Ante crisis de Nicaragua más nicas emigraran a Costa Rica y solicitarán protección humanitaria

“Mientras garantizan la legalidad y la asistencia social humanitaria de 200 nicaragüenses, por otro lado están entrando 300, y esto se puede reflejar en los próximos días con un aumento masivo de esa migración” valoró Álvaro Leiva, presidente de la ANPDH

Miguel López Baldizón presidente de Unión de Nicaragüense Exiliados en Costa Rica (UNCR ), dijo que a lo largo de este año han atendido unas 3500 personas. Para  el 2020 el gobierno de Costa Rica dará seguro médico durante un año a los nicas refugiados. LA PRENSA/Costa Rica

Para el próximo año Costa Rica va enfrentar una «ola de migración de ciudadanos nicaragüenses que buscan como ingresar a ese hermano país solicitando protección humanitaria”, estimó Álvaro Leiva, presidente de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH), radicado en el país del sur.

Asimismo dijo que en Nicaragua se ha visto “que los pocos casos de retorno los someten a situaciones de detenciones ilegales, secuestros”, por lo que están promoviendo el no retorno por no existir condiciones las garantías mismas.

Lea: Servicio de Jesuitas para Migrantes prevé que más nicas saldrán del país en 2020

Con relación a la asistencia humanitaria y la migración en aumento, Leiva dijo que “mientras garantizan la legalidad y la asistencia social humanitaria de 200 nicaragüenses, por otro lado están entrando 300, y esto se puede reflejar en los próximos días con un aumento masivo de esa migración”.

Situación de los nicas hasta mayo del 2019

Asimismo se refirió  a estadísticas de Migración y Extranjería de Costa Rica que manejan junto a la ANPDH, sobre ingresos y egresos del 2018, hasta mayo del 2019. Para este mes migración había registrado 55,946 nicaragüenses; solicitud de refugios 33,696; permisos laborales,  8262;  citas pendientes de atención, 27,980.

Extraoficialmente, otras organizaciones de solidaridad con Nicaragua, han dado a conocer que en Costa Rica existen entre 70 mil a 80 exiliados.

Lea además: Militares “usurpan funciones” al interrogar a opositores retenidos en las fronteras, asegura Pablo Cuevas, de la CPDH

Movimientos migratorios de 2018, hasta mayo del 2019. La tendencia, según Álvaro Leiva es seguir creciendo para el 2020. LA PRENSA/Cortesía

Y su lectura es que “la tendencia de migración para los próximo días va en aumento, lo que indica que Costa Rica va a enfrentar  una situación, un reto ¿verdad?, frente a una ola o a un tsunami de migración desmedida de ciudadanos nicaragüenses que buscan como ingresar a este hermano país solicitando protección humanitaria”.

El activista de derechos humanos, reconoció que el Estado de Costa Rica ha venido dando su asistencia a los nicaragüenses en materia legal, social y humanitaria, y tanto ellos se han sumado como asociación de derechos humanos con el fin de mejorar las duras condiciones en que viven los exiliados.

Lea también: Angustia y llanto, el drama de los nicaragüenses deportados de Estados Unidos

No obstante hay obstáculos que superar puntualizó, ya que la “situación de migración a este hermano país es el flagelo de una crisis permanente de derechos humanos que existe hasta el día de hoy en Nicaragua”.

Y su origen parte de  la crisis que enfrenta Nicaragua hasta el día de hoy, frente al régimen Ortega-Murillo que no tiene la voluntad política de mejorar la radiografía de los derechos humanos”, valoró Leiva.

Costa Rica brindará atención médica por un año

En el Primer Foro Mundial sobre Migrantes, realizado en Ginebra, Suiza, en días recientes, el presidente Carlos Alvarado confirmó que los refugiados nicaragüenses (asilados y sus familias) gozarán de seguro médico durante un año; y que contará con el respaldo del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur).

Al respecto dijo que el gobierno costarricense ha demostrado una voluntad política y este seguro médico será echado andar próximamente.

Los nicas a la fecha  indicó Leiva, solo cuentan con un carnet provisional de refugio, pero ahora que acudan a las instancias de la Caja de seguro y de atención médicas primarias deberían de contar con otro carnet con su número de seguridad social. Por lo que van a promover una campaña para que la comunidad esté informada.

Sobre el drama de los albergues, sin detallar la cantidad de ellos, dijo que siempre han existido y ha estado disponible, pero la mayor parte de los migrantes no han usado este sistema de protección debido que la mayor parte de ellos tienen familiares en Costa Rica.

En Costa Rica, hay dos tipos de migrantes, uno por motivos económicos, y otro por asuntos políticos, dice Álvaro Leiva, ambos son monitoreados por autoridades costarricenses y por la ANPDH. LA PRENSA/Cortesía

Migrantes son monitoreados

Con relación a la reciente deportación de nicaragüenses de Estados Unidos a Nicaragua, no se sabe sin son ciudadanos en condiciones de protección humanitaria, dijo. Luego aclaró que para ser beneficiario de un refugio o asilo tenes que demostrar la petición de esa figura.

En el caso de Costa Rica, explicó Leiva, desde que ponen el primer pie, el ciudadano o  bien retorna al país de origen de forma voluntaria está siendo monitoreado por las autoridades costarricenses y trabajan con organismos de derechos humanos para lograr la mayor protección y de refugio, siempre que se presenten y sean motivo de un otorgamiento humanitario.

Asimismo aclaró que existen dos tipos de migrantes, uno por motivos económicos, y otro por asuntos políticos.

No existen condiciones de un retorno seguro al país

Por otro lado muchos nicaragüenses buscan retornar al país pero en un marco migratorio legal y de seguridad. Algunos han sido detenidos y encarcelados, otros asediados a la entrada al país o en sus casas.

Al respecto Leiva dice que las “pocas voces que han hablado sobre este tema han retornado a Nicaragua”, pero ellos como organismos de derechos humanos han sostenido que no existen condiciones de un retorno seguro y que garantiza la posibilidad de resarcimiento a las víctimas.

Sobre detenidos en las cárceles de Costa Rica por diversos delitos, dijo que para enero del 2020,  junto a Migración y Extranjería, Gobernación y las instituciones de seguridad realizarán una revisión a fondo sobre los nicaragüenses detenidos por delitos comunes, que se encuentran en centros de retención migratoria y cárceles de sistema penitenciario costarricense.

Asimismo darán asistencia a los casos de nicaragüenses que están cumpliendo condenas y que pueden ser devueltos a Nicaragua, si son exiliados políticos buscarán que sus condenas las hagan en Costa Rica.

No es tan fácil la vida del exiliado, pero “celebraron” sus navidades

Para Celso Canelo de la Fundación Juntos Somos un Volcán, la vida de los exiliados lejos de su patria, sin sus familiares o con presos políticos, es difícil, no obstante  “celebraron”  las tradiciones navideñas nicaragüenses a su manera.

Lograron reunir a unas 1000 familias en el Gimnasio María Auxiliadora, en San José, Costa Rica; y  más de 300 niños y padres de familia, en la Casa azul y blanco, realizaron una cena navideña y entregaron juguetes a  los niños, con respaldo de SOS de Costa Rica, Fundación Nicaragüense para el Progreso, Mentes libres, y Unión de Nicaragüense Exiliados en Costa Rica.

Llevar un poco de alegría fue una enorme satisfacción entre el dolor y la nostalgia de no poder regresar y estar en el calor de sus familias y amigos.

Recordó que a largo de este año, muchos nicaragüenses, a veces solo han tenido un tiempo de comida, también les ha costado encontrar un trabajo o medicamentos.

“Ha sido una tragedia, no es tan fácil la vida del exiliado, que vive angustia, que está lejos de su familia, es emocional, no se ve. Muchos caen en estado depresivo y de ansiedad, algunos han intentado suicidarse”, destacó el activista.

Algunos han sido asistidos por Médicos sin fronteras; así Miguel López Baldizón como presidente de UNCR (Unión de Nicaragüense Exiliados en Costa Rica), en aéreas de cirugía, odontología, cardiología, medicina integral y siquiatría.

Al respecto  López Baldizón dijo según sus registros de atenciones médicas del último cuatrimestre han sido atendidos 1245 nicaragüenses, en su mayoría adultos; y en el año unas 3500 personas, gracias a donaciones que han recibido.

Como presidente de UNCR, dijo que  tanto ellos como los exiliados lo que quieren para el año entrante es que la situación de crisis sociopolítica de Nicaragua cambie por lo que continúan pidiendo la salida del dictador para retornar al país con seguridad, libertad y democracia.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: