«Parecía como si andaban buscando al Chapo Guzmán»… Cinco tragedias detrás de los 65 nicaragüenses en las cárceles de Ortega

La dictadura mantiene al menos 65 presos políticos, de los cuales 21 están condenadas, 37 procesadas, 10 detenidas y siete han sido recapturados. Mientras que 14 de ellas están en prisión desde 2018.

Presos políticos

De izq. a dcha. Luis Carlos Tinoco, Víctor Díaz y Richard Saavedra, parte del grupo de 65 presos políticos que aún mantiene la dictadura de Nicaragua.

Cada día Arellys Saavedra le pide a Dios que los presos políticos, al menos 65 que mantiene la dictadura Ortega Murillo, sean liberados pronto. Ella sabe bien el sacrificio que hace la familia y el dolor que esto les genera en cada visita al Sistema Penitenciario Nacional.

Dentro de esa cárcel se encuentra su hermano Richard Saavedra, detenido por segunda vez. Tiene cinco meses de estar ahí, pero pareciera una eternidad. Desde la última excarcelación que realizó el régimen orteguista, el 30 de diciembre de 2019, las esperanzas de Richard de salir de la cárcel decayeron.

Richard Saavedra, quien el 11 de enero cumplió 33 años, ha pasado las dos últimas navidades y sus dos últimos cumpleaños dentro de la cárcel.

Lea además: Régimen excarcela a 91 presos políticos, incluidos los de la banda «los aguadores»

“Yo puedo aguantar un mes más”, le expresó Richard a su hermana durante la visita del 30 de diciembre. “Y después de ese mes si no sale, ¿qué pasará? Él está que quiere salir ya”, manifestó Arellys, quien agregó que “se le notó el semblante de decepción”, cuando él se dio cuenta que su nombre no figuró entre los 91 excarcelados políticos liberados en diciembre 2019.

Antes de su primera detención, Richard llevaba una vida tranquila, trabajaba en construcción y disfrutaba de su  familia, integrada por su esposa y dos niñas.

El 28 de agosto de 2018 su vida cambió ante una acusación de crimen organizado, robo agravado y otros delitos. Salió de la cárcel nueve meses después, en mayo de 2019, pero su vida ya no volvió a la normalidad.

Un año después, en agosto de 2019, Richard fue nuevamente detenido por la Policía Orteguista  (PO) y ahora es acusado de robo agravado. Sin embargo, hasta la fecha no se ha celebrado el juicio.

Arellys manifestó que la situación económica que sufre el país lo siente su familia, puesto que cada vez que visitan a Richard les toca “ajustar” para la provisión.

Sin despedirse de su mamá

Luis Carlos Valle Tinoco es otro preso político que espera una pronta respuesta a su situación. Él nunca imaginó que no estaría ni en la vela ni en el entierro de su mamá por estar metido injustamente en una cárcel. La PO lo encarceló 23 días antes de que su mamá muriera de cáncer, el 3 de julio de 2018.

“Fue horrible, usted no se imagina cuánto”, expresó Yaqueline Díaz Tinoco, hermana del preso político, quien confesó que al morir su madre, ella es la encargada de velar por la liberación de su hermano.

Sin tener antecedentes penales, a Luis Carlos, de 32 años, lo condenaron a ocho años de prisión por supuesto robo agravado a una empresa de seguridad. Lleva 19 meses en la cárcel. Cuando se dio la liberación en diciembre pasado, el preso político “estaba inconsolable llorando, diciendo ‘ya me quedé’ (en la cárcel). Yo le dije, tené fe que vas a salir, que en las próximas liberaciones estarás vos”, comentó su hermana.

Lea también: «Nos faltan 65»: excarcelados exigen la libertad de todos los presos políticos

Al momento de su detención, Luis Carlos se encontraba en su casa ubicada en el barrio Las Américas II. Oficiales encapuchados no solo llegaron de forma violenta a buscar a la víctima, sino que también robaron algunas pertenencias de la familia, como dinero, teléfono y cartera.

“Eso parecía como si andaban buscando al Chapo Guzmán, al narcotraficante más pesado. Rodearon todo el andén y no dejaban pasar a nadie”, relató Yaqueline Díaz.

El verdadero “delito” de Luis Carlos fue participar en las marchas, presenciar cuando botaron los “chayo palos” y alzar su voz en contra de la dictadura de Nicaragua.

Pese que el autoconvocado sufre de crisis de sangrado interno en su recto y taquicardia, Luis Carlos se muestra confiado de que saldrá pronto, aseguró Yaqueline. “Él está confiado de que nosotros estamos trabajando en la lucha por la liberación”, señaló.

A raíz de la detención de su hermano, Yaqueline quedó desempleada por lo que su preocupación es buscar la manera cómo subsistir en medio de la crisis que golpea el país desde abril de 2018.

Condenado a 22 años de prisión

El próximo 28 de febrero, Víctor Manuel Díaz Pérez celebrará sus 25 años desde la cárcel. Durante los 16 meses que lleva en la prisión, él mismo se ha motivado a aprovechar el tiempo, y está sacando su bachillerato.

“Mamá, yo me aburro y voy aprovechar (a estudiar)”, le dijo Víctor Manuel a su mamá Sandra Pérez Otero.

Su progenitora dice que el buen comportamiento de su hijo a hecho caer en gracia a los custodios, pero aun así, Víctor Manuel está confiado que Dios pronto hará justicia.

El joven fue detenido en septiembre de 2018, luego que cayera en una “trampa” por parte de la PO. El día de su captura, Víctor Manuel recibió una llamada de parte de la PO de que tenía que presentarse a la estación policial para “arreglar” un problema.

Lea también: Estados Unidos a la Policía Orteguista: «No son los protectores del pueblo nicaragüense. Son sus represores»

“Él pensaba que era una multa de licencia lo que iba a arreglar, pero llegó (a la casa de su papá) un policía de Plaza El Sol y le dijo que lo acompañara, entonces se fueron y ahí lo empezaron a golpear, a interrogar y como a los diez días los oficiales le dijeron que se echara la culpa de un asesinato de un estudiante”, expresó doña Sandra.

“Es hasta la fecha y él no sabe quién es ese estudiante”, agregó.

Víctor Manuel participa de los cultos evangélicos dentro de La Modelo, por lo que dice que Dios es el que le da fuerza de soportar todo ese tiempo dentro de la cárcel. Sigue confiando que salida está pronto a realizarse.

Excarcelados de la banda de Los Aguadores expresaron que seguirán luchando por alcanzar la liberación total de los presos políticos. LA PRENSA/OSCAR NAVARRETE

Sigue en pie de lucha

A Nathanyely Rivas Montiel se le puede ver involucrada dentro de la Asociación de Familiares de Presos Políticos demandando la salida  de su esposo Francisco Xavier Pineda Guatemala, quien desde el 24 de enero de 2019 se encuentra en la cárcel.

Pese que Francisco Pineda tiene problemas de salud, él manifiesta que sigue en pie de lucha desde la cárcel, y aunque no salió el 30 de diciembre, está consciente de la actuación que han venido realizando los familiares de presos políticos. «Que sea lo que Dios quiera», le refirió Francisco a su esposa en su última visita.

A diferencia de los demás casos, Francisco llegó hasta donde la Policía a entregarse, pero para poder liberar a su esposa, quien fue detenida el 23 de enero de 2019.

«Ellos entraron a mi casa y entraron a la bodega donde tenía todos los materiales de construcción, y al ver que no hallaron nada, ellos se salieron, pero recibieron una llamada y se regresaron y nos dijeron que ya no teníamos derecho a entrar a la casa. Cuando ellos vuelven a entrar a la bodega, sacan una escopeta y una AK», relató Nathanyely Rivas, quien fue detenida ese día junto a su hermano y un yerno de ella.

Al momento del cateo, Francisco no se encontraba en la casa. «Como no lo encontraron, ellos lo llamaron desde mi teléfono y le dijeron que si no se encontraba a mí me iban acusar de terrorista», añadió Nathanyely Rivas.

El juez orteguista Pedro Altamirano lo condenó a cuatro años por el supuesto delito de tentar contra el Estado, fabricación y portación  de armas restringidas.

“Voy a seguir en la lucha, yo sé que va a salir”, finalizó la esposa de Francisco.

Sin conocer a su hijo

Maycol Antonio Arce, de 25 años de edad, aún no le ha dado su primer abrazo a su primogénito, quien nació un 27 de diciembre de 2018, dos días después de que la PO lo sacara a golpes de su casa.

Mecánico agrícola de profesión, Maycol Arce trabajaba para brindarle el mejor cuido a su niño. Sin embargo, ahora solo añora salir de la cárcel para poder besar y abrazar a su pequeño.

“Son unos delincuentes que deberían estar muerto”, fueron las palabras de uno de los oficiales que capturó a Maycol Arce.

El policía Norlan Omar José López acusa al joven de tentativa de homicidio, por lo que ahora está en La Modelo pero sin que se le realice el juicio.

Hay más casos de 2018

De acuerdo a la Unidad Nacional Azul y Blanco, hasta el 30 de diciembre 65 presos políticos se encontraban en las diferentes cárceles del país, de los cuales, 63 son hombres, una es mujer y otra es mujer transexual.

Del total de presos políticos, 21 están condenadas, 37 procesadas y 10 detenidas. Mientras que 14 de ellas están en prisión desde 2018, siete han sido recapturados.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: