William Aragón, de LA PRENSA, un periodista sin miedo a la dictadura

Tres veces le rafaguearon su casa y su hermano paramilitar fue uno de los que disparó. Perdió su hogar. Lo detuvieron con sus dos niñas en un bus. El orteguismo lo acosa. Su vida está en riesgo, pero el periodista sigue informando desde Somoto

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: