que el departamento del Tesoro y Justicia de los Estados Unidos aplicó contra su hijo, Rafael Ortega Murillo y varias empresas que pertenecen a la familia dictadora, entre éstas, Petronic, El Goliat e Inversiones Zanzíbar.

Lea Además: «Ya dejen de joder»: Rosario Murillo insulta desesperada al no poder acabar con las protestas

«La grosería, el insulto, la patanería; a veces vemos personas llenos de patanería. Aquí tenemos una palabra, jayanes, llenos de jayanada y sobre todo cuando están frente a una persona humilde….Ah, entonces se crecen los valientes. Los valientes se crecen cuando ven a alguien que creen que es indefenso, ah, pero la gente tiene voz. La gente tiene corazón, la gente tiene alma y no admite ese trato grosero, bayunco, patán, de los que se creen poderosos», expresó Murillo.

Discurso de odio y libertad  para reprimir a sus fanáticos y policías

La dictadora en ninguna de sus comparecencias ha condenado la agresión del violento fanático de su partido y más bien ha tenido calificativos para el agresor de «sencillo», humilde e «indefenso», pese a que el agresor violentó a la mujer de la tercera edad con un metal que le hirió su rostro. Tampoco Murillo cuestiona a la policía que llegó a reprimir a los ciudadanos que habían participado en la presentación de una propuesta de reformas electorales.

Ante la agresión de que fue víctima la señora Juana Francisca Reyes, el opositor al régimen, Juan Sebastián Chamorro, salió en defensa del violento hombre del orteguismo a quien increpó por su actuar violento contra la mujer.

Sin embargo, lejos de cumplir su función de garantizar seguridad y el orden público, la policía orteguista más bien agredió a Chamorro y otras mujeres familiares de presos políticos, así como a otros ciudadanos y periodistas que cubrían la actividad en el sector de Metrocentro.

Puede interesarle: Policía Orteguista reprime y agrede a opositores, manifestantes y periodistas en Metrocentro

Murillo calificó a Chamorro, sin mencionar su nombre, como un traidor a la patria  de quien dijo que pese a nacer en Nicaragua, piensa como un extranjero. «»Piensan como extranjero, como potencia dominante, qué absurdo, es delirio, es demencia; entonces empiezan a inventar e invocar lo que ellos creen que son sus poderes, los poderes imperiales, para aplastar a su propio pueblo», dijo furibunda Murillo este viernes.

 

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: