A debate en Congreso de EE.UU.: ¿Cuáles son los poderes de guerra de Trump en Irán?

Esta votación se produce después de Trump, ordenara un ataque aéreo para matar al general iraní Qassem Soleimani, lo que provocó la intensificación de las tensiones regionales y llevó a muchos demócratas del Congreso a expresar su preocupación sobre esta medida

El presidente Donald Trump durante su discurso del «Estado de la Unión» el 5 de febrero de 2019 (Foto: AP)

La Cámara de Representantes de Estados Unidos llevará a cabo una votación sobre la legislación destinada a evitar el compromiso de las Fuerzas de EE.UU. con Irán a menos que el Congreso dé su aprobación.

Esta votación se produce después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ordenara un ataque aéreo la semana pasada para matar al general iraní Qassem Soleimani, lo que provocó la intensificación de las tensiones regionales y llevó a muchos demócratas del Congreso a expresar su preocupación sobre esta medida, que podría conducir a una guerra abierta entre Estados Unidos e Irán.

¿Cómo declara Estados Unidos la guerra?

Según el artículo I de la Constitución de Estados Unidos, el Congreso tiene la autoridad de declarar la guerra, mientras que el artículo II le da al presidente la responsabilidad de ser el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas. Los redactores de la Constitución dividieron deliberadamente estos poderes entre las ramas del gobierno de EE.UU. para evitar un movimiento unilateral y sin consideración hacia la guerra.

Puede interesarle: Pentágono confirma más de una docena de misiles contra dos bases militares en Irak que albergan tropas estadounidenses

A lo largo de la historia del país norteamericano, los poderes legislativo y ejecutivo se han enfrentado por la interpretación de estos asuntos según lo establecido en la Constitución. Estas preguntas aumentaron a medida que los conflictos estadounidenses en el extranjero, incluidas las implicaciones estadounidenses en Corea y Vietnam, se hicieron cada vez más difíciles de definir y ocurrieron sin una declaración oficial de guerra. La última vez que el Congreso aprobó una declaración oficial de guerra fue hace casi 80 años, durante la Segunda Guerra Mundial.

¿Qué dice la Ley de Poderes de Guerra de 1973 sobre la capacidad de declarar la guerra?

En 1973, el Congreso aprobó una ley que define aún más el papel del presidente en la dirección de acciones militares en el extranjero tras la revelación de que el entonces presidente Richard Nixon había llevado a cabo bombardeos secretos en Camboya. La ley ordenaba que los presidentes de Estados Unidos tuvieran 48 horas para presentarse ante el Congreso después de comprometer a las fuerzas estadounidenses en el extranjero, así como detallar las justificaciones de esas acciones.

Según la ley, estas salvaguardas aseguran que “se aplicará el juicio colectivo tanto del Congreso como del presidente” sobre el despliegue de tropas estadounidenses en el extranjero. También requiere que los presidentes terminen sus compromisos en el extranjero después de 60 días si el Congreso no ha aprobado una declaración oficial de guerra.

Los presidentes de ambos partidos han cuestionado o redefinido las interpretaciones de esta ley, ya que fue llamada “inconstitucional y peligrosa” por el presidente Nixon.

¿Qué es la Autorización para el Uso de Fuerza Militar (AUMF por sus siglas en inglés) de 2001 y cómo se relaciona con el debate ahora?

A raíz de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, el presidente George W. Bush describió esos acontecimientos contra Estados Unidos como “actos de guerra”. Bush trabajó con el Congreso en una resolución que autoriza ampliamente acciones para combatir la amenaza terrorista internacionalmente.

Lea además: Crece peligro de ataques de afiliados de Irán contra intereses de EE.UU.

La AUMF ha provocado un debate continuo ya que los presidentes Bush, Obama y Trump han utilizado las amplias definiciones de la legislación de una amenaza terrorista para justificar las acciones militares a nivel internacional. A diferencia de otras autorizaciones para conflictos que permiten hostilidades contra naciones específicas o naciones sin nombre en áreas específicas, la AUMF permite acciones contra organizaciones o personas.

Los intentos en el Congreso de aprobar una nueva AUMF, abordando la naturaleza cambiante de las amenazas terroristas, así como definiendo más específicamente a las personas y entidades que representan una amenaza, han fracasado. Los legisladores aprobaron una segunda AUMF en 2002, autorizando específicamente a Estados Unidos a invadir Irak.

¿Cómo interpreta el presidente Trump estas leyes?

Aunque la administración Trump no ha citado a la AUMF de 2001 como justificación del ataque aéreo contra Soleimani, el vicepresidente Mike Pence tuiteó que el general había apoyado el viaje de algunos de los secuestradores del 11 de septiembre. La oficina del vicepresidente aclaró luego que se había estado refiriendo a que Irán permitió que algunos de los secuestradores pasaran por el país camino a Afganistán.

Los analistas dicen que el presidente parece estar usando su posición para atacar bajo la Ley de Poderes de Guerra.

Lea también: Irán lanza ataque por la muerte de Soleimani: cómo son las dos bases estadounidenses impactadas por misiles

“El uso autorizado de la fuerza militar está actualmente vinculado a nuestras autoridades antiterroristas contra ISIS y sus afiliados en la región. Por lo tanto, es difícil extenderlos a la red de amenazas de Irán y a personas como Qassem Soleimani”, dijo a la VOA Kirsten Fontenrose, directora de la Iniciativa de Seguridad Scowcroft para Oriente Medio en el Consejo Atlántico.

“La administración hizo un esfuerzo para designar a Qassem Soleimani como un terrorista extranjero y, al hacerlo, extiende las autoridades antiterroristas a su persona. Por lo tanto, la administración tenía la autoridad para atacar a Qassem Soleimani”, agregó.

También señaló que “las autoridades estaban en su lugar porque no tienen que depender de ese uso autorizado por la AUMF de la autoridad antiterrorista de la fuerza militar; en cambio, pueden confiar en la Ley de Poderes de Guerra, que le otorga al presidente esta autoridad expresa inmediatamente después de un ataque”.

La administración de Donald Trump notificó al Congreso acerca del ataque aéreo que mató a Soleimani, citando a la inteligencia de los inminentes ataques planificados contra el personal de Estados Unidos como justificación. La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, dijo que la notificación clasificada “planea más preguntas de las que responde”.

En un tuit del domingo, Trump pareció abordar los requisitos de notificación de la Ley de Poderes de Guerra diciendo: “Estas publicaciones en redes sociales servirán como notificación al Congreso de Estados Unidos de que si Irán ataca a cualquier persona u objetivo de EE.UU., este país responderá rápida y completamente, y tal vez de manera desproporcionada, tal aviso legal no es obligatorio, pero se da de todos modos”.

Los líderes del Congreso no se han os líderes del congreso no se han pronunciado directamente sobre que Trump usó las redes sociales como mecanismo adecuado de notificación al Congresio. Es dudoso que un tuit se considere una notificación formal bajo los requisitos de la Ley de Poderes de Guerra.

¿Cómo está respondiendo el Congreso?

Los demócratas del Congreso han expresado una serie de preocupaciones sobre el asesinato de Soleimani, comenzando con las comunicaciones de la administración con la rama legislativa sobre el ataque aéreo.

“Nos preocupa que la administración haya tomado esta medida sin consultar al Congreso y sin respetar los poderes de guerra del Congreso que le otorga la Constitución”, manifestó la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, en una carta informando a los miembros de la próxima votación. Ella dijo que la resolución “reafirma las responsabilidades de supervisión establecidas desde hace mucho tiempo por el Congreso al ordenar que si no se toman más medidas en el Congreso, las hostilidades militares de la administración con respecto a Irán cesarán dentro de 30 días”.

Lea también: Irán: Jamenei insiste en necesidad de expulsar a EE.UU. de la región

El viernes, el líder de la minoría del Senado, Chuck Schumer, señaló que el asesinato de Soleimani fue lo suficientemente importante como para conducir a un conflicto abierto con Irán.

“Es mi opinión que el presidente no tiene la autoridad para declarar una guerra con Irán”, dijo Schumer en el Senado. “Si él planea un gran aumento de tropas y hostilidad potencial durante un tiempo más prolongado, la administración requerirá la aprobación del Congreso y la aprobación del pueblo estadounidense. La decisión del presidente puede agregarse a una situación ya peligrosa y difícil en el Medio Oriente. El riesgo de un compromiso militar mucho más largo en el Medio Oriente es agudo e inmediato. Es posible que esta acción haya acercado a nuestra nación a otra guerra interminable, exactamente el tipo de guerra interminable a la que el presidente prometió que nos arrastraría”, agregó.

El senador demócrata Tim Kaine ha presentado una resolución de poderes de guerra que obligará a votar en el Senado sobre este tema. El texto de esa legislación señala que la administración Trump ha reconocido que la AUMF de 2001 o de 2002 proporcionan autorización legal específica para acciones militares contra Irán.

“La cuestión de si las fuerzas de Estados Unidos deberían participar en un conflicto armado contra Irán debe hacerse después de una sesión informativa completa al Congreso y al público estadounidense sobre los temas que hay en juego, un debate público en el Congreso y una votación en el Congreso según lo contemplado por la Constitución”, estipula la legislación.

Lea además: Qasem Soleimani: por qué su muerte es más importante que la de Osama bin Laden

La ley complementaria que se debe votar en la Cámara de EE.UU. esta semana aún no se ha publicado, pero seguirá una línea similar, según avanzó la presidenta Pelosi.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: