¿Por qué subió tanto la luz en el 2019? Te explicamos cuál fue la razón principal

A cierre del 2019, la tarifa de luz acumulaba un incrementó de 19.29 por ciento, sin embargo el INE no ha dado a conocer las razones del aumento discrecional

El monto por el servicio de distribución de energía varía según la tarifa y el grado de consumo, siendo el sector comercio e industria los que pagan más. LAPRENSA/TOMADO DE INTERNET

En el 2019, el Instituto Nicaragüense de Energía (INE) reconoció a través del pliego tarifario un incremento del 10 por ciento por peaje de distribución a la empresa Disnorte-Dissur, de manera que los nicaragüenses pagaron más por el servicio que brinda esta empresa.

Es decir que del 19.29 por ciento que incrementó la tarifa de energía eléctrica en todo el 2019, un diez por ciento fue para oxigenar a la distribuidora.

El monto por el servicio de distribución de energía varía según la tarifa y el grado de consumo, siendo el sector comercio e industria los que pagan más.

Lea además: En Nicaragua el combustible y la energía eléctrica podría incrementar fuertemente este mes, por tensiones en Oriente Medio

El monto que se reconoce a la distribuidora corresponde por el servicio que brinda esta, el cual debe ser de calidad. Desde hace años se ha cuestionado la poca inversión en las redes de distribución, lo que provocó que las pérdidas de energía incrementaran hasta un 24 por ciento en el 2019.

El economista Javier Mejía, especialista del Centro Humboldt, manifestó que este incremento en la distribución incidió para que al cierre del año los usuarios pagaran una energía casi un 20 por ciento más cara.

Lea también:gimen orteguista aplica un silencioso aumento en la tarifa de energía eléctrica

“El hecho que hayan cortado el presupuesto para la normalización de los asentamientos y la misma recesión económica por la falta de pago de algunos clientes pudo haber afectado las finanzas de la distribuidora y al final, para lograr un oxígeno, incrementaron el precio de la comercialización”, dijo Mejía.

De hecho, la Ley 554, Ley de Estabilidad Energética, estableció que la empresa distribuidora tenía que realizar una inversión de 75 millones de dólares en un periodo de cinco años, en su área de concesión, para mejorar la calidad y el control del suministro eléctrico, ampliar la cobertura de dicho servicio a los clientes y consumidores, para contribuir a reducir las pérdidas técnicas y no técnicas de energía eléctrica, pero se desconoce cuánto ha invertido dicha empresa.

Puede interesarle:Proyectos de energía renovable se estancan en el 2019. Estas son las proyecciones para el 2020

Este aumento en el pago por comercialización se dio el año pasado, cuando el régimen de Daniel Ortega impuso dos medidas drásticas para beneficiar a la distribuidora: el enjuiciamiento y embargo a las personas que estuvieran en mora y que se pagará el histórico de consumo, cuando se metiera a reclamo en segunda instancia la factura de energía.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: