Zona de Strikes: Los Leones fueron contundentes

Los Leones registraron una vigorosa reacción y dejaron en claro su superioridad ante los Tigres de Chinandega en la Serie Final

Contenido Exclusivo CONTENIDO EXCLUSIVO.

Un día después de retener la corona de campeones del beisbol profesional nicaragüense, los Leones de León tenían el corazón agitado, la mandíbula apretada y el olfato activo, como a la espera de una nueva víctima.

Esa fue la sensación que quedó en el ambiente, después de verlos reaccionar con vigor y meterle cuatro juegos corridos a los Tigres de Chinandega, equipo combativo que no pudo ante la superioridad de sus rivales.

Haciendo prevalecer los pronósticos que los habían situado como favoritos, los melenudos fueron mejores en todo y su nivel de juego fue en ascenso a través de una serie que iniciaron perdiendo en forma dramática.

León bateó más (.340 vs. .278) y lanzó menos mal que los Tigres (5.12 vs. 8.12) en la Final, en la que además, sobreanotaron a los chinandeganos (51 carreras vs. 28). Así que su triunfo no admite discusión. Fueron mejores.

Se trató de un equipo de buen balance. Esa efectividad del pitcheo (5.12) es engañosa. Se vio afectada sobre todo por los relevos que no ayudaron mucho, pero los bateadores se encargaron de imponer el equilibrio y los abridores hicieron su parte.

Un reconocimiento especial para Sandor Guido, cuya habilidad para mantener al equipo unido y comprometido con un objetivo, es admirable. Hizo además las movidas correctas. Lleva cinco títulos en un año. Eso aquí no lo ha hecho nadie, solo él.

De igual manera resultó clave la retención de la buena base de peloteros nacionales que fueron conservados desde el año pasado y el agregado de extranjeros de calidad probada, más los refuerzos que calzaron como joya en su estuche en el equipo.

Este fue el mejor equipo de la Liga, no solo porque al final se lleva el título, sino por la consistencia de su juego y el crecimiento enorme que alcanzó en la etapa más importante del torneo, en la postemporada, cuando se agigantó.

Un día después de atrapar el título, los Leones parecían a la espera de un nuevo reto, como si derrotar a los Tigres no era suficiente para saciar el hambre de gloria que los ha empujado a la cima en las últimas dos temporadas.

Edgard Rodríguez en Twitter: @EdgardR

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: