«Es un infierno. La tranquilidad en nuestro hogar se ha perdido». Excarcelado político Bayron Corea Estrada ante el asedio orteguista

El joven opositor manifestó que la Policía Orteguista se mantuvo hasta hace un mes, asediando su casa en León, pero ahora, quienes han tomado el control han sido los fanáticos orteguistas, quienes hostigan, asedia y hasta amenazan de muerte

El joven Bayron Corea Estrada pensó, el sábado 11 de enero, dormir en su casa, en León, y disfrutar de la compañía de su mamá y su abuela, de 70 años. No lo hacía desde su excarcelación, en junio de 2019, y  creyó que ese día podría ser el momento.

Sin embargo, 20 minutos después de haber llegado a su casa, a las 7:00 p. m., un grupo de motorizados afines al régimen Ortega Murillo, transformaron sus planes en una pesadilla.

«Llegué como a las siete de la noche y después, no tenía 20 minutos de haber llegado, recibí una llamada que me dice que estaba rodeada de puro paramilitares. El objetivo de la visita a mi casa era para poder ver a mi abuelita que está enferma, y quise quedarme a dormir para verla y platicar con mi familia», compartió el joven.

Lea Además: «La presión es tan fuerte que a veces uno extraña estar dentro la celda». La estresante vida cotidiana de los excarcelados asediados por la dictadura

El panorama era amenazador; turbas orteguistas apostadas frente a la casa de Corea Estrada armados con machetes, tubos y ofendiendo a la familia. «También tiraron heces fecales, agua y orines. Diferentes acciones que venían haciendo y que se venían intensificando», expresó Corea Estrada.

Turbas orteguistas quedan al mando del asedio

El joven opositor manifestó que la Policía Orteguista se mantuvo hasta hace un mes, asediando su casa, pero ahora, quienes han «tomado el control» han sido los fanáticos orteguistas, quienes hostigan, asedia y hasta amenazan de muerte.

«A eso de las diez de la noche comenzó el trajín de tirar piedras y botellas a la casa. A decir que me iban a matar, que era golpista y un montón de barbaridades en contra mía», relató Corea Estrada.

«Todo esto ha sido como consecuencia de estar en contra de Ortega. Pensar diferente ha sido el problema real de la situación que se vive en León, y sobre todo, son situaciones que el Frente Sandinista ha perdido el control de sus simpatizantes», agregó.

Ejemplo de eso, es que el 4 de enero, Yessenia Estrada, madre del joven, vivió otra agresión de parte de un grupo de parapolicías orteguistas, quienes ingresaron en la parte frontal de su hogar, en León, y amenazaron con armas blancas.

«Es un infierno. Comprender lo que estamos viviendo es difícil. Es una situación que se ha convertido cansada, se ha convertido en un hecho incontrolable. Mi familia está afectado psicológicamente, físicamente, la tranquilidad en nuestro hogar se ha perdido, tenemos que vivir encerrados», dijo Corea Estrada, quien llevaba quinto año de la carrera de Odontología.

Para Corea Estrada, las amenazas y asedio que él sufre solo puede significar que el régimen lo ve como una «amenaza» en León.

Puede interesarle: Excarcelados políticos siguen firmes en su lucha contra la dictadura

Riesgo de muerte ante impunidad

Corea Estrada señaló que el asedio de parte del régimen orteguista viene de años atrás, puesto que su familia tiene “raíces liberales” y han estado involucrados en actividades políticas.

“Ya es de conocimiento en León, que como opositores corríamos peligro, es decir, siempre en León, en campañas electores o acciones sociales hemos sido perseguidos, vigilados. Han estado constantemente de la Juventud Sandinista o CPC de la cuadra tratando de controlar nuestras acciones en contra del régimen de Ortega”, declaró.

El excarcelado político manifestó que la persecución política más la impunidad que actualmente gozan las turbas orteguistas, aumentan los riesgos de muerte para cualquier opositor a la dictadura de Ortega.

“Estamos corriendo el riesgo de perder la vida por pensar diferente. Y no solo yo, muchísimas familias opositoras en León. Tenemos criminales que andan dirigiendo estos actos…y como en estos momentos vivimos en impunidad, se corre el riesgo de que en cualquier momento te asesinan o te hagan cualquier cosa en pro de defender a un partido político”, subrayó.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: