Más organismos piden investigar agresión a hermanos Coppens

La CIDH emitió medidas cautelares a favor de los 16 procesados por llevar agua a madres que estaban en huelga de hambre en la iglesia Divina Misericordia de Masaya, conocidos como Los Aguadores.

LA PRENSA/REDES SPCIALES

El Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL) y la Asociación Madres de Abril (AMA) condenaron la agresión sufrida por Diego y Santiago Coppens Zamora, hermanos de la presa política Amaya Coppens, de manos de turbas orteguistas, este 24 de diciembre en Chinandega. Estos organismos también exigieron al régimen de Daniel Ortega que investigue el caso y procese a los responsables.

Los jóvenes fueron agredidos cuando venían del parque central de esa ciudad de pegar calcomanías de reos políticos en demanda de su libertad. Ellos resultaron con golpes en todo el cuerpo. Diego quedó con la ceja izquierda partida —por ello necesitó puntadas— y una fisura en el hueso. Amaru tiene múltiples golpes en el cuerpo. Y otro joven que los acompañaba terminó con la nariz fracturada y el labio partido —por esto requirió seis puntadas—, detalló Tamara Zamora, mamá de los afectados.

Lea también: Periodista del New York Times narra cómo las turbas orteguistas le robaron y la atacaron

«Condenamos las agresiones contra los hermanos de Amaya Coppens, injustamente apresada en Nicaragua. Exigimos una investigación independiente de los hechos y el cese de ataques contra familiares de presos políticos», se lee en el twitter del CEJIL.

Mientras las Madres de Abril se solidarizaron con madres de presas y presos políticos, especialmente con Tamara Zamora porque han atacado a sus tres hijos. «Asociación Madres de Abril expresa su solidaridad a las madres de las y los presos políticos y repudia con toda su fuerza la agresión de la que fueron víctimas cuatro jóvenes, dos de ellos, hermanos de Amaya Coppens Zamora, el 24 de diciembre a manos de paramilitares y grupos de choque sandinistas. Lanzamos un SOS a la comunidad internacional», se lee en el twitter.

AMA también agregó que «¡Nicaragua está bajo estado de sitio! Policía, paramilitares y grupos de choque actúan con total impunidad» y demandaron  el regreso de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y de la Oficina del la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

En tanto, Paulo Abrao, secretario ejecutivo de la CIDH compartió en su cuenta de Twitter «denuncian agresión a hermanos de Amaya Copens – estudiante detenida en Nicaragua».

Además, la CIDH emitió este medio día medidas cautelares a favor de los 16 procesados por llevar agua a madres que estaban en huelga de hambre en la iglesia Divina Misericordia de Masaya, conocidos como Los Aguadores. En el caso de Amaya Coppens ella goza de medidas cautelares junto a su núcleo familiar desde el 2018, cuando cayó presa por primera vez en León por protestar junto a otros estudiantes universitarios en la rebelión social de abril de 2018.

Recuperándose de golpes

Presas políticas
Amaya Coppens, junto a 12 activistas fueron secuestrados en Masaya, cuando pretendían llevar víveres a los familiares de presos políticos en huelga de hambre en la iglesia San Miguel de Masaya. Ahora son acusados por presunto tráfico de armas. LA PRENSA/CORTESÍA

Mientras tanto, los jóvenes agredidos se recuperan de los múltiples golpes, fracturas y heridas realizados por las turbas, su hermana Amaya Coppens sufre de crisis asmática en las frías celdas de El Chipote, donde no les permiten ingresar sábanas y toallas para abrigarse por las noches, relató su mamá Tamara Zamora.

«Amaya es asmática y por el frío que sufre en las celdas ha tenido dos crisis de asma, pero aún así no nos han permitido ingresarle sábana y toalla para secarse el cuerpo después del baño», dijo la denunciante.

Puede interesarle: Hermana del preso político Edward Lacayo confirma que un hombre quiso agredirlo en la cárcel

Los medicamentos para el asma y la presión los han dejado entrar, el problema es que no se los dan en horarios establecidos sino cuando ya está la crisis, afirmó Zamora, quien logró visitar a su hija el 25 de diciembre.

La embajada Belga también está pendiente de la situación de los hermanos Coppens Zamora, ya que gozan de doble nacionalidad, nicaragüense y belga, por el papá, dijo Zamora.

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: