Padre de niño desaparecido en Acoyapa lo golpeó en la cabeza y lo abandonó creyendo que lo había asesinado

El niño pasó seis días en el lugar hasta que fue encontrado el viernes 17 de enero por la Policía

Juan José Maltés Aragón, padre del niño Kendrid Jadierd Escobar. LA PRENSA/Cortesía

Juan José Maltés Aragón, de 26 años, golpeó en la cabeza con una piedra a su hijo Kendrid Jadierd Escobar y lo dejó abandonado creyendo que estaba muerto. El niño pasó seis días en el lugar hasta que fue encontrado el viernes 17 de enero por la Policía.

Según la versión policial, Maltés confesó haber llevado al menor al kilómetro 170, carretera a Santo Tomás, Chontales, en el sector conocido como Tierra Blanca, el 11 de enero, día en que la familia materna del niño lo reportó como desaparecido.

Kendrid fue encontrado deshidratado y con golpes en el cuerpo, por lo que fue trasladado al Hospital Escuela Asunción de la ciudad de Chontales y posteriormente remitido al Hospital Manuel de Jesús Rivera «La Mascota», en Managua, donde permanece internado en compañía de su mamá Kenia Janieth Escobar Oporta.

“Nunca lo esperamos, ni yo misma lo entiendo”, dijo Escobar vía telefónica. Agregó además que Maltés jamás había manifestado odio hacia su hijo y que la relación entre ellos era excelente. “Al niño le gustaba salir con su papá, lo que pasó no lo entendemos”, repitió.

Por su lado, Delia del Socorro Oporta, abuela materna del menor, dijo que a pesar del golpe que este recibió en la cabeza se sigue recuperando. Oporta también se mostró sorprendida por el salvaje hecho. “Nunca esperé eso de él, desconozco las razones que lo llevaron a hacerlo, entre ellos (la pareja) solo era el vínculo del niño, nunca se nos pasó por la mente eso que hizo”, expresó. El hombre había solicitado a su mamá autorización para verlo y sacarlo a pasear al menos una vez a la semana.

Puede interesarle: Niño desaparecido en Acoyapa, Chontales, apareció con golpes y deshidratado

Maltés se encuentra detenido en la Dirección de Auxilio Judicial en Managua y es señalado de los delitos de secuestro y parricidio en grado de frustración.

El hecho ocurrió cuando el hombre llegó a recoger al niño a la casa de la mamá y lo llevó al parque. Según el hombre, él dejó a su hijo en el parque, frente al negocio de su abuela materna a pocas cuadras de la vivienda.

Como parte de las investigaciones, la Policía encontró en el lugar donde quedó abandonado el niño: un pantalón, una faja y un par de zapatos de la víctima. Asimismo el peritaje biológico realizado reveló coincidencia de muestras de sangre del niño con la recolectada en la escena del hecho.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: