Luces o tinieblas

Sería loable que el papa Francisco, ahora que tiene a monseñor Báez a su lado e informado de lo que sucede en nuestro país, contribuya a disipar las tinieblas haciendo prevalecer la Iglesia de Dios y no la del Estado Vaticano en Nicaragua