incentivos

De los incentivos perversos

Los incentivos hay que identificarlos con la certeza de que usted no puede ignorar el elefante en la sala de su casa. Es decir, existen en toda empresa, aunque la propia gerencia general quiera negarlos

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: