Así se resolvería un triple empate en el Round Robin de la Liga Profesional

El triple empate solamente será posible si los Gigantes vencen a los Tigres el lunes, en caso contrario los Tigres y los Leones van directos a la final.

Elmer Reyes y los Gigantes se calentaron en la recta final del Round Robin de la Liga Profesional. LA PRENSA/JADER FLORES

Los Gigantes de Rivas vencieron 11-3 a los Leones de León en su propia «jaula» el domingo, con un ataque de 16 hits y un relevo sólido de 4.2 entradas de Jorge Bucardo para ganar el segundo de cuatro partidos que necesitan en fila para llegar a la final de la Liga de Beisbol Profesional Nacional (LBPN).

El repunte de los Gigantes comenzó el viernes con un triunfo 8-3 sobre los mismo Leones, pero en Rivas, y el siguiente paso es superar a los Tigres de Chinandega este lunes en Rivas.

Lea además: El 2020 será un año difícil para los nicas en las Grandes Ligas

Todo el esfuerzo será en vano si los Gigantes no ganan el lunes, porque eso dejaría a León y Chinandega como los finalistas de la LBPN.

Si los Gigantes vencen a los Tigres, entonces los tres equipos del Round Robin terminan con idéntico balance de 4-4, provocando dos juegos extras, ambos en el Estadio Nacional Dennis Martínez.

Por la diferencia de carreras, los Tigres (+8) se colocarían de primero, seguido de los Leones (-3) y los Gigantes (-5).

La importancia de quedar en los dos primeros del orden está que tendrán dos oportunidades de clasificar, mientras que el que quede de tercero en el orden de las anotadas y permitida, solo queda con un chance.

Los Gigantes podrían saltar de segundo en el orden si vencen por margen de tres carreras a los Tigres el lunes. Y hasta podrían subir de primero y ganan por diferencia de siete.

Lea también: El chinandegano Elián Miranda será firmado por los Diamondbacks de Arizona

Si los Gigantes vencen por margen de anotaciones a los Tigres, terminarán con -3 en su total de carreras anotadas y permitidas, igual que los Leones, y sería el promedio de bateo de bateo lo que decidiría al equipo de segundo en el ordenamiento. En caso de persistir el empate, el porcentaje de efectividad decidiría el orden.

El primer juego extra sería el martes entre los equipos ordenados de primero y segundo. El ganador pasa a la final y el perdedor enfrentará al tercero el miércoles, en un juego de vida a o muerte.

Así que quedar entre los dos primeros es una ventaja, porque si se falla el martes, el miércoles hay otra oportunidad. Mientras que quedar de tercero solo deja como único chance el juego del miércoles.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: