Zona de Strikes: ¿Cómo lucirá Justo Rivas en su regreso?

Justo Rivas, el máximo jonronero del beisbol nacional con bate de madera, regresa a la acción con Nueva Segovia en el venidero torneo Pomares

Vicente Padilla, zona de strikes, beisbol

Contenido Exclusivo CONTENIDO EXCLUSIVO.

¿Quién se retira después de una temporada en la que se resume .388, 21 jonrones y 70 remolques? Nadie. Pero Justo Rivas lo hizo en el 2017.

El poderoso artillero había llegado a su temporada número 15 de forma consecutiva bateando sobre los .300 y había acumulado 51 jonrones en un período de tres años.

Rivas creyó que era hora de recibir el reconocimiento que merecía, pero un directivo del San Fernando pensaba distinto y no hubo progresos en las negociaciones.

Un jugador de ese calibre no se deja ir así nomás, máxime cuando era muy necesario en un equipo de escaso bateo, pero la terquedad se impuso y Justo se fue a entrenar a Ocotal.

La directiva no hizo ningún esfuerzo para retenerlo y Justo se precipitó llegando a un arreglo para convertirse en coach de bateo del equipo de Nueva Segovia.

Ahora, tras dos años fuera de acción, está de regreso. La incertidumbre sobre lo que podría hacer es natural tras un extenso período sin jugar.

Sin embargo, estoy entre quienes creen que a sus 40 años Justo podrá tener éxito. La ampliación de los equipos a 18, ofrece siempre una oportunidad para los veteranos de talento.

Al ritmo que llevaba, Justo Rivas sería ya un bateador de 200 cuadrangulares, pero en cambio le faltan 31. Tiene 169 hasta este momento.

Ernesto López (319), Próspero González (260), Ariel Delgado (225) y Ramón Padilla (213) son los únicos artilleros locales miembros del club de los 200 tablazos.

Justo aún tiene adelante también a Norman Cardoze y Nemesio Porras (ambos con 183), pero todos sus jonrones son estrictamente con bate de madera.

De todos estos artilleros, solo Ernesto (16.94) y Padilla (20.13) una tienen mejor frecuencia jonronera por cada turno al bate que Rivas (21.18).

Pero además, Justo era un jugador completo. Durante un período, impresionó con la potencia de su brazo y se desplazaba a estimable velocidad sobre las bases.

Probablemente ahora su rol será el de bateador designado y los jonrones quizá no sean la prioridad cuando lo que trata es de ajustarse.

Sin embargo, en el actual contexto, creo que a Justo le irá bien. Tanto talento no se esfuma de un día para otro. Siempre algo queda.

El regreso de Justo Rivas al beisbol, debe ser una de las grandes intrigas del próximo torneo Pomares, cuyo inicio en el 31 de enero.

Edgard Rodríguez en Twitter: @EdgardR

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: