FMI: Economía mundial crecerá 3.3 % en el 2020. Así se desempeñarán los principales socios de Nicaragua

Un mínimo de descarrilamiento de las economías "amigas" de Nicaragua forzarían al terreno negativo el 0.5 por ciento  de recuperación que proyecta el Gobierno de Daniel Ortega este año. Estas son las previsiones a tomar en cuenta sobre el desempeño previsto para los socios de Nicaragua.

La economía mundial crecerá menos de lo esperado. El Fondo Monetario Internacional (FMI) divulgó este lunes una actualización de las proyecciones económicas, en la que señaló que el Producto Interno Bruto (PIB) mundial repuntará 3.3 por ciento en el 2020 y 3.4 por ciento en el 2021, una revisión a la baja (0.1 puntos y 0.2 puntos, respectivamente) con relación a las previsiones de octubre del año pasado.

Pese al recorte en las proyecciones mundiales, la economía global mostrará un desempeño mucho mejor que en el 2019, cuando habría crecido 2.9  por ciento, lo que representa una alivio para el Gobierno de Nicaragua, que ancló, en parte,  sus números económicos positivos para 2020 al engranaje favorable de sus principales socios internacionales.

Un mínimo de descarrilamiento de las economías «amigas» de Nicaragua forzarían al terreno negativo el 0.5 por ciento  de recuperación que proyecta el Gobierno de Daniel Ortega este año, aunque el propio Fondo Monetario Internacional ni ningún multilateral avizoran esa salida de dos años consecutivos de recesión. Por el contrario, el FMI espera que la economía nicaragüense se contraiga 1.2 por ciento, según su estimación en noviembre pasado.

Lea además: Así anda la economía de Nicaragua, según las cuentas de Ovidio Reyes, presidente del BCN

Cabe aclarar que del  recorte que el FMI aplicó en las proyecciones de crecimiento económico mundial,  América Latina no fue la excepción. Ahora situó  la tasa de expansión en 1.6 por ciento en el 2020 frente al 0.1 por ciento en el 2019.  Para el 2021 se esperaría que el crecimiento se acelere al 2.3 por ciento comparado con este año.

En la revisión a la baja de las previsiones del hemisferio (0.2 y 0.1 puntos porcentuales menos que lo señalado respectivamente en octubre pasado), pesa una rebaja de «las perspectivas de crecimiento de México en 2020 y 2021, entre otras razones por la continua debilidad de la inversión, y a una importante revisión a la baja del pronóstico de
crecimiento para Chile, que se ha visto afectado por la tensión social».

Lea también: Banco Central de Nicaragua esconde las cifras del desastre económico

En América Latina, Brasil figura entre las pocas economías cuyas revisiones significaron añadir más decimales a sus perspectivas económicas en el  2020,  «gracias a una mejora de la actitud tras la aprobación de la reforma de las pensiones y la disipación de las perturbaciones de la oferta en el sector minero».

A Estados Unidos, con fuertes vínculos económicos y comerciales con América Latina y Nicaragua, el Fondo Monetario Internacional prevé que modere este año su crecimiento respecto al 2019, cuando habría repuntado 2.3 por ciento. Se prevé  una tasa de 2 por ciento en 2020 y para el 2021 un repunte de 1.7 por ciento. «La moderación obedece a un retorno a una orientación fiscal neutral y el impulso cada vez menor derivado del relajamiento de las condiciones financieras», señala el reporte.

Los mercados mundiales se han visto relajados especialmente por las negociaciones comerciales entre Estados Unidos y China, que han disipado los temores de una agresiva guerra comercial que amenazaba con descarrilar el crecimiento. Además el contexto internacional se ha visto favorecido por un posible brexit amistoso entre Reino Unido y la Unión Europea.

De hecho para la zona euro, el FMI  prevé un crecimiento 1.3 por ciento en el 2020 frente al 1.2 por ciento en el 2019. En el 2021 la expansión se situaría en 1.4 por ciento.  «Las mejoras proyectadas de la demanda externa facilitan el afianzamiento previsto del crecimiento», señala el organismo.

Lea además: Empleo, salarios, inversión…Qué deben esperar los nicaragüenses en el 2020, tras dos años de recesión económica

Aunque las nuevas proyecciones para la zona euro sufrieron una ligera reducción con respecto a las de octubre pasado, a Francia e Italia no variaron, pero sí a la baja la de Alemania, donde la actividad manufacturera aún estaba en terreno contractivo a finales de 2019, y para España, debido a las secuelas de una desaceleración más marcada de lo previsto de la demanda interna y de las exportaciones en 2019.

El FMI  mantiene que Reino Unido crezca 1.4 por ciento en el 2020 y luego suba a 1.5  por ciento en el 2021. Pero advierte: «El pronóstico de crecimiento supone una salida ordena de la Unión Europea el 31 de enero, seguida de una transición gradual hacia una nueva relación económica».

Reino Unido, previo a su salida de la UE, ya negoció y firmó un acuerdo comercial con Nicaragua, por lo que se esperaría que no hayan significativos trastornos tras la consolidación del brexit a finales de este mes.

Para Japón, un importante cooperante para Nicaragua, el Fondo espera que su PIB crezca 0.7 por ciento este año frente al  1 por ciento en el 2019. Esto significa una mejora de las proyecciones en octubre pasado, «producto de un saludable consumo privado, respaldado en parte por las medidas de contrapeso que el gobierno adoptó en octubre, al mismo tiempo del aumento de la tasa del impuesto al consumo, el fortalecimiento del gasto de
capital y las históricas revisiones de las cuentas nacionales».

Y  si bien China no tiene fuertes vínculos económicos con Nicaragua, lo cierto es que su desempeño importa, tomando en cuenta el potencial de incidencia que su economía tiene en el comportamiento de los socios nicaragüenses. Para el gigante asiático, se prevé que su crecimiento se desacelere a 6 por ciento frente al 6.1 por ciento en el 2019.  En el 2021 el enfriamiento alcanzaría el 5.8 por ciento del PIB.

«El repliegue parcial de aranceles previos y la pausa en la aplicación de otras subidas arancelarias, que se prevén como parte de la «primera fase» del acuerdo comercial con Estados Unidos, probablemente aliviarán la
debilidad cíclica a corto plazo, y el resultado será una mejora de 0.2 puntos porcentuales en el pronóstico de crecimiento de China con respecto al del informe WEO de octubre», indica el FMI.

Lea también: Ministerio de Hacienda: Economía caerá este año 2% y el próximo año retornará al crecimiento

Pese a la dosis de relajamiento que el  preacuerdo comercial entre China y Estados Unidos ha  inyectado al comercio mundial, el Fondo señala que  las controversias no resueltas en torno a las relaciones económicas entre ambas economías, así como el necesario fortalecimiento de las regulaciones financieras internas, seguirán entorpeciendo la actividad.

Riesgos mundiales

Y aunque las proyecciones económicas para las regiones socias de Nicaragua parecen favorables, lo cierto es que el FMI admite que hay múltiples riesgos que ciernen sobre el crecimiento de esas economías que deben ser tomadas en cuenta. Las principales cinco amenazas son:

1. Las crecientes tensiones geopolíticas entre Estados Unidos e Irán, podrían perturbar la oferta mundial de petróleo, perjudicar la actitud y debilitar la ya titubeante inversión empresarial.

2. La agudización del malestar social en muchos países —debido en algunos casos al deterioro de la confianza en las instituciones tradicionales y la falta de representación en las estructuras de gobierno— podría trastornar la actividad, complicar las iniciativas de reforma y hacer mella en la actitud, lo cual haría
disminuir el crecimiento por debajo de lo proyectado actualmente.

3. El aumento de las barreras arancelarias entre Estados Unidos y sus socios comerciales, en particular China, ha perjudicado la actitud empresarial y ha agravado las desaceleraciones cíclicas y estructurales que han estado ocurriendo en muchas economías a lo largo del último año.  Esto podría dar paso a la aplicación de medidas proteccionistas, lo que perjudicaría el desempeño mundial.

4. También supone un riesgo un deterioro de las relaciones económicas entre Estados Unidos y socios comerciales, además de China. El FMI mira con especial preocupación las fracciones de EE.UU. con la Unión Europea, lo que podría estropear el giro positivo que están empezando a dar la manufactura y el
comercio mundiales, con lo cual el crecimiento mundial se situaría por debajo del nivel de base.

5. Igualmente inquieta los desastres meteorológicos, como tormentas tropicales, inundaciones,
olas de calor, sequías e incendios forestales, lo que han puesto «graves costos humanitarios y pérdidas de los medios de subsistencia en diversas regiones en los últimos años».

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: