Un Madrid inspirado arrolla al Valencia y espera oponente en la Final de Supercopa

La gestión del medio campo de Modric, Valverde y Casemiro transformaron al Madrid, que este jueves conocerá a su oponente entre el vencedor del Barcelona y Atlético

Jugadores del Madrid celebran el primer gol de Modric. LAPRENSA/ CORTESÍA/ REAL MADRID

Ese gen competitivo característico del Madrid se paseó por Arabia Saudita. La mejor versión del equipo de Zidane apareció en la ciudad de Jeddah, que disfrutó este miércoles de la armonía y funcionamiento mecanizado en el manejo del balón e intercambios de posesiones que generaron mejores opciones de gol, sobre todo en la primera parte, en la que el Valencia prácticamente quedó sentenciado (1-3).

La gestión del medio campo resultó clave en el desarrollo del juego para que el Madrid se clasificara a la Final de la Supercopa de España, que este jueves definirá al oponente entre el vencedor del Barcelona y Atlético. En la medular el Madrid sacó tres cuerpos de ventajas con Valverde, Kroos y Casemiro gobernando los espacios dejando al Valencia con pocas opciones de juego y bien colocado a los merengues al momento de desarrollar las acciones.

Suele pasar últimamente que el Madrid necesita de poco para abrir el marcador y cuando lo hace se desata. La inteligencia de Kroos (16) le permitió poner arriba en el marcador. Tomó por sorpresa a todos, sobre todo a la defensa del Valencia, en un tiro de esquina donde el portero Doménech estaba fuera del área y el alemán cobró rápido y directo a portería, un gol olímpico a todo regla.

A partir de ahí, el encuentro se inclinó totalmente a favor del Madrid, que en cualquier momento se agigantaba en el juego. Valverde se desmarcó buscando profundidad, Carvajal miró el movimiento y le pasó el esférico, el uruguayo tiró la digonal a Modric y el remate lo rechazó la defensa. Isco (39) recogió el esférico, controló de pecho y fulminó a  Doménech.

El Madrid estaba para rematar y lo evitó Doménech, quien atajó el remate de Jovic (42), tras el cabezazo de Isco que pegó en el paral.  El complemento tuvo más de lo mismo, el Madrid no necesitó emplearse demasiado a fondo para ser superior. En tres toques confirmó la goleada. Isco recuperó en el medio campo y conectó con Jovic. El delantero central merengue decidió abrir a Modric (65) en vez de la acción individual y el croata se sacó un golazó con definición de tres dedos.

Un tanto decorativo de penalti a través del VAR le dio el descuento a un Valencia opacado por un Madrid inspirado que arrolló de principio a fin y espera oponente en la Final de la Supercopa española.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: