Cardenal Leopoldo Brenes: «Paz, diálogo y reconciliación» para 2020

Previo a la primera homilía de 2020, el cardenal Leopoldo Brenes dirigió la procesión por la 53 Jornada Mundial por la Paz, antes conocida como "procesión de varones".

Primera homilía 2020

Iglesia Católica aboga y eleva plegarias por la paz de Nicaragua. Foto: Óscar Navarrete/La Prensa.

En la primera homilía de 2020, oficiada por el cardenal Leopoldo Brenes, en la Catedral Metropolitana, la Iglesia Católica abogó por la paz, el diálogo y la reconciliación.

“En este mensaje de este año siento que el Papa también ha pensado en nosotros, como en muchos otros países, donde la violencia prácticamente está marchando… El Papa nos propone la paz como camino de esperanza, diálogo, reconciliación y conversión ecológica”, dijo el cardenal Brenes, durante la homilía.

Puede interesarle: El papa Francisco se disculpa por «perder la paciencia» luego de reprender a una mujer que lo agarró del brazo

Asimismo, recordó que las palabras del papa Juan Pablo II, quien una visita a Nicaragua, refirió que “la primera que quiera la paz es la Iglesia”.

Primera homilía 2020
Iglesia Católica aboga por paz auténtica, diálogo y reconciliación. Foto: Óscar Navarrete./La Prensa

Peticiones

Durante el acto religioso, el cardenal Brenes procedió junto a los fieles a elevar plegarias en las que se incluyó oraciones por los obispos y por todos los nicaragüenses dentro y fuera del territorio, para que movidos por el amor de Dios recen y trabajen por una nacíón justa, reconciliados por una paz justa y verdadera.

Lea también: Comisión de Justicia y Paz de la Arquidiócesis de Managua aboga por elecciones «libres e imparciales»

Asimismo, intercedieron por por quienes ejercen autodidad y liderazgo en la nación, para que tengan “la valentía y la disposición de sentarse en la mesa del diálogo en el esfuerzo común a favor de un futuro digno para todos, un auténtico sistema democrático que respete la libertad y los derechos fundamentales para todos los nicaragüenses”.

Primera homilía 2020
Algunos feligreses portaron la bandera de Nicaragua invertida en forma de protesta contra el régimen de Daniel Ortega. Foto: Óscar Navarrete/La Prensa.

La Iglesia Católica también intercedió porque se que se respete los derechos a los comunicadores y generadores de opinión. Además, pidieron porque se promueva, a todos los niveles, el uso responsable de los recursos naturales y crezca en los nicaragüenses el sentido de solidaridad con los más vulnerables en las comunidades.

Puede interesarle: Turbas orteguistas al acecho en la Nochevieja: queman la casa de la familia de un periodista y apedrean la casa de Amaya Coppens

En el acto religioso participaron algunos representantes de la oposición nicaragüense, que durante la homilía portaron la bandera de Nicaragua invertida en forma de protesta por las violaciones a derechos humanos que se continúan cometiendo en Nicaragua.

Procesión

Previo a la primera homilía de 2020, la Iglesia Católica retomó la procesión por la Jornada Mundial por la Paz, misma que el primero de enero de 2019 no se realizó por la inseguridad y violencia desatada por el régimen orteguista contra manifestantes pacíficos.

La procesión partió desde el Colegio Cristo Rey y culminó en la Catedral Metropolitana, bajo el asedio de la la Policía y parapolicías, que rondaban en un intento por evitar algún tipo de manifestación.

 

No obstante, durante la peregrinación, opositores aprovecharon para colocar pintas en las paredes de la Dirección General de Ingresos (DGI) en forma de protesta contra los abusos del régimen orteguista.

Asimismo, algunos autoconvocados participaron de la peregrinación caminando hacia atrás como una promesa en petición por la paz de Nicaragua, justicia para las docenas de nicas asesinados y libertad para quienes continúan encarcelados.

Primera homilía 2020
Feligrés lleva frase emblema de monseñor Rolando Álvarez. Foto: Óscar Navarrete/La Prensa.

“Pago esta promesa pidiendo la paz para Nicaragua. Para que reine la paz en Nicaragua. Ver tanta madre sufrir es muy doloroso. Yo perdí una hija y me pongo en el lugar de todas esas madres que han perdido a sus hijos, es por eso que pido paz para Nicaragua”, dijo la feligrés María Obando.

De igual manera, la autoconvocada Azucena Blanco, afirmó que rogaba por “una paz verdadera para Nicaragua, no la paz de los sepulcros, una paz con libertad. Vengo a rogar por todos. Por los presos políticos y por la justicia de los asesinados”.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: