Partido Conservador se retira de la Asamblea Nacional porque considera que los diputados actúan de forma «antidemocrática y discriminatoria»

El PC no presentó su renuncia en la Asamblea, sino que oficializó su retiro para que al ausentarse de forma definitiva se aplique la Ley Orgánica del Poder Legislativo y se les destituya

Alfredo César, presidente del Partido Conservador (PC), dijo este miércoles 18 de diciembre que la decisión de retirarse de la Asamblea Nacional es por considerar que está conducida por los diputados orteguistas en el parlamento, sometido a la dictadura de Daniel Ortega, es «antidemocrática y discriminatoria».

El PC no presentó su renuncia a la diputación en la Asamblea, sino que oficializó su retiro para que al ausentarse de forma definitiva, tanto el diputado propietario como la suplente, se aplique la Ley Orgánica del Poder Legislativo y se les destituya.

El retiro de la diputación lo hace el PC cuando la Asamblea cerró la legislatura correspondiente al 2019, por lo que están de vacaciones de fin de año. Eso implica que al aun diputado César se les pagó el salario de 3,265.62 dólares correspondiente a diciembre así como el combustible y otros beneficios económicos que reciben los legisladores. También ya recibieron el aguinaldo, es decir otros 3,265.62 dólares.

Al ser cuestionado de por qué no renuncian de una vez a la diputación el presidente del PC respondió «no tenemos por qué renunciar, los que deben renunciar son los que actúan de forma vergonzosa».

Partido César, Asamblea Nacional,
Alfredo César, diputado propietario y Wendy Guido, suplente, anunciaron su retiro de la Asamblea Nacional, LA PRENSA/ LUCIA NAVAS

El PC asumió la diputación el 9 de enero del 2017 pero es casi tres años después es que consideran «antidemocrática» el proceder parlamentario, porque la directiva orteguista bloquea todas las propuestas de leyes de los partidos que presentan los que se denominan adversarios.

Los conservadores así como el Partido Liberal Constitucionalista (PLC), el Partido Liberal Independiente (PLI) , la Alianza Liberal Independiente (ALN) y la Alianza por la República (Apre)  son considerados por diferentes sectores políticos y sociales como colaboracionistas del régimen al haber participado en las elecciones del 2016 cuando Ortega se reelegió por tercera vez de forma consecutiva.

La actuación «discriminatoria» por parte de la conducción del Legislativo, según César es porque los ataques, insultos y otras faltas de respeto que han protagonizado los orteguistas contra los diputados que durante el debate de las leyes de la dictadura, les señalan los errores.

«El reglamento de la Asamblea establece que al margen de las diferencias políticas debe haber respeto entre los diputados, pero hemos visto del presidente nominal sancionado (Porras), que diputados y diputados del Frente Sandinista insultan a viva voz a diputados y diputadas de oposición. No hay ninguna medida correctiva de parte de la Presidencia (de la Asamblea», dijo César.

Puede interesarle: Por qué las empresas en Nicaragua ya no quieren darle información económica al BCN

«Este señor (Gustavo) Porras quiere manejar la Asamblea como el FNT (Frente Nacional de los Trabajadores)», insistió César ante la actitud represiva del presidente de la Asamblea Nacional sancionado por Estados Unidos, Gustavo Porras.

La carta oficial del retiro del único diputado y la suplente del PC se oficializó este 18 de diciembre en una carta enviada a la Primera Secretaría de la Asamblea. César y su suplente Wendy Guido dejarán que se les aplique la Ley Orgánica del Poder Legislativo para que se les destituya por ausencia.

-¿Por qué no mejor renunciar si usted dice que está avergonzado de una Asamblea antidemocrática y discriminatoria?-, consultó LA PRENSA. «Uno renuncia cuando está avergonzado de algo, pero no de nosotros. Tenemos vergüenza ajena. Que renuncie quien la está conduciéndola (Porras). Nosotros nos retiramos y que la Ley nos quite la diputación», respondió César.

Conforme la Ley Orgánica del Poder Legislativo, las sesiones legislativas inicien el 9 de enero de cada año por lo que, según la interpretación de César será a partir de esa fecha que empieza a contar la ausencia del PC del Parlamento Nacional.

Los artículos 23 y 24 de la Ley Orgánica del Legislativo establecen las causales de suspensión y pérdida definitiva de los derechos como diputados.

El artículo 23 indica que cuando el legislador se ausenta de forma «injustificada del trabajo parlamentario durante 15 días continuos la Junta Directiva de la Asamblea Nacional, a solicitud del Presidente y con el voto de la mayoría de sus miembros, podrá imponerle, como sanción disciplinaria, la suspensión en el ejercicio de sus derechos por un período no menor de quince ni mayor de treinta días de trabajo parlamentario consecutivos». En este caso se acreditará al suplente del diputado.

En tanto el artículo 24 de la Ley Orgánica en numeral 4 dice que es causante de la pérdida definitiva de la condición de diputado el «abandono de sus funciones parlamentarias durante sesenta
días continuos dentro de una misma legislatura, sin causa
justificada ante la Junta Directiva de la Asamblea Nacional».

El procedimiento ordena conformar una Comisión Especial para que en un plazo no mayor de 15 días resolverá sobre el caso de la ausencia del diputado, que someterá al plenario para que «por mayoría absoluta» de votos se apruebe la pérdida de la condición de diputado ausente.

Posteriormente se notificará al CSE para que se le retire la acreditación, en este caso a César y a Guido como diputado propietario y suplente, respectivamente.

Lea además: Partido Conservador anuncia su salida “por unanimidad” de la Asamblea Nacional

La directiva nacional de los conservadores reconoció que hubo conversaciones entre el Partido Republicano de Estados Unidos y la oposición nicaragüenses, coincidiendo en que no se puede seguir legitimando a una Asamblea donde los orteguistas irrespetan a los partidos adversarios y solo aprueban leyes de interés del régimen.

Se mantiene en las alcaldías

De donde no se retira el PC es de los más de 20 municipios donde tienen concejales, a pesar que en ese partido tiene las misma crítica de la conducción antidemocrática de las alcaldías controladas por orteguistas, que son la mayoría a nivel nacional.

El FSLN gobierna 135 de las 153 alcaldías del país que se las asignó el Consejo Supremo Electoral (CSE), en las elecciones del 2017, un proceso calificado de fraudulento por los partidos que participaron en ese proceso como por organismos de observación nacional de credibilidad.

Marvin Martínez, concejal propietario del PC en la Alcaldía de Managua, no descartó que «si llegarán a cerrarles los espacios» podrían igual tomar la decisión de retirarse, pero irán analizando cada caso.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: