Justo Rivas, el bateador más feroz de este siglo en nuestro beisbol, regresa tras dos años fuera

Justo estuvo dos años fuera, pero quiere retomar su carrera para llegar a los 200 jonrones. De hecho es el líder histórico con madera con 169.

Justo Rivas jugará por primera vez en su carrera con Nueva Segovia. LA PRENSA/ARCHIVO

El bateador más temido de este siglo en el beisbol nacional está de regreso. Justo Rivas retorna tras dos años fuera para jugar con Nueva Segovia, con quienes se mantuvo como coach de bateo durante su retiro voluntario.

Justo, quien cumplió 40 años de edad el 9 de enero, decidió guardar los spikes tras la temporada de 2017 porque no se sentía a gusto con el trato que recibía en el San Fernando, el equipo de su ciudad de origen, Masaya, y debido al reglamento del Campeonato Nacional, no tenía la oportunidad de jugar en otro conjunto por la regionalización. Sin embargo, esta temporada la Comisión de Beisbol aprobó la incorporación de un jugador foráneo a equipos del fondo de la tabla de posiciones para elevar su nivel, tal como Nueva Segovia.

Lea además: Nicaragua con una buena oportunidad de asistir por primera vez al Clásico Mundial de Beisbol

Los equipos presentaron este viernes un roster preliminar de 35 jugadores ante la Comisión Nicaragüense de Beisbol y Justo no aparece en la lista de Masaya, así que en teoría tiene vía libre para jugar con Nueva Segovia. No obstante, los masayas tienen la opción de protegerlo antes de iniciar el Campeonato, pero obviamente se entendería que es por mala intención, más que por interés por recuperar al feroz artillero.

Es así como Justo haría su reaparición para que siga engordando sus números, los que ya son tremendos y le tienen asegurado un lugar importante en la historia de nuestro beisbol.

Cuando Justo se marchó hace dos años, llevaba una hilera de 13 temporadas bateando encima de .300 y había saltado al séptimo lugar entre los máximos jonroneros en la historia de nuestro beisbol con 169 y líder absoluto con bate de madera.

Al momento de irse, Justo todavía le estaba pegando duro a la pelota a pesar de ser todo un veterano y uno apuesta que todavía hará mucho ruido, pero cruzando la barrera de los 40 años de edad, el tiempo no le favorece y veremos si es capaz de convertirse en el primer bateador de 200 jonrones con madera, al mismo tiempo que supera la marca de cuadrangulares para un artillero originario de Masaya, que la tiene Norman Cardoze con 183. El toletero ha dicho que se siente en capacidad de jugar de dos a tres campañas más.

Si de jonrones de trata, Justo tiene cinco coronas en su historial, empatado con Pedro Selva y únicamente superado por Ernesto López, quien coleccionó siete. Ahí está otro reto para este bombardero.

Lea también: Nicaragua convoca a un equipazo para el Premundial Sub-23 de beisbol

Números de impacto

Justo Rivas es un bateador de 1,257 hits en los campeonatos nacionales. Al volver se convertirá en el segundo jugador activo de más imparables, detrás de Jimmy González (1,457).

Es el líder histórico en jonrones con bate de madera (169) e intentará continuar una hilera de 13 campañas volando sobre .300.

Su promedio de bateo de por vida es de .351 en 1,129 partidos, con .467 de porcentaje sobre las bases y .578 de slugging.

Lleva 804 carreras anotadas y la misma cantidad de carreras impulsadas. ¿Podrá ser un 1,000-1,000?

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: