2010-19: La mejor década en la historia del futbol nicaragüense

Dos clasificaciones consecutivas a Copa Oro, el debut de los primeros nicas en Europa, la Champions League, Europa League, Copa Libertadores y Sudamericana, más 36 futbolistas nicaragüenses en el extranjero

Copa Oro, Nicaragua vs Haití, Juan Barrera,

Juan Barrera, capitán de la Azul y Blanco. LA PRENSA/JADER FLORES

El futbol nicaragüense posee pocos acontecimientos que celebrar en su historia. Los  mejores y más recientes sucedieron en la década que acaba de pasar, precisamente en los últimos cinco años. Antes de 2015 todo era oscuro, nada esperanzador como es el por venir de al menos los próximos años.

La Selección de Futbol presentó el mayor crecimiento que jamás tuvo hasta ahora. La evolución puede medirse de diferentes parámetros como las victorias inéditas contra Jamaica, Haití, los enfrentamientos ante selecciones sudamericanas de otro nivel y mundialistas (Bolivia y Argentina) y la clasificación a dos Copa Oro consecutivas.

El punto de partido fue el 2015. Juan Barrera se convirtió en el primer futbolista nicaragüense en jugar en Europa. La Azul y Blanco sorprendió a la Concacaf venciendo a Jamaica en su propia casa y quedando a un minuto de eliminarla en las eliminatorias mundialistas de Rusia 2018. Esa fue la primera señal del cambio que después se reforzó con un inédito podio en el top 100 —puesto 92— del ranking FIFA. 

Copa Oro consecutivas

La ebullición del equipo nacional llegó en 2017. Jugando bien no pudo clasificar directo a Copa Oro 2017 durante la Copa Centroamericana. El repechaje le tocó Haití, un combinado muy superior, de un nivel igual o mayor al de Jamaica. En la idea perdió 3-1 y en la vuelta sorprendió a Concacaf remontando con un 3-0 en cinco minutos, hat-trick de Juan Barrera. 

Esa remontada provocó que todo el mundo empezara a mirar a la selección centroamericano que hace poco era conocida como la cenicienta de la región. Esto se reflejó en el primer amistoso pactado contra una selección de Conmebol, Bolivia, en junio 2017.

Un año después, Argentina acordó otro amistoso contra la Azul y Blanco pero la situación sociopolítica empezada en el país por esa fecha aplazó el encuentro que se disputó en el 2019 previo a la participación de la segunda Copa Oro consecutiva y posterior al tercer desafío contra Bolivia terminado 2-2.

El mejor momento del futbol femenino

Los primeros pasos de desarrollo futbolístico lo dio la rama femenino. En el 2013, la Selección absoluta consiguió su más grande logro: la medalla de plata en los Juegos Centroamericanos. Al año siguiente, la futbolista Ana Cate Aguilar se convirtió en la primera jugadora en debutar en el futbol europeo en la liga de Islandia. Además, en el 2015, fue la primera en estrenar en Liga de Campeones de la UEFA.

Por otro año más, Sheyla Flores demostró que es la mejor futbolista pinolera a nivel nacional como internacional. LA PRENSA/ARCHIVO.

El equipo femenino volvió a brillar en 2017. En casa se colgó la medalla de plata de los Juegos Centroamericanos compitiendo de tú a tú ante Costa Rica. Por dos ediciones consecutivas volvió a estar en lo más alto del podio, solo superada por Costa Rica, la potencia de la región.

Otro logro significativo se dio al año siguiente clasificando por segunda vez en la historia y primera en 10 años un Premundial Sub-20 de Concacaf. La otra nacional en cita previa al Mundial luchó por trascender en el grupo de las potencias de la región —Estados Unidos y México que ganaron 2-0 ambos— y empató 2-2 ante Jamaica.

Mayor exportación de jugadores

La primera nica y el primer nica en el futbol europeo fue el principio de una exportación inédita de jugadores nacionales al extranjero. En esta década que acaba de pasar se estrenaron 36 futbolistas en otras ligas del mundo incluyendo el llamativo dato que se tuvieron 4 nicas al mismo tiempo en Europa, algo impensado hasta hace poco.

Al terminar el 2019 se llegó a contar con 26 jugadores al mismo momento jugando en el extranjero, una cifra descabellada en otros tiempos y no existe antecedente cercano a esta cifra. De ellos destacan Byron Bonilla en el Saprissa de Costa Rica, Luis Fernando Copete (Bolivia), Richard Rodríguez (Paraguay), el último de la lista.

Ana Cate Aguilar en un partido de temporada. LAPRENSA/ CORTESÍA

Además se dio el debut de futbolistas nicaragüenses en los torneos de clubes más importantes del mundo. Juan Barrera se estrenó en Europa League en 2015, Luis Fernando Copete disputó la Copa Sudamericana en 2017, Ariagner Smith se convirtió en el primer nica que disputa la Europa League y fase previa de Champions League al mismo tiempo 2019 y en el mismo año Jaime Moreno lo emuló en la Copa Sudamericana y Libertadores

Esperanza al futuro

El cierre del año dejó mejores esperanzas al futuro. Las categorías menores del futbol nicaragüense empezaron a competir. Pasaron de ser las selecciones que llegaban a cada torneo a recibir goleadas, a convertirse en la sorpresa del certamen, o al menos en 2019.

La Selección Sub-17 estuvo a dos partidos de clasificar al Mundial a mediados de año. En la fase regular del Campeonato de Concacaf dominó su grupo sobre cuatro selecciones  y clasificó a cuartos de final. Ahí enfrentó a Costa Rica, referente regional en esta categoría y compitió de tú a tú. Fue un duelo parejo que los ticos ganaron por un desafortunado autogol del portero nacional. Nada que reprochar porque estuvieron a la altura dando la primera muestra de avance en las categorías menores.

Las categorías menores tuvieron el mayor desarrollo en el 2019. LAPRENSA/CORTESÍA/FENIFUT

En octubre la Sub-18 volvió a sorprender en Uncaf quedando en el cuarto lugar de un torneo centroamericano por primera vez. Después lo hecho por el Real Estelí fue la evidencia de que en Nicaragua el futbol base cambió. El Tren del Norte terminó subcampeón en el Torneo Interclubes Sub-17 de Uncaf, algo insospechado. Por primera vez una representación de Nicaragua llegaba a competir y no a ser goleada. El buen año de las categorías menores lo cerró la Sub-15 con el cuarto lugar en el Torneo de Uncaf en Belice.

Lo malo

La década no fue color de rosas. Los amaños por jugadores de la Selección de Futbol, y descubiertos hace nueve años, evitaron la perfección. El 12 de enero de 2011, la Fenifut dio a conocer que el jugador Armando Collado estaba inhabilitado para jugar futbol, se le negaba el acceso a los estadios de futbol y acercarse a los seleccionados nacionales.

Collado fue señalado de ser el responsable de los amaños de la Selección de Futbol en un amistoso ante Guatemala en 2010. Después de ese caso, se conoció que la Azul y Blanco se vendió al menos un partido de la Copa Oro 2009 y otro duelo de 2011 durante las eliminatorias mundialistas Brasil 2014.

Se pensó que los amaños en el futbol nicaragüense se habían acabados, pero en 2017 la Fenifut anunció que estaba investigado una sospecha de amaños en la Copa Oro de ese año, más otros partidos de la Liga Primera. En 2019, ese mismo fantasma volvió aparecer durante la Liga B de Naciones. El amaño es la cruz del futbol nica, un cáncer que no se sabe cuándo se extirpará de raíz.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: